www.diariocritico.com

Soraya Sáenz de Santamaría

El ex ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, ha salido a dar la puntilla al gobierno saliente de Mariano Rajoy sólo unos días después de que triunfara la moción de censura del socialista Pedro Sánchez.

El president de la Generalitat, Quim Torra, ha presentado este viernes una querella contra el hasta hoy presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría por el presunto delito de "prevaricación por omisión" al bloquear la publicación del Govern nombrado inicialmente, en el que se había designado a políticos presos y huidos. Torra, cuyos nuevos consellers tomarán posesión del cargo este sábado, se vio obligado a cambiar a varios miembros de su Govern por la negativa de Moncloa.

La imagen del distanciamiento recogida en las fotografías de los actos conmemorativos del 2 de mayo entre la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha puesto de relieve la 'guerra' interna por el poder que mantienen ambas dirigentes populares. Un asunto que este domingo copa todas las portadas dando un repaso a toda una década de vetos y tiranteces.

El ex president de Cataluña, Carles Puigdemont ha decidido dar un paso atrás y renunciar a su investidura ante las dificultades para sellar un acuerdo con ERC, aunque el Gobierno se ha querido atribuir el 'mérito' de haber conseguido su retirada por la aplicación del 155. En un vídeo difundido a través de las redes sociales, Puigdemont aseguró que la suya es una renuncia "provisional" pero propuso como candidato al encarcelado Jordi Sànchez. "Ahora Madrid no tendrá ninguna excusa para continuar con la ocupación de nuestras instituciones", manifestó el ex president. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría atribuyó la decisión de Puigdemont a "la firmeza y la determinación del Gobierno que desde el primer momento tuvo muy claro que no podía someterse a la investidura".

> José Luis Gómez

La campaña de desprestigio contra Feijóo y Cifuentes da pie a un relato en positivo de Soraya Sáenz de Santamaría, aparentemente autocrítico. Otras aspirantes, como Cospedal o Ana Pastor, asumen su papel secundario, si bien la presidenta del Congreso es muy respetada.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría ha criticado que el ex president catalán, Carles Puigdemont se haya "instalado en el circo", entre otras cosas por haber besado la bandera de España tras ser increpado en un vídeo que se ha convertido en viral. "Con tal de salir en la 'tele' es capaz de abrazar banderas que en otros foros rechaza", ha censurado. Además de criticar la falta de voluntad de diálogo por parte de los partidos independentistas, la 'número 2' del Ejecutivo ha vuelto a defender la gestión en Cataluña y la aplicación del artículo 155.