www.diariocritico.com

Soraya Sáenz de Santamaría

La propuesta del ex ministro de Administraciones Públicas y asesor económico del PSOE, Jordi Sevilla, para permitir gobernar a quien obtenga mayor respaldo en número de escaños ha sido interpretada como una mala 'jugada' para la dirección del cabeza de lista socialista, Pedro Sánchez, y ni siquiera ha conseguido despertar el interés de pesos pesados del PP como Alberto Núñez Feijóo o Andrea Levy que han criticado la medida 'abstencionista'. No obstante, la vicepresidenta del gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha salido en su defensa argumentando que es "atinada" y "sensata".

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, y el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, han escenificado el 'deshielo' entre ambas administraciones este jueves en el Palacio de la Moncloa. El encuentro se produce una semana después de la cita que mantuvieron Mariano Rajoy y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y tras el acuerdo de evitar al Constitucional en varias leyes.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Satamaría, ha asegurado este jueves que Mariano Rajoy va a seguir en política "como presidente" y ha añadido que ella estará "siempre ahí" para ayudarle en todo lo que necesite. Además, ha señalado que la celebración de unas nuevas elecciones "es una posibilidad".

> Suben las apuestas por Soraya Sáenz de Santamaría ante los previsibles fracasos del presidente y Sánchez
> También circuló el nombre de José Bono como un candidato de consenso para frenar a Podemos

El partido ha comenzado, aunque los jugadores lleven mucho tiempo 'calentando' en la banda. En la estrategia de las negociaciones para formar Gobierno, el balón está en poder de Mariano Rajoy que, hoy por hoy, está empeñado en presentarse a la investidura pese a que casi cada día sus adversarios le repiten que no lo conseguirá. Pedro Sánchez está ansioso por robarle la pelota, aunque también parece que la perderá acosado por la defensa numantina de Pablo Iglesias aunque cuente con la aparente ayuda de Albert Rivera. Habrá, pues, que repetir el partido... salvo que el PP se saque de la manga la baza de Soraya Sáenz de Santamaría para, en el último minuto, como en Cataluña, se alcance algún tipo de pacto. Es la "segunda ronda" de las negociaciones, dos palabras mágicas para quienes apuestan por una gran coalición o algo lo más parecido posible. Todo con tal de frenar a Podemos.


El exsecretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, han comenzado ya a calentar el debate que esta noche protagonizarán Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Rubalcaba ha rememorado el ‘cara a cara’ que mantuvo con el presidente del Gobierno hace 4 años, mientras la número dos de la lista del PP por Madrid ha menospreciado la gestión socialista.

José María Aznar ha lanzado un mensaje demasiado directo a la política económica del Gobierno de Mariano Rajoy como para no responderle -que para eso es viernes- desde la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La 'vice' Soraya Sánez de Santamaría ha sido la encargada de torear la enésima andanada del ex presidente del Gobierno. Coincidencia absoluta, por supuesto, pero puntualizando que no hay "ajustes adicionales" a la vista ni nadie se ha "relajado" en el cumplimiento de la deuda: la prioridad es el crecimiento y el empleo.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha apuntado que la eliminación de las diputaciones puede ser "un paso" hacia que la provincia deje de ser la circunscripción electoral y que es lo que quizá subyace en el pacto entre el PSOE y Ciudadanos, que suprime esta institución centenaria.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha emplazado este viernes al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a pronunciarse sobre la oferta de Ejecutivo de coalición que le ha hecho el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y ha añadido que lo que tenga que decir el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, se lo dirá al Rey. El tercer agente involucarado es Alberto Garzón, que ha dicho estar de acuerdo con Iglesias en que "tiene que haber cambio" pero siempre con el "programa por delante" y se uniría al pacto de gobierno PSOE-Podemos-IU. Por su parte, el PNV también ha tendido la mano a Sánchez asegurando que no tienen "líneas rojas".

> Santamaría justifica la ausencia de Rajoy: "Somos un equipo amplio con responsabilidades compartidas"

Soraya Sáenz de Santamaría, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias han sido los protagonistas este lunes del primer debate a 4 ya en plena campaña electoral. La frase más repetida de la noche ha sido "por alusiones", debido a las muchas críticas cruzadas que ha habido entre los candidatos. Ninguno ha querido desvelar sus cartas para el escenario que se abrirá tras el 20-D, pero como novedad, Rivera ha hablado de la posibilidad de un gobierno "de apertura" con miembros de otros partidos. Los representantes de las cuatro principales fuerzas políticas han coincidido en un plan de mínimos para combatir la violencia de género y han discrepado en básicamente todo lo demás: economía, pensiones, corrupción, terrorismo, Cataluña o educación.