www.diariocritico.com

VTC

En Madrid, las licencias de VTC han superado ya las 6.400 mientras que las de taxi -15.573- siguen inamovibles desde hace décadas. Esto provoca que ya circulen un coche de Cabify o Uber por cada dos de su competencia. Además, el fin de semana la situación empeora: la obligatoriedad de descansar de los taxistas se traduce en una ratio de 1/1. El Ayuntamiento, por su parte, ultima la ordenanza para intentar cumplir con lo establecido por el Tribunal Supremo y la Comunidad sigue decidida a no regular el sector.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido rechaza por completo el documento con las propuestas que los taxistas le han enviado porque, dice, "lo único que pretende es eliminar la competencia". El presidente es contundente: no aceptará la precontración temporal -ni de 60 minutos ni ninguna otra- ni la limitación de 5 kilómetros que exigen los huelguistas. Se desentiende del conflicto: "Ahora le toca a Ábalos dar la cara".

> En Barcelona, el sector se ha reunido para tomar una decisión sobre la continuidad de la huelga
> La jornada de protestas en Ifema se ha saldado con un taxista detenido y 11 heridos

Los taxistas madrileños han acordado en asamblea mantener la huelga indefinida, mientras que en Barcelona impera la división sobre su continuidad. Después de haber colapsado Ifema, bloqueando la mayoría de accesos en la inauguración de Fitur, el sector ha decidido mantener su posición mientras redacta las peticiones que remitirá a la Comunidad de Madrid en relación con la regulación de las licencias VTC.

La Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM), junto a otras tres asociaciones del sector, ha anunciado que celebrará un referéndum para decidir si llevar a cabo un nuevo paro indefinido como hicieron el pasado mes de julio, tras la falta de respuesta por parte de la Comunidad de Madrid para regular la actividad de las VTC.
  • 1

El Ayuntamiento de Madrid ya trabaja en una ordenanza para la regulación de las licencias VTC que, a expensas de las competencias que pueda trasladarle la Comunidad, ya prevé la reducción de estos coches un 25 por ciento de lunes a viernes al aplicarles los mismos baremos de descanso con los que cuenta el taxi.

La protesta de los taxistas madrileños se ha instalado esta tarde en la Puerta del Sol, tras haber amanecido en el Paseo de la Castellana y haber pasado por la sede del PP en la calle Génova. Entre gritos de "Garrido dimisión", "somos taxistas, no terroristas", cerca de 3.000 personas se concentran frente al Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, al que exigen que se regulen las licencias VTC.

En plena huelga del sector del taxi en Madrid y Barcelona, la compañía Cabify plantea ofrecer su plataforma a los taxistas españoles para la contratación de sus servicios. Según defienden, esta opción es una realidad en América Latina, donde se integró Easy en Cabify, y la experiencia ha sido "positiva". "Los viajes de taxi operados conjuntamente en estas dos aplicaciones representan más del 50% del total de la compañía", aseguran desde la compañía de vehículos con licencia VTC.

Nuevas movilizaciones del sector del taxi que volverá a salir este miércoles a la calle para manifestarse en la Comunidad de Madrid para exigir que se garantice que se cumpla la exigencia legal de que exista una licencia VTC por cada 30 taxis, proporción que en la actualidad está muy lejos de cumplirse.

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto que deja en manos de las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos la concesión y regulación de licencias VTC, como solución al conflicto con el sector del taxi. A juicio del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, "el conflicto afecta a las grandes ciudades, especialmente Madrid y Barcelona, ya que hay regiones donde hay ningún problema porque la presencia de VTC es testimonial e irrelevante". Por ello, considera necesario que sean las Comunidades Autonómas y los Ayuntamientos quienes "regulen las licencias".