www.diariocritico.com

VTC

La protesta de los taxistas madrileños se ha instalado esta tarde en la Puerta del Sol, tras haber amanecido en el Paseo de la Castellana y haber pasado por la sede del PP en la calle Génova. Entre gritos de "Garrido dimisión", "somos taxistas, no terroristas", cerca de 3.000 personas se concentran frente al Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, al que exigen que se regulen las licencias VTC.

La Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM), junto a otras tres asociaciones del sector, ha anunciado que celebrará un referéndum para decidir si llevar a cabo un nuevo paro indefinido como hicieron el pasado mes de julio, tras la falta de respuesta por parte de la Comunidad de Madrid para regular la actividad de las VTC.

> Exgien al Gobierno que se cumpla el ratio de 1 licencia VTC por cada 30 de taxis

La huelga de taxistas que paralizó durante el fin de semana Barcelona y Madrid ha logrado extender las reivindicaciones del sector a todo el país, y es que las principales ciudades notan en pleno periodo estival los efectos de los paros. Reclaman que "se cumpla la ley" y se limiten las licencias VTC (alquiler de vehículos con conductor) y por el momento han anunciado que mantendrán los paros ante la insuficiente propuesta del ministerio de Fomento. El secretario de Infraestructuras, Pedro Saura ha ofrecido la transferencia de las competencias en materia de concesión de licencias a las comunidades autónomas, pero los taxistas exigen la garantía de que se fije el modelo de licencia aprobado por el Ayuntamiento de Barcelona.

El Tribunal Supremo avala la imposición de límites a la actividad de las VTC "para asegurar el mantenimiento del sector del taxi", por lo que ha decidido fijar el de 1 licencia VTC por cada 30 taxis, así como la exigencia a las empresas de arrendamiento de vehículos con conductor de que desarrollen el 80% de sus servicios en el ámbito de la comunidad autónoma donde esté domiciliada su autorización. Por el contrario, el tribunal da la razón a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), y a las plataformas Uber y Unauto, en el requisito impuesto a las empresas de VTC de que dispongan al menos de una flota de siete vehículos dedicados a dicha actividad.

En Madrid, las licencias de VTC han superado ya las 6.400 mientras que las de taxi -15.573- siguen inamovibles desde hace décadas. Esto provoca que ya circulen un coche de Cabify o Uber por cada dos de su competencia. Además, el fin de semana la situación empeora: la obligatoriedad de descansar de los taxistas se traduce en una ratio de 1/1. El Ayuntamiento, por su parte, ultima la ordenanza para intentar cumplir con lo establecido por el Tribunal Supremo y la Comunidad sigue decidida a no regular el sector.

> En Barcelona, el sector se ha reunido para tomar una decisión sobre la continuidad de la huelga
> La jornada de protestas en Ifema se ha saldado con un taxista detenido y 11 heridos

Los taxistas madrileños han acordado en asamblea mantener la huelga indefinida, mientras que en Barcelona impera la división sobre su continuidad. Después de haber colapsado Ifema, bloqueando la mayoría de accesos en la inauguración de Fitur, el sector ha decidido mantener su posición mientras redacta las peticiones que remitirá a la Comunidad de Madrid en relación con la regulación de las licencias VTC.

Nuevas movilizaciones del sector del taxi que volverá a salir este miércoles a la calle para manifestarse en la Comunidad de Madrid para exigir que se garantice que se cumpla la exigencia legal de que exista una licencia VTC por cada 30 taxis, proporción que en la actualidad está muy lejos de cumplirse.

El Gobierno ha accedido a regular algunas de las demandas del sector del taxi después de la histórica sentencia del Tribunal de Estrasburgo contra Uber y a pesar de que el propio ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, saliera en su defensa. Con las nuevas medidas aprobadas se tratará de reducir la especulación con las licencias VTC.