www.diariocritico.com
     

Ocio > Toros

Repite éxito de dos orejas como el 2 de mayo

Madrid tiene un torero. Este titular puede parecer de lo más aventurado y excesivamente optimista. Lo es. Pero de ilusión también vive el hombre. Y es que tras presenciar hoy la tarde de Alberto López Simón en Las Ventas, los aficionados madrileños nos merecemos soñar.

Martín Escudero y Joaquín Galdós, conmocionados 

La tragedia sobrevoló este lunes el coso venteño. Dos tremebundas volteretas de Martín Escudero y Joaquín Galdós, que los dejaron inconscientes sobre la arena, obligaron a su compañero Francisco José Espada a matar en solitario un encierro complicado. El coletudo, solvente y con valor, cortó una oreja y superó la prueba con nota alta aunque no abriera la Puerta Grande como era su ilusión.

Vuelta al ruedo del sevillano y petardo del Puerto

Hace tiempo que la tauromaquia posmoderna ha puesto de moda un nuevo tipo de festejo taurino, sí. La corrida dialogada... por las conversaciones, y no de toros, de los aficionados ante el aburrimiento que desprende lo que acontece en el ruedo, casi siempre por el descaste de los bureles y también por los desafueros de los coletudos. Como este martes en que un pésimo encierro de Puerto de San Lorenzo se remendó con el sobrero de Pereda, que permitió algunos apuntes, tampoco muchos, no crean,tampoco, a Daniel Luque.

Vuelta al ruedo del sevillano y petardo del Puerto

Era el cartel más rematado del abono, en cuanto a la terna, claro, ideal para los del cavel, que fueron felices con la gran faena de Castella, que le valió un doble y excesivo trofeo al tercero, un animal noblote y encastado, sí, pero manso, también. Pero que el usía premió con una todavía más excesiva vuelta al ruedo. Del resto, poco que contar con Juli y Morante tan vulgares como los toros de la ganadería que habían escogido.

Encastado encierro de Juan Pedro, oreja para Luque y vuelta para Talavante

Toros y toreros en conjunción astral para grandeza de la Fiesta que, en tardes como la de este viernes, alcanza altos niveles de un espectáculo pasional que cala en el graderío y estremece las fibras sensibles de sus ocupantes. Gracias a 3 toros de Juan Pedro y el sobrero de Parladé, y a Talavante y Luque. Gracias.

San Isidro 2015

Sebastián Ritter ante su primero, que embiste con la cara por las nubes
Sebastián Ritter ante su primero, que embiste con la cara por las nubes

Bellos por fuera, podridos por dentro: otro fracaso de los 'pabloromero', sin opciones para la terna

Silenciados Gallo, Ritter y Cerro

Esta es la crónica de un fracaso anunciado. No venía en los programas, pero casi. De ahí que la cátedra registrase una flojísima entrada. De ahí que el balance estadístico de la modesta terna que disfrutó de una falsa oportunidd sea el sumatorio de seis silencios, seis. Todo merced a un nuevo fracaso -y van...- de la otrora encastada ganadería de Pablo Romero, hoy Partido de Resina, cuyos productos -no se les puede llamar toros- nada tienen que ver con el 'bos taurus primigenius'.Auténticos borricos en su comportamiento.

Encierro descastado y sin opciones tampoco para Encabo y Aguilar

Tampoco la respetada divisa de Cuadri,que tan buenos toros ha enseñoreado en Las Ventas, salvó a lo que va de semana torista con los vulgares de Ibán y el petardazo de los pabloromero. Serios y cuajados sus bureles pero descastados y complicados en general no permitieron otra cosa que intentos vanos de lucimiento de la terna. Aunque Robleño, con enorme profesionalidad y tragaderas, destacó sobre Encabo y Aguilar.

Mal encierro y vulgaridad de los espadas

Mal encierro y vulgaridad de los espadas

Corrida de expectación, corrida de decepción. El tópico volvió a cumplirse en el tradicional festejo de Beneficencia, con un encierro manso y sin casta de Victoriano del Río, que eligieron dos figuras como El Juli y Perera para triunfar y lo que consiguieron fue pegar uno de los fracasos más rotundos y serios de los últimos años, siendo despedidos con pitos. Corrida de expectación, corrida de decepción.

Silencio para Castella en un encierro chico y sin casta

Un Diego Urdiales pletórico y torerísimo iluminó otra tarde de decepcionantes bureles toristas, en este caso de Adolfo Martín, aunque la oreja la cortó un Manuel Escribano que impresionó con el valor en el último. Mientras que Castella cumplió.

Del silencio a los pitos finales

Malos toros y peor torero

La gesta de El Cid acabó mal, muy mal. Y en el fracaso le acompañó Victorino Martín con un encierro descastado y vulgar, como el toreo del matador, incapaz de campear ni valor. Manuel Jesús se fue en derrota total sin una ovación, salvo la del inicio y la del brindis del segundo toro.
0,531005859375