www.diariocritico.com

Todo depende de Rubalcaba como ministro del Interior

Zapatero da a entender que no evitará por la fuerza las concentraciones en la jornada de reflexión

Zapatero da a entender que no evitará por la fuerza las concentraciones en la jornada de reflexión

El presidente se limita a decir que el Ministerio de Justicia "estudia" la prohibición de la Junta Electoral
El 'papelón' es para Interior, que tendría que actuar para evitar manifestaciones el sábado y el domingo

El presidente Zapatero aseguró este viernes en una entrevista en la Cadena SER, que el Gobierno y el Ministerio de Justicia "están estudiando" la resolución de ayer de la Junta Electoral Central que prohíbe la manifestación de los concentrados en Sol y en otras partes del país en la jornada de reflexión y el día de las votaciones.
   Zapatero explicó que el Gobierno y el Ministerio de Justicia "están estudiando" la citada resolución. "Vamos a ver su alcance y vamos a esperar a ver qué sucede mañana", aseguró Zapatero, en relación a las concentraciones o manifestaciones que se puedan producir mañana sábado o el domingo. Pero no quiso "adelantar acontecimientos", aunque sí aseguró que el Ministerio del Interior actuará con "correctamente y con inteligencia".    Al ser preguntado qué ocurrirá si mañana se producen de nuevo esas concentraciones, cuál será el papel del Ministerio que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba, Zapatero no quiso dar mas detalles y se limitó a precisar que Interior actuará de tal manera que "garantice todos los derechos y que se respete lo que es una jornada de reflexión".   Zapatero afirmó, no obstante, que él tiene "respeto" y "comprensión" por los que se están manifestando, dijo que hay que tener "sensibilidad" por el impacto que ha tenido la crisis en los jóvenes y en sus expectativas y destacó, en favor de los concentrados, que los están haciendo "de manera pacífica". "Eso es importante", apostilló.    En este sentido, aseguró que su obligación es "escuchar, ser sensible e intentar dar las respuestas desde el Gobierno". No obstante, quiso dejar claro que "las cosas cambian con el voto y la participación política". En manos de Rubalcaba Ya está montado el lío. La recta final de las elecciones no estará marcada ni por el mitin de Zapatero, ni el de Rajoy ni por las encuestas que apuntan a una victoria masiva del PP y una debacle del PSOE. No. Este último tramo de la campaña está protagonizado por la prohibición de la Junta Electoral para que se celebren más concentraciones ciudadanas contra el sistema político durante la jornada de reflexión del sábado y el día de las votaciones, el domingo. Y Rubalcaba tiene en su mano la decisión. Ahí está el tema: después de tantas especulaciones -más bien acusaciones infundadas- sobre que Alfredo Pérez Rubalcaba estaba detrás de las 'revueltas' ciudadanas contra la clase política y el sistema de democracia indirecta que rigen nuestro país, ahora el vicepresidente y ministro del Interior se convierte, de forma involuntaria e inesperada, en el gran protagonista del último tramo de la campaña y del fin de semana electoral. De él dependerá ahora la actuación de las fuerzas del orden nacionales de cara a las concentraciones ciudadanas, que continuarán de aquí al domingo sin interrupción. La polémica decisión de la Junta Electoral contradice el pronunciamiento que horas antes hacía público el Tribunal Constitucional, la institución más alta de nuestra Justicia. El Alto Tribunal establecía que si no perturban el voto, estos 'indignados' pueden ejercer libremente sus derechos a la reunión, opinión y expresión.   Y mientras el fallo se tomaba como una pequeña victoria moral y anímica, la madrugada de este viernes, cierre de campaña, comenzaba con una mala noticia para el colectivo que protesta y acampa en Sol y otras plazas del país: la Junta Electoral vetaba las concentraciones programadas para este sábado y este domingo porque las considera contrarias a la legislación electoral. Por eso, ahora, todo está en manos del Gobierno central socialista, y más en concreto del ministro del Interior, Rubalcaba, quien ya permitió el miércoles la masiva concentración en Sol pese a la prohibición de la Junta. Esa reacción se vio desde sectores de la derecha como el beneplácito que Rubalcaba daba a estos colectivos, e insinuaban que así evidenciaba que compartía sus fines y que buscaba unas consecuencias negativas para el PP en las urnas. Vamos, que persigue un vuelco electoral como en las generales de 2004, elecciones en las que también se señaló a Rubalcaba como instigador de las protestas que no respetaron la jornada de reflexión d por entonces. - Lea también: Editorial: Un momento grave: ahora estamos en manos de Rubalcaba La Junta Electoral declara ilegales las concentraciones del sábado y el domingo El Tribunal Constitucional avalaba el derecho a manifestarse Im-presentables: Cesar Vidal asegura que 'Democracia real ya' es ETA | Otra imagen para la vergüenza Cayo Lara, en nuestro chat: "Uno de mis hijos está acampado en la Puerta del Sol" Los manifestantes pasaron la noche en Sol a pesar de la lluvia 'Democracia Real, ya' 'prende' a nivel mundial gracias a Twitter GALERÍA: La batalla campal continúa en Sol GALERÍA: Batalla campal en Sol | Manifiesto  Im-presentable: Los revienta-manifas pacíficas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios