www.diariocritico.com
El asno de Buridán y los burros de la política

El asno de Buridán y los burros de la política

Según Aristóteles, un perro que hubiere de decidir entre dos raciones de comida idénticas no tomaría decisión alguna. De manera similar, los detractores de Jean Buridán idearon la paradoja del asno que ante dos cubos de avena o de agua moriría de inanición o de sed por incapacidad de decidir entre uno y otro cubo.     Salvando las distancias, ante las elecciones del 20 N no sé si soy un perro aristotélico o un asno buridiano. Ante las propuestas tan malas, poco estimulantes y nada constructivas de todos los partidos (los 2 grandes, los 700 pequeños y los nacionalistas) creo que voy a morir de dubitativo aguda.   Que la cosa está mal ya no es un secreto para nadie. Que hay que recortar, ahorrar y reducir el gasto tampoco. Claro que cuando los muñidores del desastre CAM se auto blindan con pensiones vitalicias de 350.000 euros, cuando los consejeros de las empresas públicas cobran 120.000 euros/año más gabelas por trabajar 11-mañanas-11 al año, cuando los mini-próceres se hacen retratos de 70.000 euros, se van de sexy-sauna con la tarjeta de crédito del consistorio y se niegan a perder el Audi A-8, uno acaba mirándose al espejo por ver si le están creciendo orejas de acémila: ¿A quién votar, a los malos o a los malos? ¿A los peores o a los peores? ¿A los de otra galaxia o los de la otra galaxia? ¿A Mme. LaFucsia o a Darth Vader? ¿A los animalistas o a los oceanistas?     -- Mire, es que mi problema es la falta de trabajo para mí y la inexistencia de futuro para mis hijos. Es que yo no necesito tantas explicaciones tan minuciosamente diseñadas para que no aclaren nada; me basta con que me digan qué van a hacer para reducir el gasto, qué para activar el consumo y qué, cómo y cuándo para generar empleo como el campo ortigas.      Aparece el trader Doble AA (Alessio Astani) en la BBC y suelta una verdad que muchos conocemos -no es un secreto, basta con leer el FT o el WSJ un par de veces por semana- y todos se le echan encima como si él hubiera sido el causante de la crisis. La ministra Salgado le llama loco, Botín insensato y las redes sociales lo tienen por el mismo Satán. Y Botín es un hombre de sentido común como demostró el otro día cuando se le preguntó qué opinaba sobre la subida de impuestos a los ricos: "no soy partidario", dijo.   ¿A quién votar? Me cuentan en Génova que Rajoy y algún otro están acoquinados ante la que se les viene encima y en Ferraz me dicen que Valenciano ya está buscando plaza para retomar la licenciatura en Políticas que nunca completó. Grecia no va a pagar -en el último año se han fugado 300.000 millones de euros de capital privado griego hacia caimanes, barbados y suizas, por poner otro ejemplo más de la irresponsabilidad helena-  y cuando caiga en crack detrás irá todo el dominó del euro. Ninguno nos dice lo que va a hacer si llega al gobierno y lo lógico sería que los dos mayoritarios se sentaran, firmaran lo que hay que hacer sí o sí, y luego salieran a explicarnos cómo lo implementarían unos y otros. Después podemos dejar a UPayDance que nos describa los fuegos del infierno y a IU que nos cuente sus fairy tales. Gottfried Leibniz estableció el Principio de Razón suficiente y nos enseñó que jamás ocurre algo sin que haya una causa o al menos una razón determinante a priori. Iba a preguntarme cuál es la razón suficiente para que padezcamos una casta dirigente como la nuestra, pero entonces miro nuestro devenir desde La Gloriosa de 1868 -por ser benévolo ya que en realidad habría que remontarse hasta Witiza- y encuentro la respuesta: "semos asín". Entonces es cuando me quedo sin palabras... por ahora.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios