www.diariocritico.com
¿El comienzo del fin?

¿El comienzo del fin?

La confirmación por parte del ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, de que 'Raúl Reyes' (Luis Édgar Devia Silva) fue muerto, junto con otros 16 guerrilleros -entre ellos el cantautor e ideólogo 'Julián Conrado'- en una operación en territorio ecuatoriano, a escasos 1.800 metros de la frontera con Colombia, es una noticia de primerísima importancia, que tendrá efectos de fondo en el mapa de la guerra, la paz y el intercambio humanitario en Colombia.

Las Farc jamás habían sufrido un golpe semejante. "El más duro en toda su historia", lo calificó el Ministro. 'Reyes' es el primer miembro del Secretariado de las Farc que cae víctima de una operación de la Fuerza Pública. Era el número dos de la organización, el principal vocero y el verdadero 'canciller' de la misma, encargado de las redes y contactos internacionales. El mensaje de que ni siquiera sus más altos comandantes se encuentran a salvo tendrá hondos efectos logísticos y sicológicos sobre esa guerrilla, que se ufanaba de la invulnerabilidad de los miembros de su secretariado. Se acentuará, sin duda, la desmoralización del grupo, cuyos combatientes vienen desertando masivamente. Sin hablar del impacto organizativo y estratégico que significa perder a uno de los líderes de sus operaciones en el sur del país, donde estaba refugiado hacía tiempo.

El operativo -adelantado conjuntamente por el Ejército, la Fuerza Aérea y la Policía- es uno de los más significativos éxitos de las Fuerzas Armadas y de la política de seguridad democrática del gobierno Uribe. La combinación de inteligencia humana y técnica que, según las primeras informaciones, permitió ubicar el campamento de 'Reyes' demuestra todo lo que se ha avanzado en este terreno, crítico en una guerra irregular. Todo indica que una adecuada coordinación con el gobierno ecuatoriano permitió adelantar la operación, sin efectos negativos en la relación.

Si bien en una confrontación prolongada cuentan más los esfuerzos de largo aliento y los preparativos militares que no salen en las primeras páginas, la caída de una 'cabeza' como 'Reyes' viene a ser la prueba de que todo ese esfuerzo está arrojando resultados que nunca se habían producido en el enfrentamiento con las Farc.

'Reyes' es el más importante, pero no es el primero: cayó, y fue extraditado, 'Simón Trinidad'; murieron 'Martín Caballero' y el 'Negro Acacio', cuyo campamento fue bombardeado, y hace pocos días fue capturado 'Martín Sombra'. Junto con 'Reyes' cayeron su compañera, 'Liliana Marín' (Olga López), y 'Julián Conrado' (Guillermo Enrique Torres), no por menos conocido menos importante: era el compositor de las Farc, animador e ideólogo de su radio, 'La Voz de la Resistencia'.

Con esto no se acaban, por supuesto, ni las Farc ni el Secretariado. Pero este golpe podría, eventualmente, cambiar muchas cosas. Para comenzar, las pone ante la necesidad de replantear sus cuadros en la cúpula. Y es un aviso para otros jefes: ya no están a salvo en ninguna parte.

La gran pregunta es cuáles serán los efectos de fondo de este revés en las Farc. ¿La muerte de 'Reyes' reforzará a sus sectores más militaristas o será un puntillazo clave para inclinarlas a buscar una salida política y negociada? ¿Las moverá en dirección a liberar unilateralmente a más rehenes o se 'rancharán' ante el golpe sufrido, y el intercambio se congelará por un tiempo?

Preguntas que es difícil responder, por ahora. Pero que, sin duda, se irán aclarando en las próximas semanas y meses. Por lo pronto, una cosa es clara: el Estado ha franqueado un umbral decisivo en el curso de la guerra.

[email protected]

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios