www.diariocritico.com

La culpa es de la vaca

lunes 08 de febrero de 2021, 18:15h

Que la culpa es de la vaca lo sabemos bien por estos pagos. La conocida anécdota de por qué los productos de cuero vacuno españoles no se venden en Alemania es el reflejo de una sociedad hipnotizada por su propia delusión. En la historieta, un consultor investiga el por qué y pregunta a los manufactureros de cuero. La culpa es de los curtidores que nos dan una materia prima mala y cara. Pregunta entonces a los curtidores quienes dicen que la culpa es de los mataderos que no saben despiezar las reses para el aprovechamiento de toda la piel. Pregunta entonces al matadero y allí le dicen que la culpa es de los ganaderos que marcan las reses lo que impide aprovechar la piel y cuando pregunta a los ganaderos estos le dicen que, en realidad, la culpa es de las vacas que se rascan con los alambres de espino para quitarse las garrapatas.

En España, cada partido político es especialista en explicar lo que hacen los otros partidos y ninguno detalla nunca cuál es su plan o su propuesta para gobernar y solo nos lanzan siniestras admoniciones sobre lo que harán los otros partidos. “Si gana el PSOE pactará con ERC”, “Si gana JXCat expulsará a los negros”, “Si gana Ciudadanos se aliará con Vox” etc.

Si un periodista le pregunta al PP qué tiene que decir sobre los casos de corrupción que Bárcenas está exponiendo y las investigaciones judiciales abiertas contra ellos por corruptos, la respuesta es que la culpa es de la vaca: Yo no estaba aquí; eso fue en otra época; ninguno de aquellos malandrines, voto a belcebú, es hoy miembro del PP; lecciones de honradez ni una.

Si un periodista pregunta al PSOE por qué el gobierno permite la perversión del sistema legislativo otorgando a Pablo Iglesias y su grupo un poder por encima de sus posibilidades (Vox tiene casi el doble de diputados, un poner), la respuesta es que la culpa es de la vaca porque tanto Ciudadanos como el PP blablablá cuando tuvieron ocasión y por eso blablablá. Si uno, entonces, le pregunta a Iglesias por qué se comporta de manera tan desleal con Pedro Sánchez, la respuesta es que la culpa es de la vaca porque pacta sunt servanda y cuando se le dice que ellos están boicoteando su propio acuerdo de gobierno, la culpa vuelve a ser de la vaca porque entonces pacta non sunt servanda “y hay cosas que están por encima del pacto de gobierno” (sic).

Ahora habrá elecciones en Cataluña. Da igual lo que pregunten los periodistas y lo que digan las encuestas del ínclito Tezanos, el 15 de febrero la culpa habrá sido de la vaca.

Como es de esperar y suponer, habrá un empate más o menos ajustado en votos y escaños, más votos normales con menos escaños y menos votos anormales con más escaños. (Tómese la voz anormal como fuera de la norma que es lo que significa). Puede que ERC, harta del infantilismo de JXCat que se les hace pis encima cada vez que lo aúpan, decida pactar con el PSC de Salvador Illa y cuando, entonces, JxCat les acuse de “botiflers”, la culpa volverá a ser de la vaca. Y, si como es de esperar, ERC, JxCat, la castaña pilonga de la CUP y el silencio cómplice de los Comunes y corrientes acaban formando gobierno espurio por enésima vez, la culpa volverá a ser de la vaca.

Entretanto, la gente, sea catalana o del resto de España, se muere de Covid porque no hay vacunas ni, ojo al dato, jeringuillas. O se muere de desesperación porque no hay solución gubernativa a los desastres de la pandemia en los sectores, hostelero, construcción y turismo. O se muere de hambre porque si Rajoy y el PP mataron la clase media, Pablo Iglesias y este PSOE podemizado han acabado con la clase trabajadora y ahora somos todos pobres mendicantes a las puertas institucionales que pronto ni tendrán aldaba porque sin ingresos no hay impuestos y sin impuestos no hay cómo comprar votantes todoacién que son los de Podemos. La culpa, de nuevo, volverá a ser de la vaca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios