www.diariocritico.com
El PP considera 'muy deficiente' la gestión de la Radio y la Televisión públicas

El PP considera "muy deficiente" la gestión de la Radio y la Televisión públicas

El Partido Popular de Castilla-La Mancha califica de "muy deficiente" la gestión de los responsables directivos y políticos de la Radio y la Televisión públicas de Castilla-La Mancha (CMM) desde que la directora del Ente, Carmen Amores, fue nombrada en junio de 2015 y, especialmente, la gestión realizada durante el año 2017.

El PP considera que, a pesar del autobombo y el uso torticero de los datos de audiencia de la televisión pública, la gestión llevada a cabo por la directora del Ente público, Amores, como la de los directores de informativos de la Televisión -Jesús Espada- y de la Radio -Ismael Barrios- solo puede calificarse como "nefasta".

En el caso de la Televisión, los representantes del PP en el Consejo de Administración de CMM se han visto obligados a solicitar en el transcurso de las últimas reuniones del Consejo el cese del actual equipo directivo de la cadena pública, "dado el elevadísimo índice de manipulación, sectarismo y partidismo que han alcanzado los informativos de la cadena pública regional".

Una y otra vez, los populares han ido denunciando públicamente el tratamiento informativo de los telediarios de CMM y han enviado registrado varios escritos dirigidos a la directora del Ente poniendo ejemplos de la falta de pluralidad y de rigor con la que se elaboran las noticias de los informativos que dirige Jesús Espada. El PP, a través de varios de sus portavoces, ha advertido del incumplimiento sistemático de la Ley que regula la Televisión pública autonómica en relación a la exigencia de independencia y pluralidad, en concreto el artículo 13 en sus apartados A, B, C, F y G.

Y en relación a los últimos datos ofrecidos por la consultora audiovisual especializada en audiencias de televisión ”Kantar Media” –contratada por CMM- el PP quiere señalar que CMM no ha sido la televisión autonómica que más ha crecido en audiencia, pues en un año ha pasado del 5,6 de cuota en diciembre de 2016 al 5,9 con el que finaliza el año, en diciembre de 2017.

Solo tres décimas de crecimiento frente al de TV3 (del 10,8 al 13, o sea, más de dos puntos), Canal Extremadura (del 4,8 al 6,3 -punto y medio, superando ya a CMM); la Televisión Canaria (del 5,2 al 6,3, es decir, 11 décimas) TPA (la cadena asturiana ha pasado del 4,8 al 5,2, es decir, cuatro décimas) o ETB1 y 2 (que ha crecido del 9,6 al 10,8).

Muy al contrario de lo publicado -que se basa en la media anual y no en el último resultado conocido- CMM continua su tendencia a la baja pues lleva desde el mes de septiembre, -cuando alcanzó el 6,6- bajando mes a mes. La media sube por los buenos resultados de los meses de verano y de febrero y marzo de 2017, pero la audiencia actual es la última registrada, que no llega al 6%, una audiencia inferior a diciembre de 2011, que sí alcanzó el 6 por ciento.

En el caso de la Radio, dirigida por el que fuera alto cargo del Gobierno del PSOE, Ismael Barrios, solo hay que recordar los datos de audiencia del último Estudio General de Medios –que daban unas cifras ridículas de audiencia a la Radio- y que llevaron a los propios sindicatos del Ente a realizar afirmaciones tales como que "hay preocupación por el mal ambiente y la deficiente gestión en la radio pública, que se ve reflejada en los nefastos índices de audiencia; la Dirección no se responsabiliza y cobra por hacer mal su trabajo”, mientras que otro sindicato apelaba directamente al cambio en la dirección: “cuando una cosa no funciona, se cambia, en cualquier empresa del mundo…”

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.