www.diariocritico.com
El Corral de Comedias celebra su cumpleaños con la obra con la que se inauguró: 'La Hidalga del Valle'
Ampliar

El Corral de Comedias celebra su cumpleaños con la obra con la que se inauguró: 'La Hidalga del Valle'

miércoles 24 de mayo de 2017, 11:50h
El 29 de mayo de 1954 se volvía a abrir el que está considerado como el templo del Teatro Clásico en España, el Corral de Comedias de Almagro, tras años de restauración. Después del olvido de siglos el que fue un escenario teatral del Barroco y un lugar donde dramas de capa y espada, de afrentas de honor eran interpretadas, volvía a ver la luz para servir al mundo de la interpretación y el teatro del Siglo de Oro. La Compañía de Teatro Corral de Comedias, compañía residente de tan insigne lugar, quiere conmemorar este aniversario volviendo a poner en escena la obra con la que se volvió a subir el telón, el Auto Sacramental de Calderón de la Barca, 'La Hidalga del Valle'.

'La Hidalga del Valle', que Calderón de la Barca escribió alrededor de 1634, es uno de los Autos Sacramentales más representados, no sólo del dramaturgo del Siglo de Oro, sino del género en su conjunto. Muchas de sus obras dramáticas posteriores, incluso, beben de estas funciones religiosas que estaban pensadas para enseñar al pueblo los conceptos más teológicos de la religión. Calderón de la Barca fue uno de los grandes dramaturgos de Autos Sacramentales y es esta obra, junto a El Gran Teatro del Mundo, las que más fama le dieron en el teatro religioso del Barroco. Gracias a los Autos Sacramentales como este que se estrenó el pasado 4 de abril en la Catedral de Albacete se materializaban y transmitían esa serie de conceptos de difíciles explicación y comprensión para el público de la época.

Esta obra plantea el dogma de la Pureza de María Inmaculada Concepción. Una doctrina que en la época que fue escrita la obra era rebatida con gran fuerza por la reforma luterana y que debía presentarse de forma precisa y convincente a la sociedad de aquellos tiempos. Para ello, Calderón mezcla magistralmente los ingredientes que conforman un Auto Sacramental: figuraciones, materializaciones de sentimientos (la culpa, la gracia, la alegría, el furor); personajes bíblicos (Job, David, la Virgen) y recreaciones (la naturaleza, la gracia, el amor divino) junto a personajes de la época. Todos ellos ubicados en una sencilla trama.

En este texto, la culpa encadenó en el Paraíso a la naturaleza humana. Acompañada por el furor, su sirviente, cobra un impuesto a todos los seres que habitan el mundo. A todos, menos a una hidalga que está exenta de pagar ese tributo a la culpa, ella es la Inmaculada. El Amor Divino y la Gracia, acompañados de la alegría y el placer, harán posible la excepción al pecado original, para propiciar la venida del Redentor.

Con el texto original

La adaptación de La Hidalga del Valle que ha preparado la Compañía Corrales de Comedias está muy centrada en el texto original barroco, manteniendo su estructura en verso y sólo se ha añadido una loa como prólogo introductorio. Una forma moderna de captar la atención del público y de iniciarles en la ceremonia teatral de un Auto Sacramental, tan desconocido por el público actual. Hay que dejar claro que la obra se ha pensado desde un principio para que sea didáctica, amena, con una duración de alrededor de 70 minutos y en un solo acto. Una obra apta para todo tipo de públicos.

“Sorprende que en este siglo pensemos en subir a escena un Auto Sacramental del siglo XVII pero creemos que nos encontramos ante una obra que habla de esos conceptos sociales tan universales como el amor y la culpa. Pueden verla tanto creyentes como no, porque todos van a ver lo grande que puede ser el Teatro Universal y los grandes conceptos éticos y morales de los que hablaba Calderón”, comenta Antonio León, director de la Compañía Corrales de Comedias de Almagro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios