www.diariocritico.com
Sacristán, entre Manuel Galiana y Toni Isbert, muestras el premio a los asistentes a la gala en el Teatro Circo de Albacete
Ampliar
Sacristán, entre Manuel Galiana y Toni Isbert, muestras el premio a los asistentes a la gala en el Teatro Circo de Albacete

Un José Sacristán emocionado recoge el Premio Nacional de Teatro que lleva el nombre de Pepe Isbert, otro actor inmortal

> En una brillante gala del Teatro Circo de Albacete organizada por Amithe

miércoles 12 de octubre de 2016, 19:24h
A tal señor, tal honor. Uno de los indiscutibles grandes/grandes de la escena española, José Sacristán, ha recibido el galardón que lleva el nombre de otro de los inmortales, Pepe Isbert, al que en la ceremonia de entrega en el Teatro Circo de Albacete -del que el premiado tiene en su casa dos butacas de las antiguas antes de su reconstrucción- piropeó como "un talento fuera de lo normal y amor un trabajo y sacrificio verdaderamente ejemplares". Este Premio Nacional de Teatro Pepe Isbert, que ya lleva casi dos décadas, es concedido por la Asociación de Amigos de los Teatros Históricos, que preside el jurista y mecenas cultural Javier Lópe-Galiacho Perona.

José Sacristán sucede en la amplia lista de galardonados de este considerado el más prestigioso de los premios del arte de Talía a otros grandes/grandes, como José Luis López Vázquez -de madre albaceteña-, Tony Leblanc, Concha Velasco, Manuel Galiana, Pedro Osinaga, Carlos Hipólito y un larguísimo etcétera. Además, cual apuntó López Galiacho en la brillante ceremonia celebrada en el Teatro Circo, "nuestro premiado este año es el único que lo recibe inmediatamente después de trabajar en lo suyo".

Porque Sacristán actuó previamente antes de la gala como protagonista de la obra ‘Muñeca de porcelana’, que tras su estreno en Madrid, está de exitosa gira por toda España, y después se emocionó al recibir el galardón por lo que significa el lograrlo de Amithe, una de cuyas labores es “rescatar estos templos”, como dijo, que es la función con que nació este grupo, sucesor de los Amigos del Teatro Circo -único en España que hace honor a las dos facetas de su nombre-, primer templo que rescató de su abandono.

En esta ceremonia, que como es habitual todos los años colgó el cartel de 'no hay billetes', también se entregó el Premio Nacional Gregorio Arcos, en su 11ª edición, a la conservación del patrimonio teatral al Teatro Victoria de Hellín. No faltó el presidente de honor de Amithe, otro de los grandes/grandes de nuestra escena, el actor Manuel Galiana -sucesor de Tony Leblanc tras el fallecimiento de éste-, ni tampoco uno de los continuadores de la saga de artistas Isbert, su nieto Toni.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.