www.diariocritico.com

Mikel Erentxun presenta 'Tres noches en el Victoria Eugenia' en Joy Eslava

Tras 22 años sobre los escenarios, Mikel Erentxun cierra una etapa con 'Tres noches en el Victoria Eugenia' (DRO), un doble CD más DVD, que presentará en directo este viernes en la sala Joy Eslava de Madrid. Allí cantará los temas de este trabajo, grabado a principios de año durante tres noches de conciertos en San Sebastián, rodeado de amigos como Leiva, Amaia Montero o Iván Ferreiro.
Canciones como 'California', 'A pleno sol', 'Hoy', 'A un minuto de ti', 'Cartas de amor' o 'Marcos y Nerea' se escucharán en este concierto. Temas de un álbum que, a modo de cierre de capítulo, hace "un guiño especial" a lo que también fue el final de Duncan Dhu y reserva un espacio "especial y simbólico" para su "compañero de fatigas", Diego Vasallo.

"Es un repertorio apetecible, al que se le ha dado un lavado de cara y llevo una banda estupenda", confesó Erentxun. El músico estará acompañado en el escenario por Rufu Urbina (batería), Fran Iturbe (guitarra), Joserra Senperena (piano), Manolo Mejías (bajo) y Rubén Caballero (guitarra).

Erentxun se planteó este disco como una 'despedida' momentánea. "No es un adiós a la música, pero no quiero convertirme en un dinosaurio trasnochado", afirmó. El músico quiere cerrar su repertorio en solitario y empezar de cero, porque la industria del disco ha cambiado y no quiere convertirse "en una caricatura" de sí mismo. "Quiero que haya un antes y un después, que se diferencien las etapas", apuntó.

Una reunión de amigos
Erentxun decidió reunirse con amigos (también están en este trabajo Rafa Berrio y Enrique Bunbury) "en casa" y grabar los directos en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián, los días 31 de enero y 1 y 2 de febrero pasados.

"Dejar Duncan Dhu quizá se entendiera mejor, que el que ahora vaya a dejar a un lado a Mikel Erentxun. Lo nuevo será otra cosa, aunque siga llamándose igual" explicó el músico, que sólo recupera un tema de su etapa en Duncan Dhu, 'La herida'.

Y es que Erentxun en consciente de que la industria del disco ha cambiado y de que necesita "tiempo" para asimilar los cambios y afrontar el futuro. "Quiero que mi nuevo disco sea hijo de ese cambio", afirmó, recordando que no encontró mejor modo de hacer un alto en el camino que con un trabajo en directo en el que cada artista invitado fuera "la estrella" de la canción interpretada.

"Sin prisas"
Con muchos temas ya escritos para ese nuevo trabajo "diferente", Erentxun explicó que le gustaría poder trabajar con instrumentos de cuerda y orquesta, además de hacer un disco "conceptual, como los de los años 70", al estilo de Lou Reed, y utilizando las nuevas tecnologías trabajando desde su casa y rompiendo con los "mecanismos anticuados", además de "sin prisas ni presión".

"Antes quería hacer cosas más espontáneas, frescas... Ahora tengo más tranquilidad, soy más pausado", prosiguió el artista, agradecido por haber podido tener una carrera "elogiable", cargada de éxitos. "Soy un privilegiado al poder vivir de la música. He trabajado mucho, con una carrera muy honesta, pero también he tenido fortuna", reconoció.

Respecto a los nuevos grupos, Erentxun se confesó seguidor de Nena Daconte, Pereza o Amaral (de hecho lamentó que Eva no haya podido estar en este trabajo, así como la ausencia de Loquillo). "Ahora todo está más domesticado", concluyó, reconociendo que los 80 fueron unos años de "efervescencia irrepetible".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios