www.diariocritico.com

Esta semana se votará la posible salida de Abejas de la Comisión de Control

Caja Madrid planta cara a la Comunidad y Beteta amenaza con tomar medidas

Crece la tensión en Caja Madrid. En plena disputa por el poder entre la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, el Consejo de Administración de la entidad, que preside Miguel Blesa, se reunió este lunes de forma extraordinaria para convocar la reunión en la que podría ser destituido Pablo Abejas, hombre de Esperanza Aguirre.
Por mayoría absoluta (14 votos a favor de los 'gallardonistas', IU y CCOO; cuatro en contra de los aguirristas y tres abstenciones) el Consejo dio luz verde para que la Comisión de Control se reúna en un plazo máximo de 72 horas. En la misma, los partidarios de Alberto Ruiz-Gallardón pretenden asegurarse los apoyos necesarios para sustituir a Abejas por Fernando Serrano y poner en marcha cuanto antes el proceso de renovación de órganos en el que Miguel Blesa quiere se reelegido. A Pablo Abejas se le acusa de retrasar los trámites con el objetivo de ralentizar las elecciones y que estas se celebren según la nueva Ley de Cajas aprobada por la Asamblea de Madrid.

Advertencia a Blesa
Esperanza Aguirre no está dispuesta a que la situación se le vaya de las manos, y por eso este lunes, al tiempo que el Consejo de la Caja se encontraba reunido, lanzó una dura advertencia a su presidente. Por boca del consejero de Economía, Antonio Beteta, dejó muy claro que cualquier intento de saltarse la recién aprobada Ley de Cajas derivará en "las oportunas responsabilidades" tanto a nivel "institucional" como "personal".

La ley contempla que, a su entrada en vigor, cualquier proceso electoral vigente o en marcha deberá ajustarse a las nuevas normas y la nueva representatividad en sus órganos, incluyendo que Miguel Blesa tendría que contar con el beneplácito de la Asamblea de Madrid (con mayoría del PP) para optar a un mandato más. El Ayuntamiento en cambio cree que ese efecto retroactivo sería anticonstitucional y amenaza con ir a los tribunales. El PSOE se mantiene en silencio, ya que tampoco quiere a Blesa al frente de Caja Madrid. La dirección nacional de PP hace lo propio pese a que el poder del partido puede perder enteros. IU exige a Aguirre que deje de hacer "un uso partidista y gubernamentalizado" de la entidad cuando esta necesita estabilidad en tiempos de crisis.

Reunir los votos suficientes
Aunque la pelea entre Ayuntamiento y Comunidad ya es pública, Esperanza Aguirre se limitó a decir este lunes que la Consejería de Economía seguirá ejerciendo su función de "tutela" en Caja Madrid. Antonio Beteta, teniendo en cuenta el papel fundamental de la Comisión de Control en el proceso electoral, aún pone en duda que Pablo Abejas tenga que dejar la presidencia, ya que sus opositores (siete miembros de la Comisión pidieron amparo al Consejo) deben reunir los votos suficientes antes de la votación, que, en cualquier caso se celebrará antes del próximo sábado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios