www.diariocritico.com

Un grupo de neonazis

Agredieron a jugadores argentinos en España

Agredieron a jugadores argentinos en España

Los jugadores del amateur Rosario Central de Catalunya fueron agredidos el sábado pasado, por los integrantes del Bada Bing, un conjunto formado en su mayoría por miembros vinculados a los Boixos Nois, la barra brava del Barcelona, conocidos y temidos por su racismo. Más allá del ataque fue preocupante la inacción de la policía catalana ante los hechos

Rosario Central Catalunya es un equipo formado por hinchas de Rosario Central, donde participan jugadores amateurs de siete países, que juegan desde hace cuatro temporadas en la última división de la liga española.

Bada Bing está formado por miembros reconocidos de los Boixos Nois, que ya fue expulsado de la Liga en 2006 cuando se llamaban «Lope de Vega». Se cambiaron de nombre y siguen jugando aunque este año ya les han suspendido cuatro partidos de 14 que tenían que jugar

Durante este partido, en la grada había otros 30 o 40 «skinheads», algo que sucede cada vez que el Bada Bing se enfrenta a un equipo donde jueguen extranjeros. Es por eso que durante toda la semana los de Rosario Central pidieron protección policial a la Federación Catalana y a lo largo del partido llamaron tres veces a los Mossos. No fue nadie y hasta después del incidente no apareció una patrulla de la Guardia Urbana, que llegó a enfrentarse a los Boixos sin que hubiese detención alguna.

El entrenador del equipo señaló que “No vinieron a jugar. Desde el primer minuto salieron a provocar con patadas, a escupir y a insultar además de amenazar con frases tales como 'los vamos a matar a todos', 'van a morir acuchillados'”.

Lo peor llegó cuando luego del 4 a 1 dos jugadores uruguayos que integran el Central Catalunya fueron emboscados camino a los vestuarios. Sus compañeros salieron a defenderlos, pero aparecieron palos y puños y los argentinos se llevaron la peor parte y todos terminaron internados.

El árbitro, que era peruano, fue insultado durante todo el partido, por lo que se encerró bajo llave en el vestuario en cuanto empezaron los problemas y no salió hasta que llegó la Guardia Urbana. Un amigo suyo grabó la paliza.

Luego de este episodio, del cual la Policía estaba avisada y no apareció hasta después de media hora de sucedido todo, el equipo decidió no jugar más porque “no vale la pena arriesgar la vida”. Aunque no piensan irse del país “por un par de imbéciles”, esperan se detenga a los responsables y se haga justicia

Vea el comunicado del Club Rosario Central de Catalunya

El Club Atlético Rosario Central de Catalunya quiere dar a conocer y dejar constancia los gravísimos hechos ocurridos durante el partido que nuestro equipo disputó el día sábado 10 de Enero de 2009 frente al Bada Bing, en donde siete jugadores de nuestro equipo, el Presidente de la institución, la Secretaria y el Director Técnico tuvieron que ser ingresados en Urgencias con pérdidas de conocimiento, cortes, heridas y traumatismos severos, por motivos que serán descritos a continuación.

La mayoría de los jugadores y simpatizantes del equipo Bada Bing son miembros reconocidos del grupo radical Boixos Nois y ex jugadores del equipo Lope de Vega, el cual fue expulsado de la Federación Catalana de Fútbol en el año 2006. No obstante, dicha Federación consideró oportuno permitirles la participación en su torneo de tercera división regional.

Nuestra institución comprendió el riesgo que comportaba para nuestro equipo, formado por jugadores de 7 nacionalidades distintas, jugar contra un equipo racista, la Comisión Directiva del Club Rosario Central de Catalunya envió oportunamente a la Federación Catalana de Fútbol una solicitud reclamando la presencia de un delegado federativo, como así también la de los Mossos d'Esquadra. Sin embargo, al comenzar el mencionado partido sólo había un veedor de la Federación.

Puesto que ya en el primer tiempo los jugadores del equipo Bada Bing lanzaban insultos racistas y amenazas de muerte a nuestros jugadores, se procedió a llamar los Mossos d'Esquadra para garantizar la seguridad del encuentro. No obstante dicho llamado, la policía siguió sin apersonarse. Tampoco sirvió de nada un segundo llamado, cuando era más que claro que los jugadores del Bada Bing no tenían otro interés en el encuentro más que el de pelear. Tampoco surtió efecto.

Lamentablemente, las amenazas se transformaron en hechos. Y los jugadores y simpatizantes del Bada Bing comenzaron a golpear sin más a los jugadores, simpatizantes y directivos del Rosario Central de Catalunya, utilizando palos que habían traído premeditadamente al encuentro. Aún esto no pareció suficiente para que los Mossos d'Esquadra actuasen. Puesto que a pesar de ser los encargados de la seguridad en los estadios deportivos, sólo se limitaron a transmitir media hora más tarde a la Guardia Urbana de Barcelona las “inquietudes” que habíamos expuesto telefónicamente.

La incidencia incluyó el robo con agresión de la tarjeta de memoria de la cámara de fotos de la Secretaria del Club, la cual era una de la pruebas que se tenía de los hechos (afortunadamente hay otras pruebas como el testimonio del delegado federativo y la grabación en video que realizó el ayudante del árbitro, además de los partes médicos).

A pesar de la gravedad de los hechos mencionados, de las pruebas físicas y de los testimonios del árbitro, el conserje del estadio y la del delegado federativo, la Guardia Urbana no procedió al arresto de ninguna persona y solamente se limitó a tomar declaraciones.

La inacción de los Mossos d'Esquadra, la pasividad y complicidad de la Federación Catalana de Fútbol y las agresiones criminales de los aficionados y jugadores del Bada Bing derivó en 10 personas ingresadas en urgencias. Nos gustaría creer que esto no se debe a que somos un club catalán formado en su mayoría por inmigrantes. Queremos creer que la Justicia investigará en profundidad y condenará a los culpables. Lamentablemente, los hechos sucedidos no son alentadores en dicho sentido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios