www.diariocritico.com

Brotes verdes

Esta semana hemos conocido los datos del paro. Tras 14 meses de malas noticias, la economía española ha reducido en mayo casi 25 mil personas el número de desempleados, además de ver incrementado el total de afiliados a la Seguridad Social con más de 69 mil nuevas personas. Buenos datos que confirman la aparición de esos brotes verdes, mencionados por el Gobierno de España.

Brotes verdes que hay que cuidar y no aplastar, como hace de forma irresponsable la oposición popular. En buena medida, el funcionamiento de una economía depende de las expectativas que se formen los agentes económicos. De ahí que para la buena marcha de la economía, sea imprescindible el que, sin aspavientos, llamemos a las cosas por su nombre, y sepamos reconocer que los últimos datos del paro son buenos. Son positivos por el número de empleos creados, pero, en especial, porque confirman que la senda elegida por el Gobierno de España es la adecuada.


Senda marcada por el Gobierno de España y por las principales economías del mundo, las cuales en las sucesivas reuniones del G-20, confirmaron que sólo a través de la mayor participación del sector público en la marcha de la economía, podremos salir de la actual crisis mundial.

Senda que para el caso español, de forma sintética, puede resumirse en tres puntos: (a) inversión pública que aumente nuestro stock de capital físico (infraestructuras: AVE, etc); (b) cambio de modelo productivo, apostando por la mejora de la educación y las nuevas tecnologías; y (c) consolidar y no recortar los derechos laborales. Con ello, se pretende mejorar nuestro bajo nivel de productividad, y mejorar en competitividad a través de la mayor cohesión social.

La oposición del PP a reconocer el buen dato del paro, tachándolo de espejismo, tiene un argumento político preocupante. El argumento es que la oposición conservadora no reconoce el que sólo a través de la participación del sector público (vía inversión en infraestructuras y nuevas tecnologías y gasto social) corregiremos excesos pasados y saldremos antes y más fortalecidos de la crisis.

El PP no cree acertada esta política económica, y lo grave es que con ello se sitúa al margen no del Gobierno de España sino del conjunto de las principales potencias económicas, gobernadas algunas por partidos conservadores, y que también están haciendo un esfuerzo inversor considerable. El argumento es muy preocupante, por cuanto el PP y su política económica de no aumentar el gasto público y recortar derechos laborales, se consolida como el guardián de las esencias neocon junto al partido republicano, hoy en la oposición. Y, mientras no cambien, ahí seguirán en la oposición.

Pedro Sánchez.
Concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.