www.diariocritico.com

La Cámara de Representantes presenta una propuesta de reforma sanitaria menos ambiciosa

La Cámara de Representantes presentó una propuesta algo menos ambiciosa de lo esperado inicialmente ante la falta de votos para sacarla adelante.

La reforma sanitaria que se negocia desde hace meses en Estados Unidos sigue dando pequeños pasos en el largo y tortuoso proceso legislativo que le queda por delante hasta llegar a convertirse en una realidad. Por momentos parece que se quedaba estancada en algunas de las comisiones por las que tiene que pasar aunque en los últimos días ha avanzado en ambas cámaras del Congreso.

Este jueves ha sido en la Cámara de Representantes, donde su presidenta, la demócrata Nancy Pelosi, presentó una propuesta de ley conocida como Ley de Asistencia Sanitaria Asequible para Estados Unidos, que incluye la polémica opción de un seguro público aunque en realidad resulta ser bastante menos ambiciosa que la planteada en un primer momento desde la Casa Blanca.

El motivo es simple. Después de varias semanas de negociaciones la speaker llegó a la conclusión de que la versión que defendían los sectores más progresistas de la cámara no contaría con los votos necesarios para salir adelante y finalmente los demócratas han consensuado un el proyecto de ley menos liberal que estaba encima de la mesa.

La propuesta final es el resultado de tres borradores distintos que estuvieron circulando por la cámara y aunque incluye la opción pública obliga al Gobierno a negociar las tarifas con proveedores, médicos y hospitales. Tendrá un coste de unos 600.000 millones de euros en los próximos diez años y, según Pelosi, extenderá la cobertura sanitaria a 36 millones de estadounidenses que hoy no tienen seguro.

Además, en un intento por contar con los votos de los legisladores republicanos, el proyecto presentado ayer, de casi dos mil páginas, plantea por primera vez una reducción del déficit en algo más de 20.000 millones de euros en los próximos años. Se espera que el proyecto sea trasladado al pleno la próxima semana y será entonces cuando realmente se sepa si logra atraer a ambos lados de la cámara.

Los avances en la Cámara de Representantes llegan unos días después de que el líder de la mayoría demócrata en el Senado, el también demócrata Harry Reid, presentara una propuesta de ley que incluye la opción de un seguro administrado por el Gobierno pero que concede a los estados la potestad de participar o rechazar la opción pública.

Hoy la cobertura sanitaria no es universal y está en manos de los ciudadanos obtenerla negociando con su empresa que les financie un seguro privado o bien pagándolo de su propio bolsillo. El Gobierno, por su parte, ofrece asistencia pública para mayores de 65 años a través del programa Medicare, y otro para personas de bajos ingresos, embarazadas y niños llamado Medicaid.

El actual sistema sanitario cuesta de media casi 1,7 billones de euros al año y la idea es financiar la reforma a través de nuevos impuestos a los ciudadanos de mayores ingresos y recortar gastos. Según un reciente informe se calcula que cada año se malgastan hasta 500.000 millones de euros. En la última década las pólizas han subido cuatro veces más que los salarios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.