www.diariocritico.com
Absentismo laboral y crisis

Absentismo laboral y crisis

Cada día un millón de españoles no acuden a su puesto de trabajo por estar de baja laboral o de permiso por motivos personales, reuniones sindicales, formación, viajes, fiestas, etcétera… Según la patronal CEOE, el absentismo laboral en España duplica la media europea, si bien en los últimos meses se ha producido alguna reducción debido al temor a perder el empleo en los tiempos de crisis. El costo estimado del citado absentismo es de 13.000 millones de euros al año, lo que equivale a un uno por ciento del Producto Interior Bruto de nuestro país.

     No se trata de hacer tabla rasa o de satanizar esta situación generalizando…  (bastante desgracia tiene un trabajador con afrontar una enfermedad, y para esas circunstancias cotiza a la Seguridad social)…, sino de reflexionar sobre una cultura laboral demasiado laxa o poco responsable, y sobre la que los sindicatos, instalados en la demagogia populista, no quieren intervenir…

    Insistimos en que no todos los casos son idénticos, y que las bajas laborales son figuras perfectamente definidas en el Derecho del Trabajo. Pero lo que no es presentable es el abuso, y menos en una España con cuatro millones y pico de parados que soñarían con el despacho o con el torno o con el camión o con la azada que otros desprecian…

    Hay, como saben, una plataforma ciudadana que, bajo el lema “Esto sólo lo arreglamos entre todos”, promueve un movimiento ciudadano de solidaridad y de compromiso contra la crisis económica y laboral…Es decir, justamente en la dirección contraria de quienes abusan de las bajas laborales, de los absentistas que se las ingenian para no acudir al tajo y para convertir a España en un país escasamente competitivo en el entorno europeo.

    La maldición bíblica de “trabajarás con el sudor de tu frente” es hoy…una bendición para quienes tienen la suerte de tener un trabajo digno y estable…Y tampoco se trata de asumir la vida laboral como una obsesión “estajanovista” o como una condena inhumana…En tiempos normales, cada cosa tiene su momento, cada afán sus horas, y cada esfuerzo su recompensa. Pero lo cierto es que con una burocracia administrativa multiplicada por diez   (en muchos casos, innecesariamente) en el Estado de las Autonomías, y con un millón de españoles que no cumplen con sus deberes laborales…mal vamos a sacar el país adelante, y mal vamos, como dice el eslogan, a arreglar entre todos la mala situación.


Lea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios