www.diariocritico.com

Aumento de un 43 por ciento respecto a 2009

El Gobierno catalán invertirá este año 8,6 millones de euros para ayudar a los más perjudicados por la crisis

Carme Capdevila explica que al principio de la crisis las ayudas se solicitaban para alimentación y ahora son mayoritariamente para vivienda

La Conselleria de Acción Social y Ciudadanía de la Generalitat invertirá este año 8,6 millones de euros en ayudas y programas de urgencia social de entes locales y entidades sociales para atender a las personas más afectadas por la crisis. En rueda de prensa, la titular de la Conselleria, Carme Capdevila, ha precisado que distribuirán 5 millones de euros a ayuntamientos y consejos comarcales, un 43 por ciento más que en 2009, para cubrir necesidades elementales como gastos de vivienda y de alimentación.

Según ha explicado, en 20009 hubo un incremento del 35% en las demandas de ayuda a los consistorios, mientras que se atendieron un 55% más de personas que en 2008 y se concedieron un 42% más de prestaciones económicas.

En 2010 habrá "muchas personas que agotarán todas las prestaciones económicas" y que requerirán ayudas de urgencia, ha remarcado Capdevila para justificar el aumento de los recursos para los ayuntamientos, que se otorgan por segundo año consecutivo.

Los principales solicitantes de asistencia son ahora familias y personas en paro, con ingresos bajos o que han agotado el subsidio; familias monoparentales en paro o con ingresos bajos; familias con precariedad económica y problemas de salud mental, así como personas solas y con sin suficientes recursos.

"Al inicio de la crisis se pedían ayudas sobre todo para comida, mientras que a finales del 2009 eran sobre todo para vivienda", ha destacado la consellera. El año pasado el 33% de ayudas solicitadas fueron para alimentación; el 31% para hipotecas y alquileres; el 26% para becas comedor, actividades extraescolares y libros de texto; el 7% para suministro de agua, luz y gas, y el 3% para leche infantil y fármacos.

El incremento de demandas se da en zonas "con más paro y también con más inmigrantes", ha señalado la consellera, que citó ciudades como Barcelona, Terrassa, Badalona y Sant Boi de Llobregat (Barcelona), así como las comarcas del Baix Llobregat, el Maresme, el Tarragonès y l'Alt Empordà.

La Conselleria repartirá los fondos entre los municipios teniendo en cuenta su población activa, y estos los concederán a personas que hayan agotado todas las ayudas, según criterios consensuados con el Govern y el tercer sector.

Para valorar la situación de urgencia, se tendrán en cuenta las situaciones de vulnerabilidad puntual; imprevisto; deudas sobre conceptos básicos, y expectativas de recuperación. Además, se priorizan las familias monoparentales o numerosas, las personas maltratadas, y las que estén a cargo de menores o personas dependientes o discapacitadas.

Ayuda a entes sociales

La Conselleria también abrirá una convocatoria extraordinaria de 3,6 millones de euros para financiar proyectos de inclusión social de entidades sociales, destinados a necesidades básicas de alimentación, personas sin techo, viviendas de inclusión social y actuaciones relacionadas con el Año Europeo de lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Es una convocatoria "pionera y puntual" para reforzar al tercer sector, y que contribuirá a "mantener la cohesión social en Catalunya", ha afirmado Capdevila, y ha explicado que los proyectos que reciban las ayudas deberán llevarse a cabo antes de acabar el año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios