www.diariocritico.com
Donde está la crispación

Donde está la crispación

La crispación está, principalmente, en la clase política y en los medios de comunicación. No hay crispación política en la sociedad. Solo la que, interesadamente, le transmiten aquellos.

Los políticos necesitan votos y agitan, remueven y  enfrentan a la gente para que se movilice por algunas ideas o sentimientos y le voten. Los medios necesitan lectores y, haciendo el caldo gordo a aquellos, muchos montan sus espectáculos para vender. ¿Esto es ético?

Las preocupaciones, las penas  y el malestar de la mayoría de los  ciudadanos está en otra parte. En otras cosas más concretas que les preocupan y les hacen sufrir en su vida diaria. No en las luchas ideológicas y partidistas con frecuencia falsas o virtuales-  en que  se empeñan en mecerles muchos políticos y medios, en un contubernio indecente que hay que denunciar. Y que denunciamos.

El ambiente está demasiado cargado, en gran parte por culpa de aquel contubernio, explícito o implícito, en el que el ciudadano no tiene nada que ver pero al que, cada vez más, le cuesta respirar.

Es la gran nube de ceniza de un volcán político –de resentimientos, revisionismos y de emponzoñada memoria- que ha empezado a erupcionar.

Solo la voz tranquila del pueblo en las urnas, cada vez más urgentes, logrará apaciguar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios