www.diariocritico.com

Opina que España no asumirá su carácter de Estado plurinacional

Mas duda de que catalanes, vascos y gallegos deban seguir la estrategia de los últimos 30 años

Mas duda de que catalanes, vascos y gallegos deban seguir la estrategia de los últimos 30 años

El líder de CiU dice que la sentencia del Alto Tribunal sobre el 'Estatut' pondrá los límites de las aspiraciones de nacionalistas dentro de la Constitución

El presidente de CiU, Artur Mas, ha afirmado hoy que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el 'Estatut' reflejará el límite de las aspiraciones nacionalistas dentro de la Constitución, y añadió que los nacionalistas catalanes, vascos y gallegos deben pensar si tiene sentido "alimentar en el futuro" su estrategia de los últimos 30 años. En un debate de la Fundación Sabino Arana en Bilbao, ha opinado que uno de los retos de fondo es ver cómo en los próximos años se acepta que España no asumirá su carácter de Estado plurinacional.

"¿Por qué vamos a pretender cambiar España, cuando no quiere ser cambiada y resulta que son más y tienen más fuerza?", ha cuestionado Mas, que ha señalado que, "aunque sea juntos, somos más pequeños y tenemos menos fuerza". "Difícilmente vamos cambiar eso hacia el modelo de Estado que realmente desearíamos", concluyó.

Para él, la sentencia "pondrá una 'foto finish' en la carrera" que han seguido hasta ahora" los nacionalistas, y será una fotografía definitiva, porque, se recorta un texto aprobado por el pueblo catalán, "los que interpretan la Constitución nos dirán cuál es límite de nuestras aspiraciones dentro de su interpretación de la Constitución".

"Y a partir de ahí es donde tenemos que hacer la reflexión, yo creo que conjunta, y la estrategia, que a lo mejor en parte también puede ser conjunta, pero eso no tenemos una seguridad absoluta de que sea así", ha subrayado.

Cambios

Artur Mas ha advertido de que esa reflexión debe ser profunda porque, "cuando tienes un camino trazado durante 30 años, cuando cambias de camino, no puedes improvisar". "Tienes que pensarte bien hacia dónde vas a ir. Pero lo primero que tienes que decidir es si sigues por ahí o cambias de camino", ha indicado, subrayando que "en un cambio de camino es fundamental reafirmar el derecho a decidir".

Sin embargo, ha señalado que debe hacerse teniendo en cuenta las mayorías sociales porque, si no, "la alternativa es llevar a esos países hacia lugares difíciles, incluso intrépidos, sin que la mayoría social pueda seguir ese objetivo". De este modo, ha opinado que, para dirigir un proyecto de país es preciso intentar sumar, aplicando el derecho a decidir "en temas donde se pueden sumar mayorías sociales" que son la única garantía para poder avanzar, ha dicho.

Mas ha insistido en que se requiere "un trabajo de puertas hacia dentro" ya que la nación se forja haciéndola atractiva hacia aquellos que todavía no la sienten como propia a pesar de que viven allí.

Asimismo, ha apuntado la necesidad de hacer todo lo posible para que el TC no dicte una sentencia contra el Estatuto catalán, aunque ha reconocido que probablemente no se tendrá éxito, y ha apelado a "pasar a la ofensiva desde Cataluña".

Montilla

El presidente de CiU ha indicado que el presidente catalán, José Montilla, "lo intentó hace unos días pero de una forma muy tenue, muy débil", pidiendo la renovación de los miembros TC, y advirtió de que, con esta medida, "según a quién pongan, vamos a salir de un fogón para entrar en el fogón de al lado, y nos vamos a quemar igual".

CiU apuesta por sumar a esta petición la modificación de la ley de funcionamiento del TC, así como "hacer todo lo posible para que él mismo se declare incompetente" en esta materia. Por ello, promoverá en los próximos días una modificación de la legislación que "añada un apartado que dice que el TC en determinadas materias no debe pronunciarse".

De este modo, Mas considera lógico que el TC no se pronuncie sobre un estatuto, que es ley orgánica aprobada en las Cortes y votada por el pueblo, y sí que lo haga sobre una ley derivada del estatuto si esa ley en concreto ha sido recurrida.

"Lo tenemos que intentar porque, si no, estamos ahí, en un choque frontal de legitimidades. ¿Cómo vamos a pedir en el futuro que la gente vaya a votar, si resulta que el voto de la gente no tiene ninguna importancia, porque después doce personas, que están mediatizados por los partidos políticos y peleados entre ellos muchas veces, resulta que pueden juzgar la voluntad entera del pueblo expresado en las urnas?", ha añadido.

El dirigente de CiU ha solicitado apoyo en este campo: "Nos jugamos esa legitimidad del voto popular, y eso vale para Cataluña, para Euskadi, vale como precedente". Por ello, ha señalado que, si bien se trata de "una batalla de David contra Goliat", es preciso darla porque, de lo contrario, "después no nos van a respetar".

Asimismo, ha lamentado que, "en el fondo, lo que está ocurriendo en el TC no deja de ser el reflejo de un caldo de cultivo que se vive en España en su conjunto", ya que este tribunal "no se atrevería a formular una sentencia dura contra el Estatuto de Cataluña si los dos grandes partidos de ámbito estatal no estarían confabulados para marcar unos límites duros al desarrollo autonómico".

"El caldo de cultivo que hay en España es poner muros, casi alambradas con un cartel que dice 'No se pasa de ahí' y, al revés, se retrocede", ha insistido Mas, que percibe "un intento de darle musculatura al Estado central" en detrimento de lo que en su momento se configuró como Estado de las autonomías.

En su opinión, hay que reaccionar porque "no nos jugamos solamente una cuestión catalana", sino "si lo que hemos conseguido en 30 años, que no conseguimos que vaya más adelante, en este momento se va desmontando o, al revés, se ratifica".

Aunque coincide en parte con la advertencia de Montilla de que una sentencia contra el 'Estatut' supondría una fractura en la relación entre Cataluña y el Estado, ha manifestado que el presidente catalán debería planteárselo, además de al líder del PP, también al presidente del Gobierno y líder del PSOE, así como al defensor del Pueblo, Enrique Múgica, que "hizo un recurso que no se quedaba corto delante del PP" y le convenza para que lo retire.

"Me gustaría que, cuando hace estas cosas, incluya también a los suyos, que ponen muchas pegas", ha subrayado el líder de CiU, que ha añadido que, si solamente llama al PP, sospecha que, más que defender el 'Estatut', se organiza una campaña "con aquella sensación de que contra el PP se vive mejor".

Tras indicar que CiU ha sacado "las castañas del fuego" a Montilla para ayudar al conjunto de Cataluña, ha asegurado que el tren del presidente catalán "no lleva dirección hacia el norte", sino a Madrid, lo mismo que a su entender sucede en Euskadi y evidencia la postura de los diputados socialistas catalanes y vascos en el Congreso.

Elecciones británicas y catalanas

Por otro lado, el líder de la federación nacionalista considera que el resultado de las elecciones británicas estaba "cantado" y destacó que, tras trece años de gobiernos laboristas y en una situación que "no era brillante", en ese país "tocaba cambio". A su entender, en Cataluña pasa lo mismo.

"Creo que la misma voluntad de cambio la va a haber en Cataluña", ha explicado, aunque ha advertido de que el cambio no está asegurado e insistió en que "no se trata de volver", sino de "llegar con los deberes hechos". Asimismo, ha augurado que en Euskadi el PNV estará menos tiempo en la oposición.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios