www.diariocritico.com

Sesión de control al Congreso

Zapatero sigue anunciando futuros sacrificios, pero lo endulza 'asustando' a las rentas más altas

Zapatero sigue anunciando futuros sacrificios, pero lo endulza 'asustando' a las rentas más altas

De la Vega acusa al PP de haber "temido" el triunfo de la selección española en el Mundial

A Rajoy: "Si me tiene que costar algo para salir de la crisis, no le quepa duda, me costará"

Pintan en bastos: Zapatero ha anunciado que “si hay que pedir nuevos esfuerzos a los españoles, lo haré”. Lo ha dicho en el Congreso de los Diputados, a preguntas de Mariano Rajoy, en una tormentosa sesión de control en la que el presidente ha anunciado que los Presupuestos del Estado para 2011 serán de “austeridad y reformas” y que piensa gravar aún más a los que más tienen.
         Bronca monumental en el Congreso, en la última sesión de control antes de las vacaciones estivales. Primero, entre Rajoy y Zapatero; luego, entre Soraya Sáenz de Santamaría y Fernández de la Vega. Pero bronca con anuncios por parte de Zapatero, que ha augurado que nos esperan aún más esfuerzos y recortes a todos los españoles. “Austeridad y reformas” forman parte de la fórmula mágica con la que el Gobierno de Zapatero aprobará los Presupuestos Generales del Estado para 2011.

         Lo ha dicho Zapatero, quien también ha avanzado que “si hay que pedir nuevos esfuerzos a los españoles, lo haré”, que la idea que tiene el Gobierno en la cabeza es que esos “nuevos esfuerzos” se le pedirán a los que tengan rentas más altas -no ha hablado para nada de un nuevo impuesto para la banca o para los verdaderamente ricos- y que “si eso me tiene que costar algo para salir de la crisis, no le quepa duda, me costará”.

         Previamente, Rajoy le había echado en cara que su Gobierno “ha tomado decisiones injustas”, como el ‘tijeretazo’ funcionarial y el ‘pensionazo’, entre otras, y que Zapatero intentaba salir de la crisis cargándola sobre los más desfavorecidos, lo que iba en contra de todas su promesas electorales y hasta del ideario socialista. “¿Cuáles son los nuevos esfuerzos que va a pedir a los españoles?”, acabó por preguntar de forma directa.

         Zapatero inició una respuesta evasiva, señalando que “sus informes son infundados”, porque su Gobierno, el de Zapatero, había incrementado en un 50 % el gasto social desde que llegó al poder en 2004. Reconoció luego que “hemos pedido esfuerzo a una parte de los ciudadanos”, para afirmar seguidamente que los Presupuestos para el próximo año perseguirán los objetivos de “austeridad y reformas”.

         La respuesta no convenció a Rajoy, que en la réplica le dijo sin ambages que “su política social se resume en que cuando llegó al Gobierno la tasa de desempleo era del 10 % y ahora es del doble”. Y ante la desidia que mostraba Zapatero le dijo también que “su obligación como presidente del Gobierno es responder a lo que le pregunta la oposición”.

        El remate de la bronca llegó después, con el enfrentamiento entre la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, y la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Soraya le dedicó a Zapatero una cita del “Don Juan Tenorio”, de Zorrilla:

"Por donde quiera que fui,
la razón atropellé,
la virtud escarnecí,
a la justicia burlé...
(…)
y en todas partes dejé
memoria amarga de mí”.


    Entre medias, Sáenz de Santamaría se dejó en el tintero cuatro versos muy elocuentes que forman parte de la cita de Zorilla. La cita completa es la siguiente (los versos que obvió Soraya están en negrita):

"Por donde quiera que fui,
la razón atropellé,
la virtud escarnecí,
a la justicia burlé…
y a las mujeres vendí.
Yo a las cabañas bajé,
yo a los palacios subí,
yo los claustros escalé,

y en todas partes dejé
memoria amarga de mí”.


- Lea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios