www.diariocritico.com

La justicia acecha a Camps

   Paso a paso, con la lentitud y parsimonia que caracteriza a la Justicia, el cerco al presidente valenciano se estrecha cada día. La noticia de que el Tribunal Superior de Valencia ha reactivado el caso de la financiación ilegal del PP es la peor posible para el flamante candidato Francisco Camps.    Podría pensarse que su insistencia, por no decir su extenuante presión, sobre la dirección de su partido para ser nominado candidato, se debía a que conocía este nuevo movimiento judicial y pretendía adelantarse al mismo. Porque una campaña electoral con la amenaza de un banquillo por cohecho impropio por el tema de los trajes ya es penosa. Pero si, además, se le suma la investigación por los contratos de más de catorce millones de euros otorgados a Orange Market, va a resultar penosísima.    En su huida hacia delante Camps ha adoptado una actitud hiperactiva, superlativa, multiplicando su presencia en cualquier evento público y con una manifiesta perdida de pudor a la hora de calificar su gestión. Esta sobreactuación teatral, cuando la Justicia le pisa los talones, puede resultar contraproducente incluso para las siglas PP en la Comunidad Valenciana, que tan buenas expectativas electorales tienen.    La investigación que se abre ahora, la de la financiación, es mucho más grave para la formación de la derecha, y en la sede de Génova lo saben bien. No es descartable que los "secretos" que Camps guarda sobre este tema hayan sido decisivos para su nominación, tan rechazada por amplios sectores del partido.    El TSJV ha dado diez días, solo diez días, para que la fiscalía y las partes personadas en la causa asuman que este tema lo debe llevar el tribunal valenciano. Es el último trámite que falta para que el juez encargado del caso eleve su dictamen. Por mucho que intenten evitarlo, que trataran de hacerlo con uñas y dientes, el escándalo les va a estallar en plena campaña electoral. A Camps y a Rajoy.    Teniendo en cuenta que el líder de los populares y su equipo de estrategia se han planteado esta campaña municipal y autonómica como un ensayo general de las del año próximo, las que están convencidos que les llevarán a Moncloa, no se entiende que Rajoy quiera correr con una pierna atada.    Porque los delitos que están a punto de salir a la luz, y que destapo el juez Pedreira en la investigación de la trama Gürtel,  implican a importantes dirigentes del PP valenciano y son del calado de soborno, delito electoral, prevaricación, delito fiscal, falsedad...    La única posibilidad de ganar tiempo es que el TSJV decidiera remitir la causa al Supremo, dado el número de aforados implicados en la misma. Pero la sospecha seguirá latente y el pastel podría explotarle a Mariano Rajoy en su propia campaña hacia la presidencia del Gobierno.    ¿Por qué el líder el PP saludó de manera tan displicente a "su" candidato para Valencia? ¿Si no le gusta porque le nombra? ¿Qué inconfesables secretos guarda Camps?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios