www.diariocritico.com

Acto y disturbios

Analistas ven como un éxito convocatoria de Vázquez al “Día del Nunca Más”

Analistas ven como un éxito convocatoria de Vázquez al “Día del Nunca Más”

Unos 4.000 manifestantes de todos los partidos políticos acompañaron al presidente Tabaré Vázquez en su iniciativa de conmemorar por primera vez el "Nunca más" contra el terrorismo de Estado, la violencia guerrillera y las violaciones a los derechos humanos. En el acto no hubo discursos y el presidente se limitó a colocar una bandera nacional hecha con flores al pie del Monumento a Artigas en la Plaza Independencia de Montevideo. Más tarde, hubo disturbios en el Centro de la capital en una contramarcha que se oponen a este “nunca más” para ellos basado en la impunidad.

 

El breve acto se desarrolló poco antes del mediodía y los distintos analistas lo evaluaron como un éxito, dado el apoyo concitado en buena parte del elenco político.

"Nunca más terrorismo de Estado, nunca más uruguayos contra uruguayos", afirmó Vázquez al anunciar semanas atrás su propósito con la conmemoración.  El presidente llegó hasta la Plaza Independencia, ubicada en el centro de Montevideo, y colocó una ofrenda de flores con los colores de la bandera uruguaya en el monumento a Artigas. El gobernante eligió el día del "Nunca más" en conmemoración del 243 aniversario del natalicio de Artigas.

Vázquez fue acompañado por su esposa, María Auxiliadora Delgado, y la viuda del líder histórico del Frente Amplio, general Líber Seregni, Lily de Seregni, que fue muy aplaudida por los presentes.

El jefe de Estado dedicó un saludo especial a Pedro Bordaberry, del opositor Partido Colorado e hijo de Juan María Bordaberry, el ex presidente constitucional devenido en dictador tras el golpe de Estado de 1973. El día anterior Bordaberry, un precandidato presidencial colorado, había decido que su grupo Vamos Uruguay recientemente creado asistiría al acto.

En el acto también estuvo presente el principal líder de la oposición, el senador del  Partido Nacional Jorge Larrañaga.

"El Nunca más es un proceso, así se debe entender y llegar a la reconciliación total de los uruguayos es difícil, pero es lo que estamos buscando", dijo a Efe el viceministro de Defensa Nacional, José Bayardi.

La iniciativa de Vázquez dividió a los partidos políticos y por diferentes motivos las principales figuras, incluso del gobernante Frente Amplio, grupos sindicales y organizaciones sociales decidieron respaldar u oponerse a la propuesta del jefe de Estado.

Los tres presidentes uruguayos tras el retorno de la democracia Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), Jorge Batlle (2000-2005), ambos del Partido Colorado, y Luis Alberto Lacalle (1990-1995), del Partido Nacional, no tomaron parte en el acto.

Algunos sectores radicales del partido de gobierno manifestaron su rechazo a la propuesta del presidente y convocaron a una marcha en contra por entender que Vázquez "plantea la reconciliación de los uruguayos con la impunidad", debido a que continúan desaparecidos decenas de uruguayos detenidos durante la dictadura.

La asociación de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos-Desaparecidos y la  central sindical PIT-CNT tampoco acompañaron la iniciativa.

Los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas uruguayas fueron "invitados" por Vázquez a asistir, lo que en la esfera militar es considerado una orden y estuvieron presentes en primera fila. Sin embargo, el Círculo Militar, que agrupa a militares retirados, afirmó que los sectores radicales "le torcieron el brazo" al mandatario y convocó a no tomar parte en el acto.

Vázquez tenía previsto organizar un desfile cívico-militar, como es tradicional el 19 de junio para homenajear a Artigas, pero debido a las discrepancias de la mayoría de los grupos que integran el gobierno la conmemoración quedó limitada a una ofrenda de flores sin desfile ni discursos.

Disturbios

Un grupo de radicales marchó e la noche del martes por la avenida 18 de Julio, y quemaron cubiertas de automóviles y banderas bajo la consigna de "Nunca más terrorismo de Estado", lo que obligó a la actuación de las fuerzas policiales.
Según se supo, por lo menos cuatro personas fueron detenidas durante los incidentes.

Tras la actuación policial, un grupo de manifestantes marchó hasta el Obelisco a los Constituyentes, donde se inicia la principal avenida capitalina.

La movilización finalmente culminó, sin mayores problemas, tras llegar al Obelisco que honra a los libertadores de Uruguay.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios