www.diariocritico.com
Soraya, esa mujer castellana

Soraya, esa mujer castellana

domingo 27 de marzo de 2011, 22:02h
Soraya Saénz de Santamaría, la estajanovista portavoz popular en el Congreso de los Diputados, forma parte del núcleo duro del “marianismo” que se apresta a tomar en sus manos el poder de la Nación. Esta menuda fémina vallisoletana se ha ganado lo que tiene en medio de no pocas dificultades cuando el gallego decidió el viraje al centro tras las elecciones generales de marzo del 2008 cuando los votos de todo el centro/derecha no eran capaces por sí solos de batir a una izquierda que vivía instalada en la burbuja zapaterista y que en ese momento sumaba más que la derecha. Soraya no se arredró a la hora del pastoreo de un Grupo Parlamentario disciplinado, si, pero también con diputados cada uno hijo (a) de su madre y de su padre. Con sus propias ambiciones dentro de la oposición y sus carreras por desarrollar. La jefa de la bancada popular se ha hecho con el control del “chollo” (Rajoy dixit), pero lo más decisivo es que semana a semana aprieta las clavijas al Gobierno como es de menester. Que para eso le pagamos! Yo creo que la inteligencia de Rajoy -¡todavía le queda aguantar lo más duro hasta que vea en lontananza la tierra prometida!-se ha demostrado precisamente tras reencontrarse así mismo en el Congreso de Valencia eligiendo un “círculo interior” que no tenía que salir del armario, con sólida preparación técnica y con vitola moderada y centrista. La vallisoletana es en ese contexto pieza clave. Y lo será también, y mayormente, si el Partido Popular recibe el encargo por parte del pueblo soberano de recoger en sus manos la herencia socialista. Trabajo Soraya, al menos en lo que yo le conozco, es persona sencilla donde lo que descuella es su enorme capacidad de trabajo y entrega a una causa que por serlo enlaza directamente con los mujeres castellanas de mi tierra y sin las cúales nada seríamos. Yo creo que nadie en su sano juicio cuando tiene delante a Soraya, Cospedal, Esteban González Pons, Carlos Floriano, Pio Garcia Escudero, y el resto de la alta dirección de Génova 13 puede referirse a ellos como la “derechona”. Sinceramente. Otra cosa sean los intereses partidarios inevitables en la refriega política. Sin trabajo no hay nada. Ni nada puede ser. Por eso es tan esencial que la clase política española de la actual hora trabaje sin descanso y sin desmayo porque el resto de los compatriotas pueden, precisamente, trabajar. Una nación es antes que nada la voluntad de vivir juntos. Pero también la posibilidad de que todos y cada uno de los ciudadanos (que no siervos) puede tener la oportunidad de desarrollarse y crecer. Traigo esto a colación porque observo como la generación de españolitos (as) mejor preparados de nuestra historia, entre los que se encuentran mis hijos, tienen que hacer el hatillo como antaño y buscar otras tierras y otras latitudes. La Historia se repite. Esta es la gran desgracia de la coyuntura. No sé si el presidente Rodríguez Zapatero se ha percatado de este pequeño problema… Lo demás, queridos amigos, son meros brindis al sol. Disparos en salvas hueras hechos con pólvora del rey. Como suele recordar mi amigo Raúl del Pozo, la crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no termina de nacer. Graciano Palomo. Periodista.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios