www.diariocritico.com

Carmen Moraga

Las dos legislaturas de Zapatero: la del 'talante' y la del desplome de España

Las dos legislaturas de Zapatero: la del 'talante' y la del desplome de España

miércoles 19 de octubre de 2011, 09:23h
Si las encuestas no se equivocan, el próximo 20 de noviembre, día de las elecciones generales, pondrá punto y final a dos legislaturas presididas por el todavía  secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero. Cerca de ocho años de mandato que han culminado con un adelanto electoral y con la anunciada y casi obligada decisión del líder socialista de no volver a ser el candidato, testigo que ha dejado en manos del incombustible dirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.
Zapatero llegó a la Moncloa el marzo de 2004, fecha en la que se inició su primera legislatura y en la que, contra todo pronóstico, el PP pasó de la noche a la mañana de gozar de una amplia mayoría en el Congreso a sentarse en los bancos de la oposición.


Fueron cuatro años de bonanza económica en los que el presidente presumía de 'talante' y de ser un dirigente "rojo". En 2008 el PSOE vuelve a ganar en las urnas con una mayoría mucho más amplia. Zapatero entonces desdeña la alianza de los partidos de izquierda - IU-IC y ERC, sus primeros socios parlamentarios- y se apoya en los nacionalistas vascos y canarios, sin ningunear a CiU, grupos con los que fue logrando sobrevivir aplicando su "geometría variable" ....hasta que se vio obligado a adelantar las elecciones a mes de noviembre de este año. Unos meses antes Zapatero había anunciado que tiraba la toalla, atrapado y enredado en una crisis económica sin precedentes que ha causado verdaderos estragos en todo el mundo, pero dañando especialmente a los países más 'débiles' de la UE, entre ellos España.
 
Primera legislatura (Marzo 2004- Marzo 2011)
 
En julio del año 2000 José Luis Rodríguez Zapatero lograba hacerse con las riendas de un PSOE sumido en el caos tras la contundente derrota electoral sufrida por Jose Almunia, convirtiéndose también en el próximo candidato electoral de su partido para las elecciones de marzo de 2004. Comenzaba así la 'era Zapatero', el del 'talante' y el de la Alianza de Civilizaciones. Todas las encuestas anunciaban una nueva victoria del PP pese a que ya se sabía que José María Aznar no repetiría y que su rival sería Mariano Rajoy.
 
Pero tres días antes de las elecciones generales del 14 de marzo de 2004 comandos terroristas islamistas cometen el atentado más brutal sufrido en toda Europa matando a 192 personas tras hacer estallar varias mochilas con bombas en  tres estaciones de trenes de cercanía de Madrid. El suceso conmocionó a España. Pero la pésima gestión del Gobierno de Aznar, empeñado en atribuir la matanza a ETA, provoca una reacción adversa de la ciudadanía y el PP pierde las elecciones. Rajoy se ve de buenas a primeras convertido en el líder de la oposición mientras Rodríguez Zapatero es elegido presidente del Gobierno de España aunque sin mayoría absoluta lo que le obligó a buscar socios parlamentarios. Y eligió a los grupos de izquierda, IU-IC y ERC.   
 
 
Una legislatura marcada por ETA
La economía por aquel entonces no hacia presagiar la que se nos vendría encima cuatro años después. Asi que Zapatero se dedicó a impulsar políticas sociales, a ampliar derechos y a reformar leyes que consideraba obsoletas. Pero el primer gesto que hizo fue retirar las tropas de Irak, como había prometido en su campaña, abriendo una brecha en las relaciones con los EEUU que se ha mantenido hasta la llegada de Obama a la Casa Blanca.
 
Con todo, su primera legislatura estuvo marcada por el denominado proceso de paz con ETA que Zapatero abre tras pedir 'permiso' al Congreso en su primer debate del estado de la Nación de 2005. La banda terrorista anuncia un alto el fuego permanente y el gobierno comienza a mantener discretos contactos para buscar "un fin dialogado de la violencia". Pero todo fue un espejismo.  El 30 de diciembre de 2006, justo un día después de que Zapatero asegurara creer que ese final del terrorismo estaba cerca,  ETA hace estallar un coche bomba en la Terminal T4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas matando a dos personas. Fue su primer gran golpe como presidente del Gobierno.
 
Sus primeras promesas, cumplidas
Durante el primer año de su primer mandato Zapatero y su gobierno estuvieron muy activos. El presidente, además de la retirada de las tropas de Irak, cumple su promesa de suprimir el trasvase del Ebro anunciando un plan alternativo de desalación y de mejora de la gestión de regadíos que no ha sido ejecutado. También promueve una  nueva ley de Educación (LOE) introduciendo la controvertida asignatura de Educación para la Ciudadanía,  suprimiendo la obligatoriedad de la asignatura de religión católica para dejar libertad de estudio de otras religiones en los centros públicos lo que crea un fuerte malestar en la Iglesia y en algunos los grupos de la oposición, especialmente el PP.
Asimismo, aprueba la ley de violencia de género, que no da los frutos deseados ya que el número de mujeres fallecidas a manos de sus parejas sigue aumentando alarmantemente, y reforma la ley del divorcio para agilizar el proceso de las parejas separadas, reforma que fue conocida como el divorcio express.



No obstante, uno de sus proyectos 'estrella' durante su primea legislatura es la ley de igualdad o paridad que el presidente aplica antes de su aprobación para dar ejemplo en su primer Gabinete en el que incluye a ocho ministros y ocho ministras, así como una vicepresidenta primera y un vicepresidente segundo.


La controvertida ley de matrimonios gay
Pero la reforma que más polémica crea durante sus primeros años de mandato fue sin duda la del Código Civil que abrió la puerta a la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo. Este audaz paso le costó a Zapatero numerosas protestas y manifestaciones en las que participaron obispos y dirigentes del PP.


Otro foco de conflicto fue el proceso de regulación de inmigrantes con el que se  pretendía resolver la situación ilegal de casi un millón de inmigrantes que había en España y que desencadenó un "efecto llamada". El Gobierno se ve desbordado por la avalancha de  subsaharianos que saltan las vallas en Ceuta y Melilla, episodios que acaba con varios muertos y que causan tensiones diplomáticas con Marruecos.
 
Pero ese mismo año el Gobierno socialista afronta el dramático incendio de Guadalajara que se cobró 11 víctimas y provocó un duro enfrentamiento entre socialistas y populares en Castilla La Mancha, gobernada entonces por José María Barreda, y la apertura de una comisión de investigación en la que se vivieron escenas de gran tensión entre dirigentes de ambos partidos.
 
Trujillo y sus "soluciones habitacionales"
En otro plano, una de las ministras que dejó impronta fue la titular de Vivienda, María Antonia Trujillo, que intentó luchar contra la 'burbuja inmobiliaria' sin lograrlo aunque si consiguió crear numerosas polémicas a cuenta de sus "soluciones habitacionales"  o minipisos de 30 metros cuadrados para `promocionar el alquiler de viviendas a los jóvenes.
 
En 2006 se aprueba la ley de dependencia cuya aplicación quedó en manos de las CCAA lo que suscitó roces entre algunas de las gobernadas por el PP y el gobierno central al que acusaban de no garantizarles suficientes recursos para financiarla.
 
En el terreno económico Zapatero empieza con buen pie su primera legislatura subiendo el salario mínimo interprofesional un 21%. En 2006 acomete la primera reforma del mercado laboral con acuerdo entre empresarios y sindicatos manteniendo la paz social al menos durante un tiempo.
 
Pero la situación más conflictiva fue la que generó las dos Opas sobre Endesa promovidas sucesivamente por Gas natural, E.ON y finalmente por Acciona y Enel  que dieron lugar a la intervención gubernamental y a una 'reprimenda' por parte de la UE.
 
Otras leyes polémicas
Otra de las 'guerras' desatadas en los primeros años de su primera legislatura fue la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que regula el canon digital, por la que los compradores deben pagar un canon como derechos de autor para poder reproducir archivos y en la compra de tarjetas de memoria, móviles, impresoras y cámaras digitales. Los intentos de eliminar este 'peaje' fueron vanos y la reforma quedó definitivamente aprobada a finales de 2007.


Justo en mitad de esta legislatura Zapatero arma la 'marimorena' con su empeño de "recuperación de la memoria histórica", que tuvo su preludio en la devolución a Cataluña de los denominados "papeles de Salamanca" y en la retirada de las estatuas de Franco de las vías públicas. La ley es aprobada definitivamente en octubre de 2007 e incluye el reconocimiento de todas las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura pero no la apertura de fosas comunes tarea que emprenden entidades privadas.


La Reforma de los Estatutos de Autonomía
Además, la primera legislatura se ve marcada  por la reforma de varios de los Estatutos de Autonomía, aunque el Congreso desdeña el denominado Plan Ibarretxe que pretendía el reconocimiento del derecho de autodeterminación del País Vasco.  Sin embargo se aprueba la reforma del Estatut de Cataluña tras un intenso y polémico debate que propicia que el PP presente un recurso de inconstitucionalidad que se resuelve pero al cabo de varios años de tensiones políticas. Otros se culminan como el de la Comunidad Valenciana, Aragón, Castilla-León, Baleares,  Extremadura y Andalucía.
 
El primer mandato de Zapatero acabó con superávit en las cuentas del Estado lo que le había permitido impulsar el llamado cheque bebé de 2.500 euros por hijo y aplicar una deducción de 400 euros en el IRPF a todos los declarantes sin tener en cuanta los ingresos familiares. Claro que, la 'alegría' presupuestaria duro poco.....
 
Segunda legislatura (Marzo 2008- Noviembre de 2011)
 
En las elecciones de marzo de 2008, el PSOE aumenta su representación pero no logra tampoco la mayoría absoluta ya que se queda en 169 escaños frente a 154 del PP de Mariano Rajoy. Comienza la IX legislatura sin que ningún político atisbe la grave crisis económica que se cernía sobre el mundo. Mucho menos Zapatero. El presidente siguió negando la realidad hasta que a finales de 2009 el déficit público se dispara, nuestro sector productivo se desploma, crece alarmantemente la deuda y las cifras del paro alcanzan los tres millones de parados.
 
Hundido el mercado inmobiliario y el del automóvil, el presidente impulsa un Plan Renove para rehabilitación de viviendas e infraestructuras hoteleras y pone en marcha durante dos años el Plan Vehículo Innovador Vehículo Eficiente (VIVE) con una dotación anual de 1.500 millones en créditos blandos para rejuvenecer el parque automovilístico. Pero ambas políticas no levantan ninguno de los dos sectores.
 
El desboque del paro le lleva a aprobar el Plan E por el que se inyecta 11.000 millones de euros a las entidades locales para impulsar la creación de empleo y la "dinamización de la economía". Pero las previsiones de crear 300.000 empleos no se cumplen.
 
España preside la UE
En enero de 2010 hasta el 30 de junio de ese mismo año, España preside por cuarta vez en su historia la Unión Europea. No obstante, en esos meses el presidente del Consejo Europeo no será Zapatero, sino Herman Van Rompuy, el ex primer ministro belga debido a la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. El balance que la oposición hace de este mandato no es precisamente muy positivo pero el líder del PSOE no se da por aludido.
 
Pero si hay una fecha que ha quedado grabada en la retina de Zapatero es mayo de 2010. Es el mes en el que el presidente comparece en el Congreso para anunciar la congelación de las pensiones, la supresión del cheque-bebé y la rebaja media del 5% en los sueldos de los funcionarios. La oposición se le echa encima y comienzan las huelgas y las protestas en la calle, aunque el movimiento 15-M aparecerá algo más tarde.
 
A la pésima situación económica se unen las sucesivas crisis de Gobierno que acomete Zapatero en su segundo mandato que culmina con el abandono de Pedro Solbes del área económica y la salida de De la Vega de la vicepresidencia primera, que es sustituida por Alfredo Pérez Rubalcaba, al que por entonces casi todos ven ya como la 'esperanza blanca' del PSOE.
 
El año 2010 acaba con una de las mayores crisis que afronta el gobierno: la huelga de controladores aéreos que estalla en pleno puente de la Constitución y en vísperas de Navidades. Una grave situación que obliga al Gobierno a la militarización del espacio aéreo y a declarar el estado de alarma por un espacio de quince días por primera vez en España desde la democracia.


Zapatero 'entrega' Rota a la Otan


En el exterior destaca nuestra participación en Afganistán con un incremento de tropas autorizado por la ministra de Defensa, Carme Chacón, cuyo nombramiento, embarazada de siete meses, fue un hito en nuestra historia al convirtió en la primera ministra de Defensa de España.  También nos involucramos en la guerra de Libia contra Gadafi. Pero el último gesto de Zapatero ha sido ceder la base de Rota a la OTAN para el despliegue de misiles antiaéreos y la instalación de cuatro destructores estadounidenses en 2013.


El PSOE, abocado a un Congreso Extraordinario
Sus erráticas políticas y los escasos resultados de las reformas que emprende provocan que poco a poco la popularidad de Zapatero vaya bajando en picado hasta convertirse en un verdadero lastre para su partido.
 
Finalmente, el abril de 2011 el líder del PSOE decide anunciar que no se presentará de nuevo a la reelección. Tras un convulso proceso de aparentes primarias, Rubalcaba es elegido su sucesor en el cartel electoral pero no se convoca un  Congreso Extraordinario para designar nuevo secretario general lo que abre un extraña bicefalia en el PSOE.  Claro que las malas perspectivas que apuntan todas las encuestas de cara al 20-N hacen presentir que ese cónclave tendrá que convocarse después de Navidades y que el proceso de elección de nuevo líder será traumático.
 
Las únicas 'alegrías' de esta legislatura para Zapatero han sido los triunfos deportivos para España, entre ellos, el mundial de fútbol de la selección española y la Eurocopa para nuestra seleción de baloncesto. Porque, por lo demás, y a día de hoy, el peligro de una intervención de España sigue latente.
 
¿Fin de ETA?
Pero si hay algo que merece capítulo aparte es la política antiterrorista en este último mandato de Zapatero. El fin de ETA se ha convertido en una verdadera obsesión para el todavía presidente del Gobierno pero mucho más para el ex ministro del Interior y ahora candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, bajo cuyo mandato los éxitos policiales, en colaboración con Francia, han sido indudables con numerosas detenciones, entre ellas la del supuesto cabecilla de la banda terrorista, Francisco Javier López Peña, alias Thierry.
 
El 14 de mayo de 2008 ETA hizo estallar una furgoneta bomba en Villarreal (Álava) que causó la muerte al Guardia Civil Juan Manuel Piñuel Villalón. Fue su última acción en España. Sin embargo, el último atentado de la banda tuvo lugar en marzo de 2010 en suelo francés. Un tiroteo protagonizado por tres presuntos miembros de ETA que intentaban robar en un concesionario de coches en la localidad de Dammarie-lès-Lys, cerca de París, causa el fallecimiento de un policía francés.
 
En enero de 2011, ETA anuncia en un nuevo comunicado un alto el fuego "permanente verificable" como "compromiso firme" para llegar al final de la "confrontación armada".  El siguiente paso fue la decisión del Tribunal Constitucional de autorizar la presencia de las listas de Bildu en las elecciones municipales del 22M - que había sido rechazada previamente por el Supremo-. La coalición abertzale logra gobernar en varios ayuntamientos del País Vasco y Navarra, entre ellos San Sebastián. El PP y UpyD no dudan en culpabilizar al Gobierno de  que "ETA vuelva a las instituciones".
 
Ahora todas las miradas están puestas en que la banda decida poner punto y final a su sangrienta historia y entregue las armas y en ver quién y cómo gestiona esta 'patata caliente'.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.