www.diariocritico.com
La 'otra cara' del debate de investidura

La 'otra cara' del debate de investidura

lunes 19 de diciembre de 2011, 11:59h

Se repite la escena con Duran: los diputados se van al pasillo

Da igual que el presidente del Gobierno se llame José Luis Rodríguez Zapatero o Mariano Rajoy, o que se trate del debate del estado de la Nación o del de Investidura. Cuando finalizan las intervenciones de los oradores de los dos grandes partidos - PSOE y PP- y comienza la del portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, hay una desbandada de diputados que abandonan sus escaños y se marchan al pasillo a charlar o al patio a fumarse un cigarrillo. El portavoz catalán ya esta acostumbrado, hasta el punto que en uno de los últimos plenos de la anterior legislatura, ironizó y les dijo a sus 'compañeros' parlamentarios: "no se vayan, si ahora empieza lo mejor".

Sin embargo, en esta ocasión ha vuelto a ocurrir  y Jesús Posada, el nuevo presidente del Congreso,  como ya se sabe el guión, ha apremiado a sus señorías a que salieran sin organizar demasiado revuelo. Al menos su antecesor, José Bono, les recriminaba y les pedía más respeto por el orador.  

 

Rajoy come con Alonso y Soraya en el Congreso

Una vez terminada la primera parte del debate de investidura, dedicada íntegramente durante la sesión de la mañana a presentar su discurso, Mariano Rajoy decidió quedarse a comer en el Congreso con algunos de los miembros de la dirección de su grupo parlamentario. El líder del PP ha subido a su despacho junto con el nuevo portavoz parlamentario, Alfonso Alonso, y su antecesora, Soraya  Sáenz de Santamaría.


Mientras tanto,  su mujer, Elvira Fernández - que, por cierto, fue besada y felicitada por numerosos diputados y diputadas con gran efusión- , abandonó la Cámara baja nada más terminar la intervención de su marido dado que tenía una reunión en el colegio de sus hijos, Mariano y Juan, según explicaron fuentes populares.



UPyD por primera vez 'por encima' del PNV

Una de las consecuencias de los resultados de estas elecciones generales se ha notado ya en el Congreso. Por ejemplo, el orden de las comparecencias de los portavoces de los grupos después de un debate de calado, como es el de investidura o el del estado de la Nación. El protocolo establece que los portavoces de la oposición deben de salir a ofrecer sus valoraciones de mayor a menor en cuánto a número de diputados, cerrando el partido del Gobierno. Pero si hay empate a escaños, el que ha logrado más votos tiene prevalencia. 

En la X legislatura que ahora se estrena, el PSOE abre la ronda - antes lo hacía el PP, lógicamente- al ser el principal grupo de la oposición. Luego le seguía CiU. Pero, en contra de  lo que venía siendo habitual, ya no es el PNV el tercero en comparecer. Ahora es UPyD que tiene grupo propio por decisión de la Mesa de la Cámara - gracias al préstamo del único diputado de Foro Asturias- y además cuentan con más votos al ser un partido de ámbito nacional. Un 'detalle' no ha  gustado demasiado a los nacionalistas vascos, claro.


Los 'ministrables', no saben/ no contestan

Muchas caras nuevas se vieron por los pasillos del Congreso en el gran debate que celebra este lunes la Cámara baja. Pero los que más concentraban las miradas y el interés de la prensa eran los posibles 'ministrables' a los que Rajoy va a comunicarles en breve si van a ocupar alguna cartera en su primer Gobierno. Pero ninguno sabía nada. O, si lo sabía, no quería soltar prenda. Desde Ana Pastor, fija en las quinielas, a otros como González Pons o Ana Mato, que pasaron muy sonrientes entre los periodistas sin decir esta boca es mía. "Nadie sabe nada todavía, de verdad", replicaba un diputado del PP que curiosamente no está  ni siquiera en las quinielas aunque le gustaría estar. ¿Nadie?. Pues entre los más allegados a Rajoy creen que algunos ya lo saben, como Soraya Sáenz de Santamaría. Pero ella tampoco dice nada.


La familia de Rajoy y varios presidentes autonómicos,  en la tribuna de invitados

Como se esperaba, a Mariano Rajoy no le han dejado solo el día de su investidura. El presidente 'in pectore' del Gobinerno estuvo arropado prácticamente por toda la cúpula de su partido y por varios presidentes autonómicos, entre ellos, Esperanza Aguirre (Madrid); María Dolores de Cospedal (Castilla-La Mancha); JoséAntonio Monago (Extremadura); Alberto Fabra (Comunidad Valenciana) o Luisa Fernanda Rudi (Aragón).

Tampoco faltó el presidente del Senado, Pío García Escudero. Pero en la tribuna de invitados también se podía ver a la esposa de Rajoy, Elvira Fernández, así como a un hermano y un primo del candidato a la Presidencia del Gobierno.

Pero además acudieron al debate el líder andaluz Javier Arenas y la dirigente catalana Alicia Sánchez Camacho.

Por cierto, que los siete diputados de Amaiur se colocaron en la última fila del hemiciclo, conocido como 'el gallinero', por ser donde habitualmente se sientan los miembros del Grupo Mixto, esta vez más heterogéneo que nunca.


Diputados y senadores, un totum revolutum

"Vamos para arriba ya, que con los senadores aquí nos va a tocar en el gallinero" (sic). Eso decían algunos diputados a su entrada en el Congreso, que ven cómo se colaban los senadores -tienen derecho- y, claro, el hemiciclo parecía como el camarote de los hermanos Marx. Y, efectivamente, no cabía un alfiler en el recinto: ahí estaban senadores como el presidente de la Cámara Alta, Pío García-Escudero, o el secretario de los socialistas madrileños, Tomás Gómez.


El diputado navarro de Amaiur toma posesión de su escaño

Una vez conocida la decisión de la Mesa del Congreso de rechazar que tengan grupo propio, el diputado navarro de Amaiur, Sabino Cuadra, ha acudido al pleno del debate de Investidura de Mariano Rajoy  para tomar posesión de su escaño. Al igual que lo hicieron sus compañeros, Cuadra ha empleado la fórmula de la promesa "por imperativo legal" y lo ha hecho en castellano y en Euskera.


Rajoy y su 'homenajea' a Zapatero

Nada más comenzar su discurso, Mariano Rajoy ha recibido los aplausos entusiastas del Grupo Popular. Sus primeras palabras han sido de recuerdo a las víctimas del terrorismo pero también de reconocimiento para el presidente del Gobierno saliente, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha sonreído a su sucesor desde el banco azul en el que se sienta por última vez con los ministros del Ejecutivo socialista, que sigue estando en funciones hasta que no se vote la candidatura del líder del PP, mañana martes. 


Más tiempo para el Grupo Mixto

Dada la decisión de la Mesa sobre Amaiur, y dado que el Grupo Mixto es sumamente complicado, la Mesa ha optado por una solución sólo para este Pleno: que Amaiur tenga 10 minutos de tiempo, y aumentar un poco más el tiempo total del Grupo Mixto para que cada portavoz disponga de unos cinco minutos.
La intervención del Mixto se producirá mañana, martes, porque si no se complica la sesión, que parece que no, este lunes intervendrá hasta el PNV. Se espera que la votación pueda producirse el martes antes del almuerzo


Amaiur irá al Constitucional

Era la comidilla política antes del inicio del debate de investidura de Rajoy: Amaiur, que no tendrá finalmente grupo parlamentario propio, irá al Tribunal Constitucional. Según quien comentara la decisión de la Mesa del Congreso, así era también su interpretación política. Por ejemplo, los del PP decían off the record y un tanto con sorna una frase repetida: "Que vayan, que vayan...". La razón para esta ironía es clara: dado que la Mesa lo que ha hecho es aplicar estrictamente el Reglamento, creen que el Constitucional dirá, dentro de dos años, que lleva razón, lo que supondrá en su día un golpe añadido a las tesis abertzales.


Lea también:
Todo sobre el debate de investidura de Rajoy >>

Todo sobre el debate de investidura de Rajoy >>

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios