www.diariocritico.com
Varios frentes para La Moncloa...y para Ferraz

Varios frentes para La Moncloa...y para Ferraz

domingo 13 de mayo de 2012, 12:38h
Empieza Rajoy la semana con varios frentes políticos -de los económicos ya ni hablamos-abiertos en canal: alguna autonomía que no podrá pagar las nóminas en junio, un presidente del Tribunal Supremo y del Consejo del Poder Judicial tan cuestionado que su abandono del cargo podría ser cuestión de horas, un gobernador del Banco de España en almoneda, los bancos tiritando de frío pese al calor, las televisiones públicas preguntándose quiénes somos, de dónde venidos y a dónde vamos, la presentación de la `marca España' pendiente de la salud del jefe del Estado...Día tras día, semana tras semana, se reclaman al presidente gestos trascendentes, que provoquen titulares sorprendentes y esperanzados. Día tras día, semana tras semana, el inquilino de La Moncloa se refugia en el inhóspito palacete, sin salir al centro del ruedo para hacer propuestas que, al menos, nos descoloquen.
 
Hace falta una ofensiva política en toda regla y nos contentamos con sacar a Luis de Guindos como ariete para todo y frente a todos: Guindos en Europa, Guindos en el atril de la sala de prensa monclovita tras los consejos de ministros, Guindos en los pasillos de las Cortes. No es que Guindos esté mal, como no lo está Soraya Sáenz de Santamaría, el otro valor mediático de un Gobierno que suspende en las encuestas y ve cómo se desploma su prestigio; es que el ciudadano reclama ver al que ostenta el poder supremo, o al menos lo ostenta de puertas para adentro. A Rajoy hasta Rubalcaba, no sé si con la boca pequeña, le pide ya grandes consensos, gestos en los que el PSOE dice -dice-que ayudaría: pactos sobre políticas de crecimiento, de cohesión social, reforma financiera, consolidación del Estado autonómico, renuncia a la utilización partidista de las instituciones. Falta solamente un pacto para reforzar la estabilidad de la Corona y ya tendríamos el esquema de un acuerdo para la legislatura.
 
Pero no caerá esa breva, pese a que una encuesta de cierta envergadura publicada este domingo señalaba que el 89 por ciento de los españoles respondía afirmativamente a la siguiente pregunta: "tal y como están las cosas, el PP y el PSOE deberían dejar de lado, por un tiempo, sus diferencias partidistas y llegar a un acuerdo para tratar, conjuntamente, de sacar al país adelante?". Solamente un nueve por ciento de los preguntados estaba en desacuerdo. Por cierto que en la misma encuesta se repetía la cantinela de que más del setenta por ciento de los preguntados dice desconfiar tanto de Rajoy como gobernante como de Rubalcaba como líder de la oposición. Pues vamos apañados...
 
Bien; puede que no haya que gobernar a golpe de encuesta. Pero tampoco despreciar a la opinión pública. Recuerdo que le hice notar algo así a José María Aznar, ante el abrumador peso de los sondeos contra la intervención en la guerra de Irak, y me respondió, textual: "propio es del estadista saber desafiar a la opinión pública cuando conviene". Luego pasó lo que pasó y tuvimos ocho años, creo que básicamente desafortunados -aunque no en todos los campos-de Zapatero.
 
Yo no quiero, y supongo que usted tampoco, que, en apenas unos meses, un Gobierno votado con mayoría absoluta se desestabilice: sería desastroso para el país. Un país que no puede caer en la fascinación de las manifestaciones indignadas, ni en la guerrilla del Gobierno con una oposición que precisa repensarse. Por eso, por eso mismo, tantos se desgañitan, nos desgañitamos, pidiendo nuevas, muy nuevas, formas y fórmulas de ejercer el poder. Algo tendrán que hacer los inquilinos de La Moncloa y de Ferraz: encerrarse y salir, juntos, anunciando al país que el Gran Acuerdo, para los dos próximos años, ha llegado.
 
[email protected]
Blog de Fernando Jáuregui - Cenáculos y mentideros
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios