www.diariocritico.com
Rubalcaba confirma en el Comité Federal que el proceso de primarias en el PSOE tendrá lugar entre octubre y el 30 de noviembre

Rubalcaba confirma en el Comité Federal que el proceso de primarias en el PSOE tendrá lugar entre octubre y el 30 de noviembre

sábado 18 de enero de 2014, 11:21h
Alfredo Pérez Rubalcaba ha propuesto la celebración de primarias abiertas para elegir el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno en un proceso que deberá celebrarse entre octubre y el 30 de noviembre de este año, fecha en la que se procederá a la votación. Previamente se habrían elegido los candidatos a las elecciones europeas, a las municipales y a las autonómicas. "Estamos abriendo una nueva etapa en la política española", ha dicho Rubalcaba al Comité Federal, dentro de un planning que el líder socialista ya había pactado con la inmensa mayoría de las federaciones, especialmente con la andaluza que dirige Susana Díaz.

>> Lea íntegra la intervención de Rubalcaba ante el Comité Federal
Al final de un larguísimo discurso ante el Comité Federal -el cuarto que el PSOE celebra desde febrero de 2012, fecha del Congreso que eligió a Rubalcaba como secretario general- Pérez Rubalcaba propuso al plenario el planning interno que previamente había pactado con la mayoría de las federaciones, en una maratón negociadora que se cerró en la madrugada de este mismo sábado. Dado que en mayo se abre un nuevo ciclo electoral con las elecciones europeos (25 de mayo), Rubalcaba ha propuesto que se siga la lógica electoral y se convoquen primarias según se vayan a ir celebrando.

Así, Rubalcaba ha propuesto que el calendario de primarias en el PSOE para elegir a sus candidatos siga el orden cronológico: primero, elección de los candidatos a las elecciones europeas, sobre las que no dijo su preferencia de candidato, pero que nadie duda que será su 'número dos', Elena Valenciano; luego, los candidatos a las alcaldías y a las presidencias de las comunidades autónomas, y finalmente, el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno.

El planning incluye que inmediatamente se elija al cabeza de cartel para las elecciones europeas del 25 de mayo; en septiembre se deberán elegir los candidatos a alcaldes y presidentes autonómicos, y a partir de octubre, iniciar un proceso que debe culminar con una votación el 30 de noviembre en unas primarias abiertas para las elecciones del candidato a la Presidencia del Gobierno.

Rubalcaba ha pedido, no obstante, flexibilidad para que el Comité Federal delegue en la Comisión Ejecutiva Federal (CEF) que pueda cambiar el calendario de primarias municipales y autonómicas siempre y cuando lo solicite cada una de las direcciones regionales del partido en atención a sus propias peculiaridades. Ésa es la fórmula de compromiso a la que se ha llegado, fundamentalmente, con el valenciano Ximo Puig, y que podría agradar también al madrileño Tomás Gómez y al manchego Emiliano García Page.

Rubalcaba no habló explícitamente en su discurso de cuándo se podrían proponer los nombres de los candidatos, ni siquiera del Reglamento para desarrollar estas primarias, pero Diariocrítico ha sabido de medios socialistas que podrían no ser totalmente abiertas en todas las comunidades. Zonas comno escasa población y poca militancia socialista, como Cantabria, La Rioja o la misma Navarra podrían quedar al albur que de intereses espurios pusieran finalmente a los candidatos socialistas. En estas comunidades podrían no celebrarse elecciones totalmente abiertas a la ciudadanía.

Lanzados hacia Europa

Es verdad que en su discurso de más de una hora de duración Rubalcaba se guardó muy mucho -como no podía ser de otra manera, dado que se abre un proceso de primarias- de citar ningún candidato, aunque nadie duda de que será Elena Valenciano, pero sí dijo que la maquinaria socialista se va a volcar para los comicios del 25 de mayo, que cree que son fundamentales.

"Esto es lo que nos estamos jugando en las elecciones europeas: el sueño europeo de muchos españoles", dijo al Comité Federal, para añadir que el 'aparato' socialista "se volcará" para que el la ciudadanía note que "volvemos a ser la referencia, la esperanza de muchos españoles para recuperar sus libertades".

"La reforma laboral será la primera de las leyes que derogue"
 
La mayor parte de su discurso estuvo dedicada a la situación abierta en España con las políticas seguidas por la derecha representada por Mariano Rajoy, sobre quien no ahorró críticas. En un momento de su discurso avisó que la reforma laboral realizada mano a mano por Fátima Báñez y Mariano Rajoy "es lo más dañino de todo lo que ha hecho este Gobierno: ha roto las reglas del juego y será la primera de las leyes que derogue el Gobierno socialista". Y avisó al PP de que se presenta una segunda parte de la legislatura muy caliente.

En el inicio de su discurso, esta vez en abierto a los medios de comunicación, Pérez Rubalcaba dijo al Comité Federal del PSOE que desde el pasado verano "el Gobierno anda voceando que estamos ante el final de la crisis económica", pero destrozó toda la dialéctica desarrollada por Rajoy sobre lo bien que nos va y avisó que "una cosa es no hacer de agoreros y otra sumarnos a la trompetería, y eso no lo vamos a hacer".

Analizó al respecto que la prima de riesgo ha caído por la intervención del Banco Central Europeo y porque la derecha europea se bajó del caballo de la austeridad y empezó a relajar el déficit y no por las políticas económicas seguidas por Rajoy. En ese punto es donde criticó la reforma laboral, que sólo ha traído consigo despidos a mansalva y el empleo precario: "Esos son los dos efectos de la reforma laboral y todo ello en una política de bajada de salarios y acabando con la negociación colectiva", dijo, para añadir que "es lo más dañino de todo lo que ha hecho este gobierno, ha roto las reglas del juego, y será la primera de las leyes que derogue el gobierno socialista".

A partir de ahora, Rubalcaba anunció un nivel de oposición sin tregua para recuperar empleo con derechos, las becas y toda la igualdad "que se ha cargado este gobierno, que aprovechó la crisis para hacer su particular ajuste de cuentas con el Estado del Bienestar". En definitiva, que para Rubalcaba está claro que "la extrema derecha está y vota en el Partido Popular", al que "le pasa lo mismo que al Partido Republicano, que tiene dentro un tea party". Pero el aviso está lanzado: en la segunda parte de la legislatura "nos van a encontrar de verdad".

Crisis política y modelo territorial
 
Rubalcaba dijo a los suyos que, en todo caso, "no podemos sentirnos contentos" con la situación que viven las instituciones y los partidos políticos, alegando que "el final de la crisis económica no va a resolver la crisis política" y avisando al PP que "el caso Bárcenas no se va a metabolizar por los españoles". En ese sentido, pidió cambios profundos en la ley de financiación de partidos, en las leyes de partidos, en el Reglamento del Congreso... "Si no lo hacemos, nos lo harán, pero los socialistas no nos vamos a cruzar de brazos".

En el orden territorial prosiguió con su tesis de que hay que completar el carácter federal de España, definiendo las competencias del Estado, fijando reglas claras para la financiación en las Comunidades Autónomas, dando alas al Senado, etc. Dijo al respecto que "el conflicto territorial se ha ido envenenando, sobre todo en Cataluña", y repitió que Artur Mas "está llevando a Cataluña a un callejón sin salida" y a Rajoy le avisó que "aquí no hay [Mario] Draghi que le saque las castañas del fuego, que lo tiene que arreglar él".

En ese sentido, Rubalcaba llegó a afirmar que "puede que a Mas y a Rajoy les interesa una guerra a banderazos, pero estamos convencidos de que a España y a Cataluña, no", estableciendo esa tercera vía por la que viene apostando el PSOE junto con el sector mayoritario del PSC que lidera Pere Navarro, a quien Rubalcaba dio un espaldarazo definitivo.

En política antiterrorista dijo que "hay que dar a la democracia la victoria y a ETA la derrota", es decir, que hay que dar a cada uno lo que le corresponde y que ETA se ha acabado ya: "Conseguiremos la disolución de ETA como conseguimos su derrota: todos juntos, con firmeza, con inteligencia política y respetando la legalidad", dijo Rubalcaba casi al final de su intervención.

Tras su intervención se registraron 39 peticiones de palabra: los dos primeros en hablar fueron la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y el de Asturias, Javier Fernández, a los que siguieron todos los secretarios generales de las federaciones.

>> Lea de forma íntegrala intervención de Pérez Rubalcaba ante el Comité Federal
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios