www.diariocritico.com
Pemex, la 'china en el zapato' de Brufau, deja Repsol tras 25 años de accionista mayoritario

Pemex, la 'china en el zapato' de Brufau, deja Repsol tras 25 años de accionista mayoritario

miércoles 04 de junio de 2014, 11:14h
Pemex ha decidido dar por concluida una etapa y poner fin a 25 años como accionista de Repsol . La salida del capital comenzó ayer con una colocación privada entre inversores cualificados del 7,86% del capital, dirigida por Citigroup Global Markets y Deutsche Bank.

Esta 'huída' acelerada sólo era cuestión de tiempo. De todos es conocida la mala relación entre Emilio Lozoya, director general de la compañía mexicana y el presidente de la petrolífera española. Para entender el porque´de esta situación nos debemos remontar a cuando Pemex era accionista de Petronor y pasó, en 1989, a ser de Repsol.

La relación no fue siempre tortuosa


En un principio,  fue cordial y leal hasta que en septiembre de 2011, Del Rivero protagonizó un aspecto polémico en su trayectoria empresarial, al llegar a un acuerdo, en su calidad de accionista de la firma REPSOL con Pemex mediante el cual, mancomunando su voto con la petrolera mexicana, alcanzarían la mayoría social del 29,8 % en la petrolera española. Ésta solicitó la intervención de la Comisión Nacional de la Energía en amparo contra la maniobra de toma de control protagonizada por el mismo y la petrolera mexicana.

Las motivaciones resultan desveladas en documento conocido públicamente fechas más tarde; se refiere a la compra, en 2006, mediante crédito, de su participación del 20% en REPSOL por importe de 4.908 millones de euros con la garantía de la propia SACYR, préstamo a devolver en diciembre de 2011. Sacyr deja pasar la opción de la prórroga del crédito por Repsol. Este hito causó un gran revuelo en todos los estamentos. Los sindicatos pidieron explicaciones Sacyr y el Gobierno argentino llamó a consulta a Brufau, Del Rivero y Pemex.

Este pacto Del Rivero-Pemex no triunfó, porque el primero fue imputado en el 'caso Bárcenas' y acusado de tener cuentas secretas en un banco suizo en las que tanto Luis del Rivero como su socio José Manuel Loureda habían recibido diversos pagos de otro miembro de la banda Gürtel.

La figura de Antonio Brufau seguía incólume.

Marzo de 2014, intento por mover ficha

Tal y como publicó este periódico,  en marzo pasado hubo un último intento por parte de la mexicana de echar a Brufau de la presidencia de Respol.

Emilio Lozoya, máximo ejecutivo de Pemex y amigo personal del jefe del Estado de México, Enrique Peña Nieto, declaró estar  "muy decepcionado" con la actuación de Brufau. Tanto por la expropiación de YPF como con la evolución bursátil, y que era necesario una renovación.

El presidente de Repsol respondió que desde que él es presidente y pese al robo argentino, la acción había ganado un 13,5% frente.

Brufau volvió a ser respaldad por el Consejo de Administración de la compañía.

Villar Mir entra en escena

Villar Mir ha estado detrás de muchas de las maniobras que ha llevado acabo la mexicana.

Este periódico se hizo eco en enero de este año de que Pemex se había apoyado en Villar Mir para intentar un asalto a Repsol. Esto no era novedad. OHL llevaba un tiempo intentando hincar el diente en la petrolera española. ¿Qué intereses ocultos, o no tan ocultos, tiene el dueño de OHL, Juan Miguel Villar Mir, en este conflicto Pemex-Repsol? Fácil: devolver favores.

Josep Piqué, reciente  Ceo del Grupo OHL, lleva años aspirando a suceder a su paisano, Antonio Brufau, en la Presidencia de Repsol. Ahora podría tener su oportunidad. Eso sí, a costa de que España pierda el control total de una de sus empresas estratégicas. Así, el ex ministro de Industria y de Exteriores con Aznar estaría aliado con el ex ministro de Hacienda de Carlos Arias Navarro para, aprovechando sus respectivas y fructíferas trayectorias, hacerse con la compañía puntera española. Algo que no vendría mal, como veremos, ni a PEMEX ni, por supuesto, a la propia OHL  
 
Desde el famoso affaire YPF-Repsol-Argentina, pasando por los intereses de la mexicana Pemex  por hacerse con 'repsoles', pasando por el asalto de Luis del Rivero y terminando por la que este jueves ha saltado a la palestra, Villar Mir y sus aspiraciones por hacerse con la cúspide de la petrolera española.
 
Efectivamente, Josep Piqué animó a Juan Miguel Villar Mir para que comprarse acciones de Repsol y convertirse en miembro del núcleo duro de la petrolera. Piqué apuesta por ello porque quiere sustituir a Antonio Brufau como presidente de la petrolera, mientras Villar Mir ve en ello otra oportunidad de negocio. Al final, se pretenda o no, el gran beneficiario sería Pemex para hacerse con el control de la segunda industria española tras Iberdrola.
 
El problema de grupo OHL es que ha pasado de una estructura de balance a convertirse en la constructora española donde más se ha incrementado la deuda. Nada menos que un 33% en lo que va de año (resultado a 30 de septiembre), tras meterse en todos los berenjenales: Abertis, Santander, proyecto Canalejas, Colonial, Realia, etc. Demasiado... hasta para Villar Mir


Josu Jon Imaz, otra 'china' en el zapato


La última gota que colmó el vaso fue el nombramiento de Josu Jon Imaz como consejero delegado, sin previa advertencia a los socios mexicanos.

La designación del delfín del presidente tuvo el aval de los principales accionistas con la excepción del vocal de Pemex. CaixaBank ha intentado en las últimas semanas lograr una salida pactada de Pemex. El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, medió con los socios mexicanos e incluso intentó encontrar un relevo en el grupo de Juan Miguel Villar Mir, propietario de OHL, y socio de referencia de otra participada de CaixaBank, Abertis.

Pero nada ha fructificado.

La salida de Pemex se produce justo la semana anterior de la visita de Estado a España por parte del presidente de México, Enrique Peña Nieto, prevista los días 9 y10.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios