www.diariocritico.com

Excedencias voluntarias para mejorar el currículum

La excedencia laboral voluntaria requiere de un proceso normativo
La excedencia laboral voluntaria requiere de un proceso normativo
jueves 19 de junio de 2014, 09:45h
Descubre los tipos de excendencias laborales voluntarias.

En España, según el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores, los trabajadores con un año de antigüedad pueden solicitar legalmente una excedencia laboral voluntaria. Como excedencia laboral voluntaria se entiende a la decisión de un trabajador de cesar su relación con la empresa en la que trabaja durante un periodo de tiempo en el cual estará dedicándose a otras tareas, pudiendo incluso trabajar para otra empresa.

Existen varios tipos de excedencias voluntarias:

- Excedencia para el cuidado de familiares: Este tipo de excedencia se concede en casos de enfermedad grave o incapacidad de algún familiar de hasta segundo grado de consanguinidad. La duración máxima de esta excedencia es de dos años y este periodo computa a efectos de antigüedad y asistencia a cursos de formación. La reserva del puesto de trabajo ser realizará durante el primer año y, posteriormente, la reserva se referirá a un puesto similar.

- Excedencia para el cuidado de hijos: Este tipo de excedencia se concede en casos de nacimiento, acogimiento de un menor o adopción y tiene una duración máxima de hasta tres años. Computa a efectos de cotizaciones, antigüedad y asistencia a cursos de formación. Está garantizado el reingreso al mismo puesto de trabajo solo durante el primer año y, posteriormente, estaría garantizado otro puesto de trabajo distinto pero de una categoría equivalente. En algunos convenios colectivos estas condiciones se ven mejoradas pudiendo prever una reincorporación automática en los tres primeros años.

- Excedencia por intereses particulares:
Para poder solicitar este tipo de excedencia es necesario llevar al menos un año trabajando en la empresa y no haber sido dispuesto de ninguna otra excedencia en los cuatro años anteriores. Esta excedencia puede durar desde cuatro meses hasta cinco años. En caso de vacante de igual o similar categoría, el trabajador tendría derecho preferencial a ocupar el puesto de trabajo, pudiendo pactar en ocasiones con la empresa la reincorporación al antiguo puesto de trabajo.

Dentro de las excedencias laborales voluntarias por intereses particulares, muchos trabajadores aprovechan esta oportunidad para formarse profesionalmente siendo conscientes de que se trata de algo que puede repercutir directamente de forma positiva en su carrera profesional. Estudiar un máster, emprender un proyecto personal, viajar al extranjero, estudiar inglés (u otro idioma) son algunas de las opciones a las que los trabajadores pueden acogerse.

Saber idiomas es algo que en la mayoría de puestos de trabajo considerados como cualificados es siempre bien valorado y algo cada vez más demandado. Compañías como EF Education First dispone de programas adaptados a este tipo de excedencias laborales voluntarias, de corta o larga duración, para la realización de cursos generales de inglés (u otro idioma), cursos orientados a la mejora del currículum o a la preparación de entrevistas de trabajo en inglés. Realizar un curso de idiomas de varios meses o un año hará que el trabajador, una vez decida reincorporarse a la empresa, sea considerado como un profesional más valioso, lo que puede significar aspirar a puestos de trabajo de mayor categoría.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios