www.diariocritico.com
La otra cara de la proclamación de Felipe VI

La otra cara de la proclamación de Felipe VI

jueves 19 de junio de 2014, 16:24h
Corbatas verdes en cantidad
Sorprendía ver que el color predominante en las corbatas de muchos diputados y senadores era el verde. Alguien explicó a este ex_clusivo que bastantes de ellos se habían puesto esa prenda del citado color porque, antes, el verde era el color real: 'Verde' es el acróstico de 'Viva el Rey de España', que usaban los legitimistas en honor de quien llamaban Juan III, en realidad Don Juan de Borbón, conde de Barcelona.


'Viva el Rey', 'Viva España', y Mas
Sin duda, el president de la Generalitat catalana fue una de las 'estrellas' de la jornada. Llegó, con la cabeza alta, acompañado de un diputado de su grupo, habló poco con la prensa y aplaudió menos. Pero, situado entre el lehendakari vasco Iñigo Urkullu y el presidente gallego Alberto Núñez Feijoo, Mas aplaudió tímidamente, pero aplaudió, el primer discurso de Felipe de Borbón como Felipe VI. No se veía cómodo, por cierto, a Artur Mas, que estuvo algo hosco también con los informadores.


Menos canapés que nunca
Austeridad era la consigna. Y austeridad hubo también en el 'vino de honor' durante la recepción en el Palacio de Oriente. Hubo, acaso, menos canapés que nunca, aunque nadie iba allí por los canapés. A algún periodista hambriento llegaron a prepararle, un poco clandestinamente, incluso un bocadillo de jamón.


La incomodidad de ser periodista
Se periodista, este jueves en el Congreso de los Diputados, era algo parecido a una tortura: movimientos dificultados, cacheos, esperas...Cierto que aparecieron por la Cámara más informadores que nunca, pero no parecía lógico que las tan cacareadas medidas de seguridad se limitasen, casi exclusivamente, a complicar la vida de los informadores.


Griñán y el santo advenimiento
"¿Qué esperamos, al santo advenimiento?" No está claro a qué se refería José Antonio Griñán, si a la absurda escena que en esos momentos, ya terminada la ceremonia de proclamación, se desarrollaba en el patio del Congreso, con un nutrido grupo de diputados, senadores, periodistas e invitados como él mismo mirábamos absortos hacia la puerta que da acceso al Hemiciclo esperando a... nadie, o respondía a un compañero de partido que llevaba ya rato llorándole en el hombro las desgracias del partido sin darse cuenta de que no estaban precisamente solos. Y el andaluz tiene muchas tablas para estas cosas. La pregunta lo dice todo.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios