www.diariocritico.com
Tienes visión cortoplacista

Tienes visión cortoplacista

miércoles 10 de junio de 2015, 12:34h

Reconócelo: tienes una visión cada vez más cortoplacista. Sacrificas el beneficio a largo plazo para obtener una recompensa instantánea. No te culpo: a fin de cuentas, tienes un cerebro humano. Y el cerebro humano es vago por naturaleza.

Ahora bien, si te dejas arrastrar por la vagancia de tu cerebro, no te quejes cuando seas incapaz de conseguir el trabajo que deseas, de hacer realidad un proyecto que te ilusiona o de alcanzar tus sueños. Es como quien no va a votar: si no vas a votar, si no haces un mínimo esfuerzo por un cambio, luego no te quejes de lo mal que siguen estando las cosas.

Esfuerzo. Qué palabra tan dura, ¿verdad? Normal que te lo parezca; es tu cerebro quien la procesa y tu cerebro es vago. A tu cerebro no le gusta el esfuerzo. Pero dentro de unos años, cuando sus conexiones neuronales empiecen a degenerar y cuando tu memoria, tu concentración y tu rapidez de reacción empiecen a fallar (si es que no lo hacen ya), no te quejes. No te quejes porque será tarde. Habrás perdido la oportunidad de realizar ese esfuerzo y ni las quejas ni el arrepentimiento que sentirás entonces te servirán de nada.

Si gastas 80 € en copas y alcohol durante un fin de semana en lugar de invertirlos en el desarrollo de las capacidades intelectuales, creativas y emocionales que te acompañarán a lo largo de toda tu vida, estás teniendo una visión cortoplacista.

Si prefieres irte a tomar unas cañas todos los días que puedas en lugar de invertir ese tiempo en desarrollar las capacidades intelectuales, creativas y emocionales que te acompañarán a lo largo de toda tu vida, estás teniendo una visión cortoplacista.

Si prefieres la fiesta y la guasa antes que hacer un esfuerzo y desarrollar las capacidades intelectuales, creativas y emocionales que te acompañarán a lo largo de toda tu vida, estás teniendo una visión cortoplacista.

Es probable que estés pensando “pero es que también necesito desconectar y descansar”. Correcto. Irse de fiesta de vez en cuando también es sano. El descanso para el cerebro es tan importante como su entrenamiento. Entonces, si éste es tu argumento, ¿por qué no piensas de la misma forma “pero es que también necesito entrenar mi cerebro”? Te lo diré: porque tienes visión cortoplacista.

Y lo siento mucho, pero la única forma de vencer esta visión cortoplacista es con esfuerzo y sudor. Pero claro, tu cerebro no estará dispuesto a hacerlo. Porque tu cerebro es vago.

Si quieres mantener tu visión cortoplacista, estás en tu derecho. A fin de cuentas, tu cerebro es tuyo y sólo tuyo, igual que serán sólo tuyas la sensación de impotencia por fallos de memoria o por falta de concentración y el arrepentimiento por haber dejado pasar la oportunidad de alcanzar tus sueños, algo que, si no peleas contra la vagancia de tu cerebro, llegará antes de lo que crees y te acompañará durante el resto de tu larga vida.

Francisco Lorenzo

www.inteligenciadivergente.com


Twitter: @IntelDiverFacebook - LinkedIn



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.