www.diariocritico.com
Así explica Pablo Bellido su renuncia a encabezar las listas del PSOE por Guadalajara
(Foto: Diariocrítico de Castilla-La Mancha)

Así explica Pablo Bellido su renuncia a encabezar las listas del PSOE por Guadalajara

sábado 17 de octubre de 2015, 13:36h
El secretario provincial del PSOE en Guadalajara, Pablo Bellido ha explicado a través de la red social Facebook su renuncia a encabezar la lista al Congreso por esta provincia de cara al 20D.
Pablo Bellido hace pública su intención en una red social para que "le sirvan a mi Partido como renuncia a la candidatura de cabeza de lista por Guadalajara al Congreso de los Diputados" pero también, dice, "como explicación a la ciudadanía".
Bellido habla de cuatro años de "maltrato y de persecución política al PSOE" en Azuqueca de Henares durante su gestión al frente del Ayuntamiento. Esta es la reproducción íntegra de sus razones.
"Yo, alcalde de mi pueblo y secretario general del Partido en mi provincia no podía sino defender y confrontar duramente contra Cospedal y su régimen: el cospedalismo. Cierto es que no fui el único, y seguro tampoco el que mejor lo hizo, pero sí que me dediqué con cierta contundencia a denunciar los injustos recortes, la crueldad contra el adversario y la manipulación informativa que el Gobierno del PP de Castilla-La Mancha estaba realizando.
Esto me llevó, junto a Emiliano García-Page y otros dirigentes del PSOE, a ser denunciado y perseguido por el PP en diversos ámbitos: redes sociales, medios de comunicación convencionales, e incluso denuncias ante la Guardia Civil. Contra todo pudimos. Incluso ganamos diversas sentencias ante los tribunales de Justicia contra CMT por manipulación informativa y contra la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha por evidentes discriminaciones contra Azuqueca por parte del Gobierno de Cospedal.
En enero de 2015 el PP de Azuqueca, según admitieron alguno de sus integrantes posteriormente por órdenes de arriba, presentó una denuncia contra diversas personas en el curso de la ejecución de las obras de urbanización de una plaza del municipio, la contigua al EJE, el Espacio Juvenil Europeo. Los denunciados éramos la empresa constructora, el arquitecto director de la obra, un ingeniero del Ayuntamiento, el concejal de Desarrollo Sostenible (y candidato a la alcaldía por el PSOE) y yo mismo como alcalde.
La denuncia se apoyaba en un informe técnico firmada por dos arquitectos, precisamente los dos arquitectos de cabecera del principal magnate de medios de comunicación al servicio del PP de Cospedal en la provincia de Guadalajara, dueño de Guadanews, Guadapress, La Otra Calle, Popular TV Guadalajara, Popular TV Castilla-La Mancha y concesionario del periódico propiedad del Ayuntamiento de Guadalajara “30 días”.
Contra pronóstico el Juzgado de Instrucción nº 3 de Guadalajara (tiempo tendremos de analizar los últimos 12 meses de dicho juzgado) daba crédito a dicha denuncia, y me citaba a declarar en calidad de imputado. Véase que digo me, porque a pesar de ser el último de la denuncia, y el más lateral de la misma, sólo me cita a declarar a mí en este momento, decisión huérfana de toda lógica jurídica y procesal.
Cuando pregunté al firmante de la denuncia, portavoz del PP en Azuqueca, si creía que podía ser cierto que yo hubiese cometido un delito de estafa me aseguró que no sabía lo que había firmado. Otros concejales del PP fueron incapaces ante el Pleno y ante la prensa de razonar los motivos de la denuncia, y todos se abstuvieron de considerar que ni el concejal, ni yo mismo, pudiéramos ser unos estafadores ni haber cometido ningún delito. Ellos no. Pero los medios de comunicación del magnate del PP se lanzaron en tromba, y con ellos otros de ámbito nacional como el ABC o 13 TV (donde apareció el subdelegado del Gobierno y Secretario General del PP de Guadalajara, el pluri-imputado y muy oscuro Sánchez Sánchez-Seco sugiriendo que el dinero habría servido para financiar al PSOE).
En el plano jurídico, y con dos informes independientes, uno de funcionarios públicos y otro externo, desmontamos las infamias contenidas en el informe de los arquitectos del PP, y afirmamos que se trataba de un informe absolutamente falso y carente de toda profesionalidad. Además, ni el PP en la declaración ante el juez confirmó nada de la denuncia y en la mía quedó demostrado que confiaba absolutamente en que todo estaba perfectamente realizado, pero que de no ser así, el Ayuntamiento y su alcalde seríamos estafados, pero nunca estafadores. También demostré que la participación del alcalde era absolutamente nula, tan sólo el de un integrante de la Junta de Gobierno que aprobó, con todos los informes municipales a favor, el pago de las certificaciones. Haber hecho lo contrario, no aprobar lo que según todos los técnicos estaba perfectamente realizado, habría sido prevaricación de los ocho integrantes de la Junta de Gobierno Local. Me imputaban por un acto reglado, por hacer lo único que la ley me permitía hacer. Por tanto, y quiero insistir en esto, estando absolutamente seguro de que todo estaba bien hecho como en todas las obras desde que fui elegido alcalde, el órgano de gobierno hizo lo único que la ley le permite hacer: aprobar lo que los informes técnicos dicen que está bien hecho. Lo ilegal y denunciable habría sido hacer lo contrario. Comenzamos a pedir el sobreseimiento de la causa desde bien pronto, pero el Juez no contestaba.
Por fin, y tras reiteradas peticiones y absolutamente desesperados por una instrucción lenta y desordenada que a nuestro entender estaba perjudicándonos muy claramente, accedió a contestar a las peticiones de los denunciados. Y lo hizo de la manera que esperábamos: denegándolo.
Esto nos permitió recurrir a la Audiencia Provincial, más que con la certeza de que fallase a nuestro favor y archivase definitivamente el caso, con la necesidad de acelerar el procedimiento para demostrar nuestra inocencia y poder concurrir a las Elecciones Generales. Sorpresivamente el juez de instrucción suspende en ese momento las declaraciones del entonces concejal y del ingeniero, algo procesalmente poco ordinario porque el recurso no suspende la instrucción. La verdad es que la poca y lenta instrucción que se ha llevado a cabo no ha cesado de ser, seguro que fortuitamente, en mi perjuicio.
A todo esto se habían producido elecciones municipales (con resultado espectacular del PSOE en Azuqueca y el peor de la historia para el PP) y autonómicas, donde a pesar de que el PP hizo su campaña basada en mi imputación, conseguimos derrotar a Cospedal contra la mayoría de los pronósticos. La Audiencia debía resolver el recurso, según nuestros cálculos, antes del 10 de octubre.
El 11 el PSOE de Guadalajara elegía a sus candidatos y candidatas. Pero no fue así. La Audiencia no resolvió y por tanto nos impidió proceder en consecuencia de su resolución. Lo hace hoy y, lo hace para darnos la razón parcialmente, pero no para satisfacer nuestra petición de archivo, y por tanto, manteniendo el proceso en el Juzgado de Instrucción número 3 de Guadalajara. Esto es lo que me hace renunciar.
La Audiencia no entra a valorar quien firma subjetivamente el informe que da pie a la denuncia, y así, no le resta credibilidad comprendiendo que tenemos unos informes que nos dan la razón y otro que nos la quita. Allí, al Juzgado de Instrucción, volveremos, ya sin la acusación particular del PP, deslegitimado, y con el único deseo de que el Juzgado practique las diligencias oportunas, las declaraciones, las testificales… Cierto que tenemos la absoluta certeza, también la tiene el PP, de que la instrucción que realiza el Juez de Instrucción nº 3 a pesar de que a mi parecer, resulta desconcertante y desordenada, nunca llegará a juicio, al tratarse de un evidente montaje del denunciante: el PP y sus dos arquitectos empleados por su magnate de cabecera.
Pero no es menos cierto de que a estas alturas resulta prácticamente imposible distinguir entre diversos tipos de imputados. Parece dar igual estar imputado por una investigación policial, de la fiscalía de o un juez, que serlo porque tu oposición política no encuentra la manera de ganarte en las urnas. Así estamos hoy y esto es lo que hay cuando el Comité Federal tiene que aprobar definitivamente las candidaturas del PSOE.
Y es por eso por lo que, ya sé, no seré candidato. No negaré que duele haber encontrado una cierta incomprensión de mi situación en altas esferas del Partido. ¿Por qué estoy imputado? Por ser denunciado por el PP.
Tanto IU como Ciudadanos han dicho no creer en esa denuncia política. ¿Cuál es mi delito? Enfrentarme a Cospedal y su régimen. ¿Sirvo para dar mítines, para recorrerme la provincia, para ser Secretario General, pero no para ser candidato? ¿Permitiremos que el PP consiga su resultado y elimine a sus adversarios encontrando en nuestra presunción de culpabilidad un argumento eliminatorio? ¿Le merecerá la pena a los compañeros/as que no gozan de aforamientos enfrentarse políticamente al PP sabiendo que con cualquier montaje éstos te pueden eliminar? ¿Renunciarán todos los imputados a sus cargos convirtiendo las denuncias de parte en presunciones de culpabilidad? Soy consciente que con este escrito no me ayudo ni un poquito, pero digo la verdad. Seguro que alguno aprovecha para recriminarme no creer en la independencia judicial.
Tranquilos. Callo más que digo pero no voy a dejar de decir lo que es para ser políticamente correcto. No dudo que recibiré las típicas bofetadas de los medios de comunicación de siempre. Lo asumo. Tan sólo espero, y lo dejo por escrito, que el Comité Federal respete el resto de la candidatura que ha obtenido un 90% de apoyo en la Ejecutiva Provincial y un 89,9% en el Comité Provincial, con tan sólo 6 votos en contra, un exiguo 5%.
Termino con agradecimientos:
- A mi familia, por todo, por cada día. Siento haber extendido el sufrimiento de todos hasta aquí. A mis amigos y amigas. A los que me quieren y están sufriendo conmigo este martirio.
- A mis abogados, por un magnífico trabajo jurídico y, créanme, psicológico para aguantarme y reanimarme, durante todo este proceso en el que estoy pagando la llamada pena de banquillo y la persecución mediática de los terminales del PP.
- A Emiliano García-Page por haber confiado plenamente en mí y, osadamente, decirlo. - A los compañeros y compañeras de la Dirección del PSOE en Guadalajara, por estar siempre conmigo, en las mieles y en las hieles.
- Al Comité Provincial, a las Agrupaciones Locales del PSOE y a las y los militantes por tanto cariño
- A los ciudadanos y ciudadanas que me han estado transmitiendo durante todo este vía crucis su apoyo y afecto - Al PSOE de Azuqueca y, en especial, a los concejales y concejalas que me acompañaron en el mandato 2011-2015 y que saben todo lo que pasó y lo que no pasó y cómo el PP de Cospedal, Guarinos, etc. se ha dedicado a laminarnos por ser socialistas, ganar elecciones, y demostrar que se puede gobernar de otra manera en tiempos de crisis.
- A IU Azuqueca, a Ciudadanos Azuqueca y a Podemos Azuqueca por decir públicamente que no creen en esta infamante denuncia y que saben que todos los denunciados por el PP somos absolutamente inocentes. Su actitud dignifica la Política.
- A algunos militantes y dirigentes del PP por decir, privadamente, que saben que todo es mentira
- A algunos medios de comunicación, pocos, que han querido explicar los hechos tal y como han sucedido y no se han sometido a las presiones del PP de Guadalajara. Un saludo socialista, es decir, un saludo fraternal.
Pablo Bellido Acevedo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios