www.diariocritico.com

Iñigo Urkullu ha sucedido a Josu Jon Imaz, consolidando las posiciones de Ibarretxe

El rechazo del Plan soberanista del lehendakari Juan José Ibarretxe por el Congreso español y la dimisión de Josu Jon Imaz como presidente del PNV ha llenado estos cuatro años en la política vasca que ha seguido lastrada por la presencia de ETA que ha mostrado su voluntad de no dejar las armas ... a no ser que le den la independencia a Euskadi, junto a Navarra.

Los intentos del Gobierno de Zapatero de negociar con ETA fueron apoyados tanto por el Gobierno vasco de Ibarretxe como por el PNV de Imaz, aunque éste último lo hizo con más decisión, mientras que el lehendakari intentaba "salvar los muebles" del nacionalismo radical negociando con los líderes de Batasuna incluso cuando esta organización había sido ilegalizada, lo que le ha valido que le juzgue el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Los enfrentamientos entre Imaz e Ibarretxe han sido constantes durante los cuatro años con un PNV dividido entre dos almas sin muchas posibilidades de llegar a un acuerdo dada la inestabilidad de la política vasca sometida a los vaivenes de ETa que llegó ya muy "tocada" en su actividad por los golpes del Gobierno Aznar y que parecía dispuesta a negociar aprovechando el mejor "talante" de Zapatero.

El apoyo del Congreso a la negociación de ETA y la buena disposición de la opinión pública se vino abajo con el atentado de la T-4 en Madrid y la muerte de dos inmigrantes. ZP vivió en las navidades de 2006 su peor momento, en el que fue clave el apoyo de Imaz que se lanzó en tromba contra ETA, manteniendo sin embargo la esperanza, lo mismo que Zapatero, de que el atentado provocara una marginación de los más radicales, cosaa que finalmente no se produjo.

Josu Jon Imaz, agobiado por su propio partido, acabó cediendo a las presiones y dimitió para dejar el caamino libre a Iñigo Urkullu que ha mostrado su apoyo al plesbicito que quiere hacer Ibarretxe sobre su plan soberanista.

El asesinato de dos guardias civiles en Capbreton (Francia) por parte de un comando de ETA ha abierto, aún más si cabe, la brecha abierta entre el PSOE y el PNV.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios