www.diariocritico.com

A nivel mundial

Altos precios de alimentos  por desajuste comercial

Altos precios de alimentos por desajuste comercial

El fuerte encarecimiento actual de los alimentos se debe a un "desajuste" comercial mundial entre la oferta y la demanda de productos agrícolas, estimó el director general de la OMC, el francés Pascal Lamy.

La cuestión de los altos precios de los productos agrícolas "es un problema de ajuste de la oferta a la demanda" mundial, explicó en entrevista con Notimex el director de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en la sede del organismo internacional.

"Hay escasez de productos agrícolas en el mundo, porque en parte hay (solamente) un quince o veinte por ciento de la producción agrícola que entra en el comercio internacional", subrayó Lamy.

En cambio, "no hay falta de calcetines ni de autos, en gran parte porque de la producción mundial de ambos hay cincuenta por ciento que está en el mercado internacional", puntualizó.

Lamy resaltó que este "es un problema global", que es el mundo "quien debe alimentar al mundo", y por lo tanto se requiere actuar para evitar una nueva escalada en los precios de las materias primas.

El ex comisario europeo del Comercio, advirtió además sobre la falta de explotación de las tierras agrícolas, lo que favorece el alza de precios.

"Si no se moviliza una capacidad de producción que no se emplea, es que hacemos mal nuestro trabajo (…) Si hay una correa de transmisión, se llama comercio", apuntó el economista y ex alto funcionario del gobierno francés.

"Hay mucha gente que tiene hambre en este planeta y hay mucho potencial de producción sin explotar, y con un poco de inversión y de tecnología se podría explotar", insistió Lamy, quien ejerce de árbitro en las negociaciones de liberalización del comercio mundial.

"No es algo fatal, es algo que podemos ajustar, a condición de aceptar que es más bien un problema global aunque tiene una dimensión local", agregó el funcionario, impulsor de que se apruebe la Ronda de Doha este mismo año.

"Hay enormes beneficios en introducir el sistema agrícola en el sistema de intercambios internacionales", insistió Lamy.

El director de la OMC consideró también que existe "tierra (productiva) disponible" suficiente para "aumentar mucho la producción" agrícola mundial y abastecer la demanda creciente.

Sin embargo, Lamy admitió que el problema "no se va a solucionar de un día para el otro, porque invertir en la agricultura toma tiempo".

Por otro lado, señaló que el hecho de que la demanda de productos agrícolas continúe en aumento, significa un descenso en el problema del hambre en el mundo, "porque cuanto la demanda más aumenta menos hambre pasa la humanidad".

También destacó que las actuales subidas de precios, de las que se quejan principalmente los consumidores de los países desarrollados, suceden a periodos de bajadas continuas de las materias primas producidas por países pobres o en desarrollo mayoritariamente.

"Después de décadas en las que los países en desarrollo sufrieron el problema de las bajadas de precios, no es una catástrofe a medio o largo plazo", estimó.

Cuestionado por la difícil marcha de la Ronda de Doha o Agenda del Desarrollo, cuya conclusión lleva cuatro años de retraso, estimó que si logra aprobarse, hará más equilibrado el comercio entre los países ricos y pobres.

"Estoy convencido de que si llegamos al final de esta ronda tendremos un sistema en el cual las reglas (comerciales) serán efectivamente equilibradas", destacó.

Lamy confirmó que el objetivo de la novena ronda comercial internacional lanzada desde 1948 busca ese objetivo, según el "equilibrio político que fue establecido hace siete años" en el inicio de la ronda en Doha (Qatar).

Sobre las críticas de los últimos días de países emergentes como China a los países desarrollados, por su rechazo a abolir algunas de las subvenciones que conceden a sectores como el agrícola, Lamy las consideró "naturales".

El director general de la OMC se encuentra preparando la reunión sobre la ronda de Doha que convocó para el próximo 21 de julio en Ginebra entre los negociadores de los 152 países participantes con el objetivo de darle el empujón definitivo a su aprobación.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios