www.diariocritico.com

El PSC no se disculpa por el voto contra la investidura de Mariano Rajoy: antepone la autoridad de su partido a la del PSOE

> El presidente del PSC, contrario a las sanciones, considera "imprescindible" a su formación

martes 01 de noviembre de 2016, 09:00h
La más o menos habitual crisis entre PSOE y PSC sigue viva tras la investidura de Rajoy, porque los siete diputados del PSC en el Congreso han defendido por carta que votaron "en conciencia" en la segunda sesión de investidura del reelegido presidente del Gobiernol en una carta que han enviado de forma individual al presidente del Comité de Disciplina del Grupo Socialista, Luis Sahuquillo. En ella, además de no pedir perdón, añaden como argumento fundamental que para ellos la autoridad del Comoité Federal del PSOE está por debajo de la del Consell Nacional del PSC. Además, el presidente del PSC, Àngel Ros, ha defendido este martes que no se aparte al PSC de los órganos de dirección del PSOE como sanción por que los diputados de su partido rompieran la disciplina de voto en la sesión de investidura del presidente Mariano Rajoy y votaran en contra del candidato: "Si se hicieran actuaciones de este tipo sería un error político importante".
El PSC no se disculpa por el voto contra la investidura de Mariano Rajoy: antepone la autoridad de su partido a la del PSOE
(Foto: EFE)

Han enviado la carta después de recibir la notificación de la apertura del proceso sancionador enviada por Sahuquillo --quien ha llamado personalmente a todos los diputados del PSC para comunicarles el contenido de la carta-- por haber votado 'no' a Rajoy pese a que el Comité Federal del PSOE optó por la abstención.

En la misiva explican que han recibido la carta y que conocen la resolución que adoptó el Comité Federal el 23 de octubre para abstenerse en la segunda votación de Rajoy, pero recuerdan también que el Consell Nacional del PSC aprobó una resolución por unanimidad el 25 de octubre para votar en contra.

"Atendiendo a la discrepancia de estos dos acuerdos decidí, en conciencia, votar que 'no' en la segunda sesión del debate de investidura", defienden en la carta, en la que reiteran que los diputados del PSC abogan por seguir trabajando con el PSOE.

"Todos los diputados y diputadas del PSC tenemos la firme voluntad de seguir trabajando con el resto de socialistas para hacer más fuerte nuestro proyecto político", insisten los diputados, que cuentan con una semana para presentar alegaciones.

Una vez conocidas las alegaciones, la dirección del Grupo Socialista decidirá las sanciones que impone a los diputados que se han saltado la disciplina, que pueden consistir en multas que oscilan entre los 200 y los 600 euros.

"Somos imprescinidbles"

Por su parte, el presidente del PSC, Àngel Ros, tiene claro que sería un error separarse del PSOE: "Ahora hay que coser y sumar, y los socialistas catalanes somos imprescindibles para el proyecto de progreso de toda España", ha asegurado en una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press.

Así, Ros ha rechazado "los posicionamientos que se oyen en el PSOE de revisar el protocolo" entre los dos partidos y ha recordado que para modificar el acuerdo que los une hay que hacerlo a través de un congreso tanto del PSOE como del PSC.

El también alcalde de Lleida ha recordado que los siete diputados del PSC en el Congreso votaron acorde a lo que decidió el Consell Nacional de los socialistas catalanes, por lo que no se les puede sancionar.

Preguntado sobre la entrevista del exsecretario general Pedro Sánchez el domingo en La Sexta, ha rehusado valorar sus declaraciones sobre reuniones con políticos y empresarios pero ha considerado que en el Comité Federal que derivó en su dimisión "no se actuó con justicia" con él.

Lambán carga contra Sánchez

A vueltas con esta división socialista, hay quien opina lo contrario que Ros y carga con dureza contra el que considera culpable: Pedro Sánchez. Se trata del presidente aragonés, Javier Lambán, quien afirma rotundamente que lo que tenía que hacer, por dignidad, el ya exsecretario general "es seguir la estela de sus antecesores, retirarse a un segundo plano, no estorbar, no interferir, estar a disposición de lo que el partido le reclame y dejar de insultarse a sí mismo en entrevistas como la de ayer, en no recuerdo qué cadena”. A lo que ha añadido que retirarse con dignidad "es abandonar la primera línea y dejar que el partido encuentre soluciones a una crisis que se ha generado por actuaciones imputables a él”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios