www.diariocritico.com

Dolor y Gloria

> Crítica de la película

Hace tiempo escribí un artículo sobre Pedro Almodóvar en el que afirmaba "es uno de los directores más irregulares que conozco, capaz de alternar obras maestras y petardos sin pestañear. Claro que no es algo extraño en alguien tan extremo como Almodóvar, una persona llena de contradicciones, por un lado, el rompedor y transgresor social que ayudó a modernizar este país, por otro, el tipo que es capaz de ponerse a recitar todo el santoral español en su agradecimiento de los Oscar". Bien pues puede que 'Dolor y Gloria' explique esos extremos de la mejor manera, con un director poniéndose ante el espejo de su propia cámara y enseñando sus cicatrices, físicas y del alma, en la mejor película que ha hecho desde la lejana 'Volver'.
  • 1