www.diariocritico.com
Lo que realmente puedes ganar jugando al poker

Lo que realmente puedes ganar jugando al poker

martes 08 de septiembre de 2020, 13:54h

Los cambios que este 2020 está demandando a toda la población española, hace que muchas personas se replanteen su búsqueda de trabajo, sus actuales empleos y miren al teletrabajo como una opción, aunque todavía no esté regulado más que por un borrador. Los juegos de azar en línea en general, y también el poker online en particular, han aumentado su popularidad en esta etapa pandémica y seguro que hay gente que se ha planteado cuál es el rendimiento real que puede dar el dedicarse profesionalmente a ello. El caso del poker es especialmente particular porque las opciones son múltiples, pero también hay que tener una serie de cosas muy claras para poder llegar a triunfar.

Si buscamos entre la lista de los jugadores que más dinero han ganado en este mundillo, la boca se nos puede hacer agua si observamos los más de 56 millones que se ha embolsado el estadounidense Bryn Kenney. Lo que ocurre es que nos hemos ido a lo más alto de la cúspide y además, en este tipo de cifras no se incluyen los precios de las entradas de los torneos, ni los gastos que este juego puede dejar a los verdaderos profesionales. No es oro todo lo que reluce y eso está claro.

Para encontrar al primer español en ese ranking de ganadores millonarios de premios en poker en vivo hay que irse más allá del Top25, donde se encuentra Adrián Mateos, con 21 millones de dólares logrados. En una entrevista para El Mundo, el madrileño dio en la tecla al comparar su mundillo con el del tenis, por ejemplo: “En algunos países el poker se considera un deporte mental, y se mueve dinero en las competiciones, pero no es dinero externo como en el tenis. Aquí lo ponen los jugadores. Es totalmente diferente”. Y es que la realidad es exactamente esa, para que unos ganen dinero, otros tienen que perderlo.

La variante con la que más pueden ganar los jugadores es con la de Texas Holdem. Sus conocidas manos y reglas ayudan a poder estar plenamente concentrado en los botes y apuestas a realizar. Por ello es la más popular del mundo, sin embargo, lo que hay que tener en cuenta es al tipo de torneo que se juega. En los high stakes, torneos de apuestas altas, los jugadores regulares podrían llegar a embolsarse de 1 a 5 millones de dólares al año. Cantidad a la que hay que restarle la cantidad que tienen que poner los jugadores por acceder a estos torneos, que evidentemente son bastante altas. Algunas estarán en torno a 50.000$ o 100.000$. Poca broma.

Seguramente los torneos en vivo, los que se juegan en un casino de forma presencial, son los que más rendimiento pueden ofrecer. Los jugadores pueden llegar a doblar el bote que empleen en entradas iniciales, pero esto también esconde otras dificultades. Lo primero es que hay que clasificarse para esos torneos en los que compiten los mejores del mundo y eso no es sencillo. Y lo segundo y más importante es que tienes que viajar cada año a más de una decena de ciudades distintas del mundo, tienes que costearte tu estancia allí y puede que incluso llegues a registrar pérdidas en alguna ocasión.

Diferente es la situación con los torneos online. En este formato los high stakes brillan por su ausencia y rara vez se dan, por lo que necesitarás tener un capital bastante amplio para acceder a torneos en los que pedas ganar una gran cantidad de dinero. Si el jugador llega a seis cifras al año ya hablamos de palabras mayores. Lo bueno de esto es que los profesionales son capaces de jugar una gran cantidad de manos al mismo tiempo en distintas partidas y torneos por lo que se puede abarcar mucho terreno, tanto para las buenas rachas como para las malas.

Para ver mejor esta última opción podemos poner algún ejemplo concreto. Lo primero que debe tener claro el jugador es su stake, es decir su cantidad de fichas disponibles. Cuantas más tengas, podrás acceder a mesas en las que los límites sean más grandes y por tanto los botes por partida puedan alcanzar grandes cifras. Vamos a poner que tu stake te da para mesas en las que puedes ganar 25€ por partida o perderlos, lo que estaría en un nivel medio-bajo.

Para este ejemplo también vamos a tener en consideración el ritmo de ganancias. En poker se suele medir por medio de las ciegas grandes, así que pondremos que el jugador consigue ganar 10 ciegas por cada 100 manos que juega. Y aquí aparece también el último elemento que es la cifra de manos jugadas. En el poker online se pueden llegar a jugar de forma profesional o semiprofesional unas 40.000 manos al mes sin problemas y si haces los cálculos, en realidad no son tantas como puedan parecer de primeras.

El resultado de todo ello daría que cada ciega es de 25 centavos de dólar, si el jugador gana 10 ciegas de cada 100 manos, se llevaría 2,5 dólares por cada 100 manos. Por tanto, al multiplicar esta cantidad por las manos jugadas, daría una cifra de 1.000 euros al mes. Evidentemente no es una gran cantidad a priori, pero todo depende de que sigas avanzando en tu nivel y mejorando. Eso sí, eso implica dedicar mucho tiempo, ser mentalmente muy fuerte y estar preparado para aguantar a todos los niveles el ritmo al que te somete este juego.

Los jugadores se pueden ganar la vida con ello, pero con frecuencia se distorsiona mucho la imagen que tenemos de los jugadores de poker, todos ellos triunfadores. Por no hablar de los impuestos a pagar, aunque ese ya es otro tema. Como decíamos antes, la realidad es que para que muchos ganen dinero, muchos tienen que perderlo, por tanto no hay tantos jugadores que posean en realidad fortunas astronómicas. No nos engañemos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios