www.diariocritico.com

Turquía busca al asesino que disparó y mató a sangre fría al menos a 39 personas en el ataque a una discoteca en Estambul

> El autor de la masacre, que iba vestido de Papá Noel, logró huir tras dejar también más de 70 heridos

domingo 01 de enero de 2017, 01:40h

Búsqueda casi desesperada por las fuerzas policiales turcas del atacante que en la madrugada de este primer día del año causó al menos 39 víctimas mortales y dejó más de 70 heridos, varios de ellos en estado crítico, al entrar vestido de Papá Noel en la discoteca Reina, de Estambul, y disparar indiscriminadamente contra las personas que celebraban una fiesta por el cambio de año. La policía dice tener algunos indicios del autor, que tras la masacre logró huir y está sin localizar. Todo hace pensar en un atentado terrorista de origen yihadista, aunque a últimas horas de la noche de este lunes el ataque no había sido reivindicado.

Turquía busca al asesino que disparó y mató a sangre fría al menos a 39 personas en el ataque a una discoteca en Estambul
Ampliar

Conforme pasan las horas, el ataque se produjo alrededor de las 12 de la noche del sábado, aumenta el número de víctimas mortales, que en principio se fijaron en una docena, alcanzando ya la cifra de 39 a media tarde de este domingo, cuando se contabilizan también alrededor de 70 heridos, varios de ellos en estado crítico, lo que por desgracia hará que aumenten los fallecidos por el ataque.

Todo merced a un ataque terrorista contra una conocida discoteca de Estambul, la Reina, según admitió la policía turca, que tras las primeras investigaciones del lugar de la tragedia cree tener algunos indicios y pistas del autor. “Al menos 39 de nuestros compatriotas perdieron la vida, incluido un policía”, anunció el ministro del Interior turco, Vasip Sahin, horas después del ataque.

Según la cadena de televisión NTV, varias personas se lanzaron al Bósforo para escapar de los disparos efectuados por un asaltante disfrazado de Papá Noel, aunque al principio se afirmó que fueron varios los atacantes, teroría finalmente desechada.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan no duda de que el ataque pretendía "destruir la moral del país y sembrar el caos con estos ataques contra civiles", según ha declarado en su primera reacción a la matanza, según un comunicado publicado por la Presidencia. Casi de inmediato, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, primer líder planetario en expresar su solidaridad con Turquía, envió un mensaje a Erdogan con este texto: "Cuesta imaginar un crimen más cínico que el asesinato de personas pacíficas en el apogeo de la fiesta de Año Nuevo. Pero a los terroristas les son completamente ajenos los conceptos de la moral humana".

El ataque contra la Reina, un emblemático local de la metrópolis turca, en la orilla europea de Estambul, se produjo tras más de un año de atentados mortales en el país. La discoteca Reina está situada a unos centenares de metros del lugar en el que tenían lugar las celebraciones oficiales de Año Nuevo, a orillas del Bósforo. Varios heridos fueron trasladados a urgencias y numerosas ambulancias y vehículos de la policía se desplazaron al lugar, según la cadena CNN-Türk.

Algunos testigos informaron haber oído al asaltante -que tras la masacre logró huir- gritar algo en árabe, según la agencia de prensa Dogan, que precisó que había entre 700 y 800 personas aproximadamente en el local en el momento del ataque. Las autoridades policiales habían anunciado el despliegue de 17 mil policías por todo Estambul en el marco de los festejos de Año Nuevo.

Tres semanas antes, un atentado reivindicado por un grupo radical kurdo dejó 44 muertos, incluyendo una mayoría de policías, en el centro de Estambul. La metrópolis turca también se ha visto sacudida por varios atentados atribuidos al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Otras condenas de líderes políticos

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha expresado ste domingo su pesar por las víctimas del atentado terrorista en una discoteca de Estambul que ha causado al menos 39 muertos y ha apelado a la unidad "contra el terror". También la canciller alemana Angela Merkel condenó el atentado "inhumano y alevoso" cometido en Estambul, en un mensaje enviado al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. "Los terroristas han vuelto a golpear su país", apunta la líder alemana, quien además de expresar a Erdogan esa condena, transmite sus condolencias a las familias y allegados de las víctimas.

Por su parte, el Gobierno de Estados Unidos también condenó este domingo el "horrible" ataque contra una multitud que celebraba la fiesta de Año Nuevo en Estambul y en el que murieron al menos 35 personas y 40 resultaron heridas. "Estados Unidos condena en los términos más duros el terrorífico ataque terrorista en un club nocturno en Estambul, Turquía, que ha dejado decenas de muertos y muchos más heridos", afirmó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price, en un comunicado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios