www.diariocritico.com

terrorismo yihadista

> Jack Merritt, una de las víctimas mortales, impartía un seminario sobre reinsercción de presos
> Nuevas imágenes de los tres individuos que redujeron a Usmar Khan con un cuerno de narval y un extintor

> Último balance: 290 muertos y más de 500 heridos

La ola de atentados ocurridos el domingo en Sri Lanka ha dejado ya 290 muertos y más de 500 heridos. Según el Gobierno de Sri Lanka, los atentados habrían sido perpetrados con ayuda de una "red internacional", y por el momento, la policía ha detenido a 24 personas.

Investigadores de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en colaboración con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias han desarticulado un grupo de cuatro personas de nacionalidad siria y edades comprendidas entre los 26 y los 42 años que presuntamente participaban en delitos de financiación del terrorismo, tráfico de armas, tráfico ilegal de personas y adoctrinamiento terrorista.

La Asociación 11-M de Afectados por el Terrorismo denuncia el olvido de estas víctimas por parte del Ministerio del Interior, después de que se haya aprobado una compensación de 3 millones de euros para los amenazados por terrorismo en la que no han sido incluidos. La Asociación ha manifestado su "hartazgo y repulsa por el ninguno y olvido del 11-M, el mayor atentado terrorista en suelo europeo", frente al reconocimiento de las víctimas del terrorismo de ETA. Precisamente este año se cumplen 14 años de los atentados en Madrid.

> Asesinó con un cuchillo a su madre y hermana e hirió a otra persona
> Contaba con antecedentes por apología del yihadismo

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha reivindicado el ataque suicida que ha dejado al menos 52 muertos y más de un centenar de heridos en Kabul. Un hombre se ha inmolado a las puertas de un centro de registro de votantes en la ciudad afgana pasadas las 10:00 horas de este domingo, en el cuarto ataque contra una institución electoral en esta semana.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, anunció un paquete de iniciativas para la mejora de la seguridad y el fortalecimiento de la lucha contra el terrorismo yihadista encaminadas, todas ellas, a garantizar cuatro objetivos estratégicos que denominó “las 4P” de la seguridad: prevención, evitando la captación de nuevos terroristas; protección a los ciudadanos mejorando el control de fronteras; persecución de los terroristas integral y globalmente; y preparación de respuestas que minimicen las consecuencias de una acción terroristas.