www.diariocritico.com

Gran Bretaña rebaja la apuesta máxima en terminales de apuestas con cuotas fijas a 2 GBP

Gran Bretaña rebaja la apuesta máxima en terminales de apuestas con cuotas fijas a 2 GBP
Ampliar

Los terminales de apuestas con cuotas fijas, conocidos como FOBT por sus siglas en inglés, permiten realizar apuestas máximas de 100 GBP en toda Gran Bretaña. Sin embargo, el gobierno británico ha decidido reducir el importe de las apuestas máximas de 100 a 2 GBP.

Este cambio, aplaudido por unos y abucheado por otros, está sujeto a aprobación parlamentaria (probablemente el año que viene) y tendrá un gran impacto en la industria del juego del país, ya que los FOBT son uno de los elementos clave de los locales de apuestas físicos.

Echemos un vistazo a los motivos que han llevado al gobierno británico a tomar esta decisión y de qué forma afectará a la industria del juego, a las casas de apuestas y a los apostantes.

¿Qué son los terminales de apuestas con cuotas fijas?

En primer lugar, es importante definir lo que son los FOBT. Aunque se trata de un término nacido en el Reino Unido, suele usarse también en el resto del mundo.

Los terminales de apuestas con cuotas fijas son una especie de máquinas tragaperras electrónicas que suelen encontrarse en los locales de apuestas físicos de todo el Reino Unido. Estos terminales ofrecen juegos con cuotas fijas (tal como sugiere su nombre), con una ganancia de jugador teórica (RTP, según sus siglas en inglés) fijada en un valor determinado y mostrada directamente en la máquina.

La RTP varía según los juegos que ofrece cada terminal, pero suele rondar entre el 90% y el 97%. El juego más usado en los FOBT es la ruleta, cuya RTP es del 97%.

En el Reino Unido, la Comisión del Juego divide las máquinas tragamonedas en 8 grupos (A, B1, B2, B3, B3A, B4, C y D), cada uno de ellos con sus propias normas y regulación. Los terminales de apuestas con cuotas fijas pertenecen a la categoría B2, que actualmente permite realizar apuestas máximas de 100 GBP y ofrece un premio máximo por ronda de 500 GBP. No se pueden hacer apuestas que permitan obtener mayores ganancias.

Los FOBT se encuentran sobre todo en locales de apuestas; en otros locales de juego predominan otros tipos de máquinas tragamonedas.

Los FOBT y los problemas de adicción al juego

Uno de los motivos por los que el gobierno ha decidido actuar contra los FOBT en particular está relacionado con los problemas de adicción al juego. La apuesta máxima actual de 100 GBP es demasiado alta y puede provocar que un jugador compulsivo llegue a perder una gran cantidad de dinero en apenas unos minutos, lo cual resulta inaceptable.

Otros grupos de tragamonedas presentan límites de apuesta máxima significativamente inferiores, por lo menos 10 veces por debajo del límite de los FOBT. Esta enorme diferencia se corregirá con el cambio introducido, de modo que la apuesta máxima para los terminales de apuestas con cuotas fijas será más acorde con el resto de máquinas tragamonedas.

Según las estadísticas publicadas, el número de jugadores que perdió más de 1.000 GBP ascendió a 233.000 en un periodo de 10 meses, destacando el caso de un jugador que perdió 13.777,90 GBP en apenas siete horas. Este nivel de juego excesivo es precisamente lo que se quiere evitar con esta reducción de la apuesta máxima permitida.

Según datos de la Comisión del Juego relativos a 2016, casi un 14% de los jugadores que usan terminales de apuestas con cuotas fijas tienen problemas de adicción al juego, la cifra más alta de todas las formas de juego. Los FOBT se encuentran al alcance de la mano en casi todos los locales de apuestas y ofrecen una dosis rápida a los jugadores más vulnerables.

Efecto en los locales de apuestas

No podemos olvidar que los cambios que se avecinan tendrán su efecto también sobre los propios locales de apuestas. La Asociación Británica de Casas de Apuestas está en contra del cambio, ya que los FOBT suponen una parte importante de los ingresos de los locales de apuestas. Según ellos, más de 4.000 locales se verán obligados a cerrar y unas 21.000 personas perderán su puesto de trabajo.

Dicho esto, algunas casas de apuestas aplauden el cambio. Según The Guardian, Paddy Power Betfair apoya la decisión del gobierno porque, en su opinión, la reputación de la industria del juego había caído por culpa de los FOBT.

¿Qué hay del juego online?

El juego online es similar en muchos aspectos a los FOBT. Ofrece una dosis rápida a jugadores con problemas de adicción y se puede acceder desde prácticamente cualquier sitio. Por eso, todos los casinos online cuentan con programas de juego responsable y ofrecen la posibilidad a los jugadores de autoexcluirse del juego, lo cual puede resultar de gran ayuda para evitar imprudencias.

Esta solución no la ofrecen los locales de apuestas físicos, a los que todo el mundo puede acceder sin problemas. El cambio solo limitará lo que se puede ganar y perder en una ronda y en un periodo de tiempo determinado.

Según los expertos en casino online de Casino.guru, el cambio es bueno también por otros motivos. “Nos parece que una apuesta máxima de 100 GBP por un juego que como máximo permite ganar 500 GBP va en contra de los jugadores. Creemos que lo mejor es optar por juegos volátiles, y un límite de ganancia de 5 veces el límite de apuesta no permite realizar apuestas muy volátiles. Con el cambio, puede que los jugadores prefieran realizar apuestas más volátiles, lo que podría suponer perder menos dinero conservando la posibilidad de obtener ganancias próximas al límite máximo”.

Un cambio aplaudido

Pase lo que pase, el mercado británico del juego sigue siendo uno de los más desarrollados del mundo. Los operadores de juego británicos están sometidos a una exhaustiva regulación, y los jugadores están bastante protegidos. Dicho esto, el juego goza de gran popularidad entre los británicos, de modo que existen medidas protectoras para reducir los problemas de adicción al juego entre la población.