www.diariocritico.com
Una guardia civil, expedientada por ir al baño tras bajarle la regla mientras estaba de servicio
(Foto: EP)

Una guardia civil, expedientada por ir al baño tras bajarle la regla mientras estaba de servicio

lunes 10 de abril de 2017, 15:05h

¿Puede una agente de la guardia civil ausentarse momentáneamente de su puesto si le baja la regla de forma inesperada? La respuesta es: no. Al menos es lo que le ha ocurrido a una guardia civil, que ha sido sancionada con un expediente disciplinario tras ausentarse durante 5 o 10 minutos de su puesto de servicio al bajarle la regla de forma inesperada. Según la información publicada por el diario 'El País', la agente ha pedido activar el protocolo contra el acoso laboral en la Guardia Civil tras haber sido expedientada.

La regla o menstruación es un proceso fisiológico que acompaña a las mujeres durante toda su vida fértil, esto es desde la pubertad hasta la menopausia, y aunque suele 'presentarse' cada 28 días, a veces, aparece de forma inesperada. Esto fue lo que le ocurrió a esta agente el pasado 8 de marzo, 'para más inri', el Día Internacional de la Mujer, mientras se encontraba de servicio. Al darse cuenta de que le había bajado la regla, la guardia civil se ausentó durante 5 o 10 minutos de su puesto para acudir a un baño a ponerse una compresa. Según la información recogida por 'El País', el baño se encontraba a unos 300 metros del coche patrulla en el que prestaba servicio la agente.

Al regresar a su puesto, se encontró con un superior, un teniente que estaba aparcando en lugar donde se encontraba el coche patrulla, al que quiso explicarle el motivo de su breve ausencia. Sin embargo, lejos de comprender las circunstancias, el teniente le espetó que podía "ir al baño antes o después del punto de control, pero no durante". "A mí no me cuentes milongas, vas al baño antes o después del punto de control, pero no durante", le reprendió a gritos el teniente, según la versión de la agente, ratificada por su pareja de patrulla, según 'El País'.

La agente intentó explicar lo sucedido a sus superiores para denunciar el comportamiento del teniente, y tras una entrevista con un jefe, fue remitida al mando al que pretendía denunciar, de forma que tuvo que ser ella quien le comunicara al teniente su intención de denunciarle ante sus superiores. Tras conocer sus intenciones, el teniente se adelantó y elevó un parte disciplinario contra la agente por no haber pedido permiso para ausentarse. Según publica 'El País', el abogado de la agente ha confirmado que ha pedido la activación del protocolo contra el acoso laboral por el comportamiento del teniente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios