www.diariocritico.com

Los casos de coronavirus siguen creciendo en Europa a la vez que aumentan las protestas

domingo 08 de noviembre de 2020, 09:54h

El avance del coronavirus en Europa ha obligado a varios Gobiernos a endurecer las medidas y a volver a los confinamientos y al cierre de comercios, entre otras restricciones. Ha comenzado a vislumbrarse un hartazgo general en la población y cada vez se producen más protestas en el viejo continente.

Con casi 50 millones de casos de coronavirus a nivel mundial y más de 1,2 millones de muertos, la pandemia sigue generando grandes problemas en el panorama sanitario, social y económico de la mayoría de países. La segunda ola está afectando de lleno a Europa, que no deja de encadenar récord de contagios y varios países están ya sometidos a nuevos confinamientos y duras restricciones que están acabando con la paciencia de muchos.

Alemania: récord de contagios y protestas multitudinarias

El Gobierno de Angela Merkel volvió a decretar el confinamiento domiciliario hace unos días ante el incremento de casos en todo el país. Los últimos datos oficiales han señalado más de 20.000 nuevos casos y 130 fallecidos en las últimas 24 horas. Unas cifras alarmantes que pueden poner en jaque al sistema sanitario "en las próximas semanas", según ha advertido la propia Merkel y que ha calificado la situación de dramática.

Ante estos niveles récord, el Ejecutivo alemán ha endurecido las medidas para intentar minimizar la expansión del virus y además del nuevo confinamiento, ha cerrado el ocio nocturno, los bares y restaurantes, gimnasios y museos. Tan solo permanecen abiertos, al contrario que en el primer confinamiento de marzo, las escuelas.

Pero la población cada vez está más cansada y harta de las restricciones y el poco margen de maniobra de muchos sectores, especialmente el de la hostelería, y cada vez hay más protestas. La última en el país ha sido este mismo fin de semana, una protesta multitudinaria que ha reunido a miles de personas en Leipzig para mostrar su rechazo a las medidas de Merkel.

Las manifestaciones y protestas llevan sucediéndose en el país desde el inicio del verano, pero en las últimas semanas están tomando más fuerza y cada vez cuentan con más adeptos.

Francia, Grecia e Italia también protestan contra los confinamientos en medio de una nueva presión asistencial por el coronavirus

La situación de Alemania no es excepcional, en general en los principales países de Europa crece el rechazo a las nuevas restricciones de los Gobiernos para intentar frenar el avance del coronavirus.

En Francia, con una sanidad prácticamente al límite, con más de 20.000 casos diarios, el confinamiento impuesto y las demás restricciones, la curva sigue creciendo y la crispación de la sociedad también.

Una situación similar en Italia, con cuatro grandes regiones en alerta roja y un endurecimiento serio de las medidas ha hecho estallar a diversos colectivos, especialmente el del taxi, uno de los que más se ha quejado en las últimas semanas.

Bélgica rompe todos los esquemas con una incidencia de 1.600 por cada 100.000 habitantes y con un sistema sanitario colapsado que ya ha obligado al país a derivar a algunos pacientes a Alemania, cuya situación empeora por momentos. Grecia también se encuentra confinada y con descontento y protestas en la población al igual que Reino Unido, que afronta su segundo confinamiento.

En España el fantasma de un nuevo confinamiento planea desde hace semanas, especialmente cuando varias autonomías han solicitado al Gobierno el amparo legal para poder decretarlo, pero por ahora el Ejecutivo de Sánchez se resiste y ha pedido tiempo para evaluar los resultados de las nuevas restricciones aplicadas antes de decidir dicha medida, la que consideran como último recurso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios