www.diariocritico.com

Los investigadores de la OMS descartan la teoría conspirativa: el coronavirus no salió de un laboratorio

viernes 05 de febrero de 2021, 12:17h

Los expertos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que investigan desde hace días sobre el terreno el origen de la pandemia en la ciudad china de Wuhan, parecen descartar definitivamente la teoría de la fuga del virus de un laboratorio.

Si bien la investigación de la OMS sobre el origen del covid-19 llevará su tiempo y sus resultados no se conocerán rápidamente, ya hay unas primeras conclusiones.

En coccreto, esta semana los expertos de la OMS visitaron el Instituto de Virología de Wuhan durante 4 horas, en las que indagaron en sus laboratorios de alta seguridad.

Hay que recordar que en su día, el ya ex presidente de Estados Unidos Donald Trump acusó a este centro de haber dejado escapar el coronavirus y provocar la pandemia en todo el planeta.

Estos expertos también visitaron los pasados días el famoso mercado de Huanan, en Wuhan, donde se detectó el primer brote de la epidemia hace un año. Descartaron también la posibilidad a la que apuntaban las autoridades chinas sobre que el virus vino del extranjero en productos congelados y que luego se distribuyeron contaminados en dicho mercado.

Un virus de laboratorio

Trump apuntó a un laboratorio biotecnológico del Instituto de Virología de Wuhan como posible lugar de incubación del virus y dijo poseer pruebas, pero no las aportó nunca.

Para la OMS, aún nada evidencia que ese edificio fuera el epicentro de la pandemia y el rastro de los primeros casos lleva a un mercado de mariscos y animales local, el de Huanan, situado precisamente a 14 kilómetros del laboratorio de Wuhan.

Esa proximidad alienta las hipótesis de que el nuevo virus se fugó de esos laboratorios, pero, como ha precisado la revista Nature, "no hay evidencias" sobre esa relación y "los científicos creen que la fuente más probable del coronavirus es el mercado de animales".

En el ámbito científico, la teoría más comentada acerca de la posibilidad de que el nuevo coronavirus surgiera de una "ruta sintética" la publicó Li-Meng Yan en septiembre en la revista 'Zenodo'.

Ese texto fue muy divulgado sin que se tuviera en cuenta que no es experta en virología, sino oftalmóloga, y que era más bien un artículo de opinión, sin pruebas científicas, además de que la publicación corriera a cargo de una fundación vinculada a Steve Bannon, ex asesor de Trump y mentor de conspiraciones.

Se sucedieron análisis de instituciones de prestigio que negaron el carácter científico de las conclusiones a las que llegaba, lo que no fue óbice para que ella diera entrevistas por todo el mundo.

Sobre el laboratorio wuhanés pesa otro bulo reincidente: su vinculación a las compañías farmacéuticas que desarrollan las vacunas. Así, pueden encontrarse mensajes que indican que este es propiedad de Glaxo, que a su vez lo es de Pfizer, multinacional supuestamente propiedad de grandes fondos como BlackRock y Vanguard y con vínculos con George Soros y Bill Gates.

Sopa de murciélago

La mayor certeza del origen del virus es la zoonosis y la pista se pierde en el mercado de Huanan, en el que se vendía marisco, pescado, faisanes, serpientes y otros animales comestibles.

Contrariamente a lo que pregonaron muchos memes, la sopa de murciélago no es un plato típico en Wuhan, aunque sí lo es en la isla micronesia de Palaos, de donde provenían algunos vídeos compartidos.

Sería extraña la ingesta de murciélago en Wuhan, pero este dato apenas tiene importancia. En primer lugar, porque la zoonosis no tiene por qué darse por comer el animal en el que surge un nuevo virus; basta con la proximidad física.

Además, los científicos creen que el SARS-2 probablemente se originó en el murciélago, pero moró en otra especie antes de infectar a humanos. Así ocurrió con coronavirus anteriores, como las civetas en el SARS-1 y los camellos en el MERS. Para el SARS-2, el animal intermedio más probable es el pangolín.

En el mercado de Huanan se vendían productos congelados importados, dato al que apuntan medios de comunicación chinos, que sugieren que el nuevo coronavirus surgió en otro país, con pruebas como el hallazgo del virus en carne de vaca argentina llegada a otro mercado similar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios