www.diariocritico.com
El Gobierno impone el toque de queda con la aprobación del estado de alarma
(Foto: Moncloa)

El Gobierno impone el toque de queda con la aprobación del estado de alarma

> Moncloa pretende mantener el estado de alarma durante los próximos seis meses, hasta el 9 de mayo
> El toque de queda nocturno afectará a todo el territorio, excepto a las Islas Canarias

domingo 25 de octubre de 2020, 14:01h

El Consejo de Ministros ha aprobado el nuevo decreto del estado de alarma que han solicitado buena parte de las comunidades autónomas para dar cobertura legal a las restricciones y medidas para frenar los contagios por coronavirus. El Gobierno ha decidido imponer el toque de queda nocturno entre las 23.00 y las 6.00 horas, aunque las comunidades podrán modular el horario, de forma que pueda empezar entre las 22.00 y las 00.00 horas y terminar entre las 5.00 y las 7.00 horas. El toque de queda afecta a todo el territorio excepto a las Islas Canarias, dada su favorable situación epidemiológica.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido tras la reunión del Consejo de Ministros para confirmar la declaración del estado de alarma nacional, que se aprueba durante los próximos quince días, aunque esta misma semana, se someterá a votación en el Congreso su prórroga hasta el 9 de mayo de 2021.

Las autoridades delegadas durante este nuevo estado de alarma serán las comunidades autónomas, aunque se mantendrá la coordinación con el Ministerio de Sanidad. Con la declaración del estado de alarma nacional se impone el toque de queda nocturno entre las 23.00 y las 6.00 horas para limitar la movilidad nocturna, aunque las comunidades podrán elegir la franja horaria, de forma que podrá empezar de forma que pueda empezar entre las 22.00 y las 00.00 horas y terminar entre las 5.00 y las 7.00 horas.

Desde el viernes, un total de diez comunidades, así como la ciudad autónoma de Melilla, habían reclamado al Gobierno la declaración del estado de alarma para dotar de cobertura legal a las medidas de restricción de la movilidad y los contactos sociales.

"El Ejecutivo nunca va a ocultar la situación real de la pandemia, nuestra obligación es hablar claro y no maquillar la situación, y la realidad es que Europa y España estamos plenamente inmersos en la segunda ola", ha afirmado Sánchez al inicio de su comparecencia, antes de reiterar que el "estado de alarma es una herramienta constitucional para situaciones extremas como la que vivimos,y ya ha demostrado su eficacia para doblegar la curva y mantener a raya al virus, junto con la disciplina social, resistencia y moral de victoria".

Sánchez ha anunciado que "con carácter general se prohíbe libertad de circulación durante la noche, cuando solo se podrá circular por causas justificadas". Esta limitación se aplicará en todo el país, a excepción de las Islas Canarias, "qu presenta una situación muy positiva".

Con la declaración del estado de alarma, "las comunidades podrán decidir si limitan la entrada y salida en todo o en parte de su territorio, es decir, podrán decidir si confinan perimetralmente su territorio o algunas zonas".

Se establece como norma general la limitación de reuniones sociales en espacios públicos y privados a un máximo de 6 personas, salvo que se trate de convivientes, una medida que ya han adoptado la mayoría de las comunidades.

Sánchez ha anunciado que esta semana se celebrará en el Congreso el debate sobre la propuesta del Gobierno para extender seis meses el estado de alarma, esto es hasta el 9 de mayo. Durante el tiempo de vigencia, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, "rendirá cuentas cada días en el Congreso", y el presidente del Gobierno, espera que "los presidentes autonómicos hagan lo propio en los Parlamentos regionales como autoridades delegadas". El presidente ha confirmado que en el caso de que la situación mejore antes, "el estado de alarma se levantará sin demora; ni un día más ni un día menos".

El jefe del Ejecutivo ha aprovechado su comparecencia para "solicitar a todos los grupos políticos que el estado de alarma cuente con abrumador respaldo parlamentario, porque así lo exigen los ciudadanos, lo necesitan los actores economicos, y lo requieren los gobiernos autonómicos y las autoridades sanitarias". Según ha avanzado, ya ha mantenido contactos con los partidos políticos, aunque no ha querido desvelar las posiciones que le han trasladado.

Sánchez también se ha referido al acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud, en el que se fijaron 4 niveles de alerta o riesgo, así como indicadores comunes y medidas para los diferentes escenarios. Se trata de una "suerte de semáforo que define la situación y las medidas a palicar en función de la evaluación de riesgo, que tiene en cuenta indicadores epidemiológicos y asistenciales, así como otras características como la vulnerabilidad de la población". Según ha recordado la incidencia acumulada de casos en las últimas dos semanas se sitúa en 362 casos por cada 100.000 habitantes a nivel nacional, y conforme al plan aprobado con las autonomías, la situación es de riesgo extremo cuando se superan los 250 casos, algo que ocurre en casi todo el territorio nacional.

"El reto es alcanzar una incidencia por debajo de 25 casos por cada 100.000 habitantes; nos queda un largo recorrido pero no me cabe duda de que lo lograremos como hicimos en la primera ola", ha afirmado.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios