www.diariocritico.com

Terceras elecciones con olor a mazapán: podrían celebrarse el día de Navidad o el de Año Nuevo

Terceras elecciones con olor a mazapán: podrían celebrarse el día de Navidad o el de Año Nuevo
(Foto: EP)

> Si se llegara a producir otro adelanto electoral, la participación podría verse muy afectada

jueves 04 de agosto de 2016, 16:16h
El calendario político empieza a ajustarse y podría desembocar en unas terceras elecciones muy navideñas. Si finalmente el presidente en funciones, Mariano Rajoy, se somete a una fallida votación de investidura la última semana de agosto o la primera de septiembre y tampoco fructifica ninguna alternativa por la izquierda, los españoles podrían ser llamados a las urnas el 25 de diciembre o el día 1 de enero debido a los plazos legalmente establecidos.
El PP ha manifestado ya que el partido baraja la posibilidad de celebrar un debate de investidura la última semana de agosto o la primera de septiembre a más tardar. Es decir, si para entonces las negociaciones con Ciudadanos y el PSOE siguen en punto muerto -tanto Albert Rivera y Pedro Sánchez sostienen que no cambiarán su anunciado sentido del voto, insuficiente para Mariano Rajoy- sólo habrá dos posibilidades: una alternativa de izquierdas o la convocatoria de nuevas elecciones.

De ser este último el caso, serían unas elecciones muy navideñas, atendiendo a lo dispuesto en la Constitución.
El punto quinto del artículo 99 establece: "Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso".
Si la hipotética votación fallida de investidura de Mariano Rajoy se produjera la semana del 29 de agosto o la del 5 de septiembre, empezarían a correr los plazos para investir a un candidato alternativo si lo hubiere. Si se agotase el plazo máximo disponible, la Ley Orgánica del Régimen Electoral General establece en el artículo 42.2 que las elecciones se celebrarán el "día quincuagésimo cuarto posterior a la convocatoria", es decir, 54 días después de que Felipe VI disolviera las Cámaras.

Con el calendario en la mano, esto supondría que si se celebraran unas terceras elecciones habría un alto riesgo de que estas se colocaran en el día de Navidad, 25 de diciembre, (si la votación de investidura de Rajoy se celebrase la última semana de agosto) o el día de Año Nuevo, (si se produjera la semana siguiente), ambas fechas muy señaladas que caen en esta ocasión en domingo.

En las pasadas elecciones del 26-J, finalmente se produjo una abstención (30,16%) muy similar a la registrada el 20-D (30,33%) pese a la casuística veraniega que hacía temer una menor participación. Sin embargo, unos terceros comicios en plena época navideña podrían influir en este aspecto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios