www.diariocritico.com
Apuntes desde la sala. Prudencia y respeto

Apuntes desde la sala. Prudencia y respeto

Es como el área de penalty. Al fondo, el tribunal; a su izquierda, la fiscalía; a su derecha, los primeros pupitres de abogados y especialmente, el más bajo, el que ocupa ocasionalmente el abogado defensor al que toca interrogar a su patrocinado. Y todos ellos en torno a punto principal: la silla solitaria y tapizada de azul que han ocupado ya cuatro de los 29 procesados, justo frente al micrófono de pié. Tres de ellos, los presuntos ideólogos del 11M, El Sayed, El Haski y Belhad para declarar a tiempo parcial. El último, por orden de aparición en escena, Zougam, un presunto asesino,  para, de momento, contestar e intentar convencer a la animosa fiscal Olga Sánchez. Y detrás todos los demás.

Se asemeja a una larga nave de una iglesia de dolientes en la que las primeras filas están reservadas a los que el juez del Olmo consideró causantes de la inmensa tristeza y la rabia de todo un país. Y luego, fila a fila, lo que los funcionarios de la Audiencia Nacional llaman a voz en grito para que pasen  antes de  cada reanudación de la vista: “¡público!”.

Y entonces, cuidado, mucho cuidado, porque todos los que ocupan esas sillas, en una imposible mezcolanza, nunca quisieron estar juntos. Si son víctimas se arropan  entre ellas mientras no pueden evitar mirar, todas juntas, a los familiares de los acusados, sentados allí mismo, como pidiéndoles una explicación. Pero callan. Y si son familiares de los acusados callan también entre miradas furtivas al banquillo o a la pecera de los presos para intercambiar una mirada con el suyo. Estos familiares de encausados de la Casa de Campo son más prudentes que los que llenan en cada juicio la apretujada sala de la Audiencia en Génova cuando se juzga a etarras. Aquellos no se reprimen en levantar el puño para saludar “!Gora!” y dar ánimos al presunto terrorista que se las ve al fin con la justicia. Aquí no. Si la primera sesión del juicio fue la de las miradas cruzads esta segunda ha sido la de los silencios prudentes. Sin que haya bajado un ápice la tensión en una convivencia irreal pero ejemplar.

CABREO. “!Oiga! Aunque sea usted periodista es marroquí y sabe árabe, ¿podría echar una mano a los traductores?” Se lo dijeron en broma, pero es que el Tribunal está de los nervios con los traductores de árabe, casi la única voz perceptible de los acusados en la Sala. Porque a tres de los que han declarado además de que no se entiende el idioma casi ni se les oye. Se expresan muy bajito, lo suficiente para que el micrófono lleve el audio justo al traductor. Y entre los traductores hay uno muy bueno pero los demás son un desastre. Y luego van y llegaron tarde una vez haciendo esperar media hora a todo el mundo para reiniciar una sesión. “!Y además cuestan una pasta!”, aseguran en la Audiencia Nacional bastante cabreados. Bien que sabe el letrado defensor del Egipcio, Endika Zulueta, lo irascible que puede ser el presidente Javier Gómez Bermúdez. Lo bueno de este hombre es que pide perdón.

RESPETO. “Fredom of the press. Libertad de la Prensa”. Así reza un rótulo en una postal de esas que se suelen utilizar para felicitar un cumpleaños o gastar una broma a la novia o los amigos. Pero esta va en serio. En la parte de atrás se pide en francés respeto para las víctimas que no quieran contestar a las preguntas de los periodistas. Varias de estas postales estaban en los bancos de la sala de prensa. La organización quiere mirar en lo posible por las víctimas que acuden al juicio. Hoy fueron menos que ayer. Y además prefieren llegar tarde porque los psicólogos les han recomendado que lo hagan así para evitar el acoso de las cámaras y las alcachofas de las radios y las televisiones. Claro que no todos han cuidado el respeto en esa sala. En uno de los ordenadores que ha colocado allí el Ministerio de Justicia para que podamos escribir nuestras crónicas había un salvapantallas que aún puede herir la sensibilidad del espectador. Sobre fondo negro y en letras mayúsculas y amarillas dice: “Arriba España!!!” Un respeto, oiga.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.