www.diariocritico.com
Unión de América Latina y el Caribe brota en Brasil

Unión de América Latina y el Caribe brota en Brasil

Las cuatro cumbres celebradas en Brasil en apenas un día y medio concluyeron con un prometedor acuerdo para crear y poner a funcionar en 2010 la Unión de América Latina y el Caribe, un nuevo organismo que pretende afianzar la independencia regional.

La "combocumbre", bautizada así por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, incluyó una reunión del Mercosur, otra de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), una tercera del Grupo de Río y la primera Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC), todas ellas en el lujoso balneario brasileño de Costa do Sauípe.

La decisión de crear esa Unión de América Latina y el Caribe, en la que no tendrán cabida Estados Unidos y Canadá, se adoptó en el primer cónclave de la región, convocado por el mandatario brasileño y anfitrión, Luiz Inácio Lula da Silva.

El objetivo, según explicó el presidente de México, Felipe Calderón, en una rueda de prensa al término de la cumbre, es que la Unión comience a funcionar plenamente a comienzos de 2010, coincidiendo con las celebraciones del bicentenario de la independencia de la mayoría de los países de la región.

Calderón indicó que el futuro organismo multilateral englobará a todos los países de América, desde el Río Bravo hasta la Patagonia, y contará con una estructura y funciones permanentes.

Lo que quedó claro es que América Latina y el Caribe están enviando señales a Washington de que las cosas han empezado a cambiar en lo que durante décadas ha sido llamado el "patio trasero" de Estados Unidos.

Los jefes de Estado y de Gobierno de 33 países latinoamericanos y caribeños aprobaron también una declaración en la que alzan su voz contra las naciones ricas y les piden que asuman su responsabilidad en la crisis económica.

Sin embargo, a pesar de los numerosos comentarios sobre la crisis mundial que se oyeron en las cuatro cumbres, las referencias a Cuba coparon gran parte de las intervenciones de los mandatarios y de las conversaciones de los periodistas.

El presidente cubano, Raúl Castro, debutó como gobernante en foros internacionales en el exterior y selló la entrada de la isla, por la puerta grande, en el Grupo de Río.

Además, hubo críticas unánimes y reiteradas al bloqueo impuesto por EE.UU. a Cuba e incluso el presidente boliviano, Evo Morales, propuso a sus colegas retirar a los embajadores estadounidenses en sus países, si el Gobierno que encabezará Barack Obama no levanta el embargo económico a la isla en un plazo por determinar.

También se concretaron varias visitas oficiales de gobernantes suramericanos a Cuba, que empezarán con las del ecuatoriano Rafael Correa y la argentina Cristina Fernández en enero y continuarán en febrero con la programada por Michelle Bachelet.

Grupo anti crisis

Además los países decidieron crear un grupo de trabajo de alto nivel para elaborar propuestas conjuntas destinadas a hacer frente a la crisis internacional.

Los mandatarios, según el texto, decidieron "crear un grupo de trabajo de alto nivel integrado por destacados especialistas de cada país de América Latina y el Caribe, con el objetivo de elaborar y proponer posiciones comunes e iniciativas concretas compartidas para enfrentar la crisis financiera internacional y para la construcción de una nueva arquitectura financiera".

Los jefes de Estado de la región programaron la primera reunión de dicho grupo para el 16 de marzo de 2009 en Chile, país que será el coordinador de este mecanismo.

Unasur y Mercosur

Las cumbres del Mercosur y de la Unasur concluyeron con logros menores y quedaron para próximas reuniones los asuntos más espinosos.

En el caso del Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, no se firmó el acuerdo para eliminar el doble Arancel Externo Común (AEC) ni se concretó el Código Aduanero regional.

Tampoco hubo adelantos en el proceso de adhesión de Venezuela al bloque y muchos interpretaron como un explícito desaire la tardanza del presidente de ese país, Hugo Chávez, que no llegó a tiempo para participar en el cónclave del Mercosur.

En cuanto a la Unasur, no se llegó a un consenso para destrabar la designación del secretario general del bloque, integrado por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

El problema nace del veto de Uruguay a la candidatura del ex presidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007) para liderar el bloque suramericano y la Unasur acordó darse de plazo hasta abril próximo para negociar el mecanismo de elección del secretario general, que actualmente se hace por unanimidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios