www.diariocritico.com

Las elecciones belgas dejan un ascenso de la extrema derecha menor de lo pronosticado

lunes 09 de octubre de 2006, 12:00h
Sí, ha habido cierto ascenso de la extrema derecha en las elecciones provinciales y comunales de Bélgica. Pero se deben mirar otros datos, como que su partido, el Vlaams Belang (VB), perdió su puesto de primera fuerza política en las municipales y provinciales de Amberes, su bastión tradicional. Además, en cómputos generales, su ascenso fue más moderado de lo anunciado.
Las elecciones belgas dejan un ascenso de la extrema derecha menor de lo pronosticado
El ascenso de la extrema derecha del Vlaams Belang (Interés Flamenco) en la región de Flandes será más moderado de lo que se esperaba, según los primeros resultados de las elecciones provinciales y comunales que se celebraron el domingo y en las que, según los expertos, la formación xenófoba e independentista no obtendrá el umbral del 40-45% de los votos, tal y como se había vaticinado.

"Lo peor se ha evitado", afirmó un analista político en la televisión belga RTL para referirse a los resultados que, según el escrutinio a las 17.30h, descartaban el gran ascenso del Vlaams Belang que auguraron las encuestas previas a los comicios de este domingo.

El analista apuntó a que, si continúa esta tendencia a lo largo de todo el escrutinio, el Vlaams Belang habrá aumentado el número de votos con respecto a las elecciones provinciales de 2000, pero éste habrá disminuido en relación con los comicios regionales de 2004, cuando obtuvo el 24,15%.

En las dos citas electorales anteriores a la de hoy se trató de la candidatura del Vlaams Blok, semilla del Vlaams Belang y que fue ilegalizado en noviembre de 2004.

No obstante, la formación de extrema derecha también se alzó como la lista más votada en otras localidades, como Schoten con el 34,7%, o en Borsbeek, con el 28,7% de las papeletas. En otras localidades también obtuvo un apoyo notable y quedó en segundo lugar, como en Saint Nicola, con el 27,3%, y en Brasschaat, con el 26,1%, en ambos casos con el 50% de los votos escrutados.

Éstos son algunos de los primeros resultados de las elecciones comunales (de los barrios) y provinciales (excepto en Bruselas) que se celebraron este domingo en Bruselas, con la atención puesta en la región de Flandes y en el eventual ascenso de la extrema derecha del Vlaams Belang que, según los primeros análisis, no habría alcanzado los resultados históricos que se preveían en principio.

Sus representantes reprochan el trato que dan los políticos belgas a la región de Flandes y apuestan por que los inmigrantes que lleguen a ella se integren y vivan según el modo de vida flamenco. Estos mensajes aparecen en su página web, junto a otros que rechazan la entrada de Turquía a la UE y la adopción por parte de parejas homosexuales.


La extrema derecha pierde Amberes

La extrema derecha perdió su puesto de primera fuerza política en Amberes, su bastión tradicional, en beneficio de los socialistas de Sp.a Spirit, que prácticamente multiplicaron el número de votos respecto a las anteriores elecciones municipales del año 2.000.

Con el escrutinio prácticamente completado, el Sp.a Spirit registró el 35,7% (+16,2%) de los votos y 22 escaños, frente al 32,8% (-0,8%) de la extrema derecha, que queda con 20 escaños. Los democristianos quedan en tercer lugar (11,4%, 6 escaños) y los liberales se desploman hasta la cuarta posición, siguiendo la tendencia registrada en el resto de la región de Flandes (10,1%, 5 escaños). La última posición corresponde a los Verdes, con un 4,9% y dos escaños.

Los resultados confirman la labor del líder de los socialistas, Patrick Janssens, que ha ejercido como alcalde durante los últimos años gracias al llamado 'cordon sanitario', el pacto entre todas las fuerzas políticas para impedir que gobierne el VB.

El líder de esta formación, Philip de Winter, que aspiraba a ser alcalde de Amberes, aseguró que nada había cambiado en Amberes porque el Vlaams Belang se mantenía estable y los socialistas subían a costa de los liberales. Sin embargo, el resto de partidos políticos y los medios belgas interpretaron el estancamiento de la extrema derecha en su feudo como un cambio de tendencia tras haber tocado techo.

El Vlaams Belang también ha retrocedido posiciones en otras grandes ciudades flamencas, como Gante o Malinas, pero mantiene sus posiciones en la periferia de Amberes (en las comunas de Schoten, Stabroek y Bosrbeek).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios