www.diariocritico.com

Vuelve la Champions League

El Madrid peleó el empate contra el Lyon (2-2)

El Madrid peleó el empate contra el Lyon (2-2)

El Real Madrid deberá conformarse con la segunda plaza del grupo E de la Liga de Campeones, y además sin revancha, aunque ofreció una muesca más a su afición para seguir creyendo después de salvar un empate insuficiente ante el poderoso Olympique de Lyon (2-2), remontando un 0-2 adverso, con Guti lesionado en el primer acto y errando un penalti en el último suspiro para haber concretado la remontada en una notable noche europea.

Un Lyon mermado, con bajas importantes y sin forzar revoluciones, estuvo cerca de tomar con aparente sencillez el coliseo merengue de no ser por el arreón final de los blancos, que ni siquiera sus aficionados esperaban ya.

   En cinco minutos, el conjunto madridista transformó un partido mediocre, en el que el campeón francés le había mostrado que todavía le queda mucha lección por aprender, en un ejercicio de carácter para levantarse contra un equipo superior. El guión pudo incluso haber terminado con una sonrisa más amplia si Van Nistelrooy hubiera convertido una pena máxima en la recta final.

   Le bastaron dos zarpazos y un Carew sensacional, que en ocasiones ridiculizó a toda la zaga local, para que el Lyon extendiera su poderío fuera de sus fronteras. El Real Madrid, por su parte, evitó con coraje salir mal parado de un choque entre iguales. Pareció el hermano pequeño que se enfada porque las cosas no son como quiere mientras el mayor, el Lyon, ejerce la autoridad que le concede sentirse superior en lo futbolístico.

   La línea inicial del partido, con un Real Madrid dominador del esférico y un Lyon bien posicionado, se rompió de súbito con una sensacional jugada personal de Carew. El noruego se libró de Cannavaro, todo un supuesto 'Balón de Oro' y sin recursos para frenarle, y se marchó directo a la meta de Casillas, sin que los brazos de Helguera le inmutaran lo más mínimo, para batirle con el recurso del 'punterón', poco estético pero eficaz.

   El gol trastocó los planes de Capello, que 'pataleó' en el banquillo. El primer puesto del grupo parecía ya inalcanzable y además el Lyon tenía facultades para amargar la noche europea a los blancos. Tiago, en un mano a mano con Casillas, y Carew lo volvieron a intentar antes de la media hora, reivindicando la fama visitante de buenos contragolpeadores y que las ausencias no marcan un estilo perfectamente definido y de una sobresaliente capacidad defensiva.

   Al Real Madrid le faltaban recursos e imaginación. Contrariado cuando empieza perdiendo, se fue deshilachando. Tampoco ayudó la sustitución del lesionado Guti, el único canalizador. Los guiones se le rompen a Capello sin el marcador a favor y aunque Emerson y Diarra mejoran en su rol principal, el de taponar el juego del rival, aún necesitan un salto grande para favorecer la creación de los suyos. Raúl se multiplica, pero siempre parece faltarle ese metro que le hizo grande años atrás. Y Robinho caracolea e inventa, pero sin eficacia.

El Lyon, infranqueable.

   Bajo ese prisma, al Lyon sólo le faltaba acertar en una de sus jugadas más certeras, los lanzamientos de falta de Juninho Pernambucano. Y así fue a la media hora de juego cuando un envío del brasileño al área pequeña permitió a Malouda adelantarse a Casillas y hacer el segundo de los franceses, en un modo que alimenta las dudas que algunos tienen sobre el guardameta madridista.

   El equipo de Houllier, infranqueable en su campo, también ganaba algunos duelos personales, como el de Abidal con un flojo Reyes, o el de Cris con Van Nistelrooy, desaparecido en la primera parte. El Real Madrid se mantenía en pie por casta y al menos pudo recortar distancias antes del descanso en un saque de esquina que terminó rematando Diarra, en su tercer gol como madridista, el segundo consecutivo, y ya se sabe, a un ex equipo.

   En la segunda mitad, los blancos forzaron más la naquinaría desde la pasión y arrojo que conceden las noches europeas en el Bernabéu y el Lyon se refugió, contento con la renta e indiferente a lo que podía suceder en el césped. Así, después de varios intentos y cuando el marcador parecía ya inmutable, el equipo blanco alcanzó el empate por medio de Van Nistelrooy en una nueva jugada a balón de parado.

   El holandés apuntilló un buen cabezazo de Raúl que tropezó en el palo para firmar el empate. Y pudo incluso haber conseguido la victoria si hubiera acertado con una pena máxima que cometió Cris sobre él mismo, pero los blancos tampoco había merecido tanto y se siguen atragantando con el Lyon, al que todavía no ha ganado.

FICHA TECNICA

   --RESULTADO: REAL MADRID, 2 OLYMPIQUE DE LYON, 2 (1-2, al descanso).

   --EQUIPOS.

   REAL MADRID: Casillas, Sergio Ramos, Cannavaro, Helguera, Roberto Carlos, Diarra, Emerson (Cassano, min.76), Robinho, Guti (Reyes, min.21), Raúl y Van Nistelrooy.

   OLYMPIQUE DE LYON: Coupet, Reveillere, Cris, Squillaci, Abidal, Toulalan (Alou Diarra, min.90), Tiago, Juninho, Clerc; Malouda y Carew.

   --GOLES.

   0 - 1, minuto 11. Carew.

   0 - 2, minuto 31. Malouda.

   1 - 2, minuto 39. Diarra.

   2 - 2, minuto 83. Van Nistelrooy.

   --ARBITRO: Terje Hauge (Nor). Amonestó a Roberto Carlos (min.75), Cannavaro (min.83), Raúl (min.90) y Sergio Ramos (min.90) en el Real Madrid y a Toulalan (min.19), Reveillere (min.50), Juninho (min.54) y Malouda (min.90) en el Olympique de Lyon.

   --ESTADIO: Santiago Bernabéu, alrededor de 70.000 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios